En Cali repararon la T-41 Mascalero, aeronave que se creía perdida

Mayo 30, 2017 - 11:40 p.m. Por:
Redacción El País
La aeronave T-41 Mascalero

Ahora la Escuela de Aviación Militar Marco Fidel Suárez, pasó de tener nueve aeronaves a diez, indispensables para el aumento de cadetes en formación.

Jorge Orozco / El País

Un grupo de técnicos de la Escuela Militar de Aviación Marco Fidel Suarez, Emavi, se dedicó durante cuatro meses a la reparación de una aeronave que sufrió un accidente en el 2015 y se volvió parte del museo de la escuela, pues ya se creía inservible.

Es la primera vez que se logra recuperar una aeronave por este grupo de técnicos y ayer realizó su ‘primer vuelo’ después de reparada. Aterrizó en la pista de la Emavi donde fue bautizada y recibida con dos chorros de agua de los carros de bomberos en medio de un escuadrón de pilotos como acto simbólico.

La aeronave es una T-41 Mescalero FAC-2418 del año 1968 utilizada para instrucción primaria de los futuros cadetes de la Escuela de Aviación. “El proyecto empezó formalmente en febrero hasta el 20 de mayo, fueron cuatro meses donde se hizo evaluación de daños de la aeronave, miramos los puntos críticos, elementos averiados y después ensamblamos la aeronave, hicimos reparación de planos, se hizo remoción de pintura de tren principal y nariz, verificación de pieles en mal estado, y un mantenimiento general”, contó Miguel Buitrago, jefe de Inspectores de la Emavi del grupo técnico. Esto aumenta el número de aeronaves y la capacidad de entrenar más pilotos. “Una aeronave entrena tres pilotos diarios que es el promedio de Emavi, serían tres más que se suman al curso de formación”, dijo el jefe de inspectores.
En el año 68 la flota era de 30 aeronaves y en el 2015 eran apenas 9 aeronaves. “Hemos tenido bastantes accidentes y pérdidas de aeronaves, otros se han dado de baja, ahora después de esto nos dimos cuenta de que las podemos recuperar más fácilmente y a un menor costo”, agregó Buitrago.

Este menor costo se ve reflejado en la evolución de las pruebas técnicas pues ahora existe el ensayo no destructivo, NDT.

“NDT se hace con rayos X, es decir nos permite tener acceso a la aeronave, saber si tiene alguna fractura interior sin necesidad de destruir la nave lo que disminuye gastos”, contó Buitrago.

El Coronel Lincoln Parada Galvis, subdirector de la Emavi, este proyecto demuestra la capacidad de recuperación del grupo técnico de Emavi. “En el año 2015 esta aeronave sufrió un incidente y pensamos inicialmente que no se podía recuperar pero con la tenacidad del grupo técnico y de la empresa Central Charter se logró un diseño adecuado”, aseguró el Coronel.

Ahora el grupo de técnicos piensa recuperar otra aeronave, también T-41, que al igual que la que acaban de reparar también sufrió un accidente y será beneficioso para la formación de los futuros cadetes.

Primera experiencia

Esta aeronave es la que utilizan los estudiantes que tienen su primera misión.

Las primeras seis misiones de cadetes apenas están aprendiendo a aterrizar.

El accidente que sufrió la aeronave en el 2015 fue en una de las misiones de los cadetes.

Un avión de instrucción es el primer paso de un cadete para conocer las aeronaves.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad