En promedio, cada dos días muere un niño por maltrato en Cali

Julio 08, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
En promedio, cada dos días muere un niño por maltrato en Cali

Las cifras revelan que los grupos armados y las pandillas son los principales causantes de las muertes infantiles en la ciudad. Los padres y familiares cercanos siguen en la lista.

Durante los cinco primeros meses del año fallecieron 77 menores en Cali por violencia o malos tratos. Los actores armados por fuera de la ley, las pandillas, narcotraficantes y delincuencia común son los principales causantes de esta cifra.

A mayo 31 del 2011 han fallecido a causa del maltrato y la violencia 77 niños en la ciudad, eso quiere decir que en Cali muere un menor de edad cada dos días por estas acciones.Los actores armados por fuera de la ley, así como las pandillas, narcotraficantes y delincuencia común son los principales causantes de este panorama, seguidos por los padres y familiares cercanos, quienes son también abusadores y maltratadores. Mariluz Zuluaga, secretaria de Bienestar Social de Cali, explicó que diariamente decenas de niñas, niños y adolescentes reciben atención en los ocho hogares de paso existentes en la ciudad, donde son remitidos por situaciones de maltrato, abuso sexual, abandono y situación de calle.“Durante el 2010 fueron atendidos 1.924 casos de niños y niñas maltratadas en los hogares de acogida del Municipio, víctimas de abandono y negligencia, vida en calle, vulneración de su derecho a la protección, falta de red familiar, sospecha de abuso sexual, maltrato físico, consumo de sustancias psicoactivas y violencia familiar”, señaló la funcionaria. La mayoría de las víctimas (730) fueron menores entre 14 y 18 años, seguidos de aquellos con edades entre 9 y 13 años (688). Por género, la estadística señaló que 954 casos fueron de niñas y 970 de varones. En 2011, con corte a mayo 31, han sido atendidos 975 menores por causas de maltrato, el 38% con edades entre 9 y 13 años; 37% entre 14 y 18 años; el 18% de 2 a 8 años y el 6% entre 1 día y un año. El 32% de los casos de niños maltratados sufre algún tipo de discapacidad, el 17% es habitante de la calle y el 5% son desplazados.Katherine, de 15 años, es una de la menores maltratadas que llegó a uno de los hogares de paso. Ella fue herida por su madre con un puñal en su brazo derecho y tiene múltiples hematomas en el 70% de su cuerpo. Herida, cansada del abuso y con una pesada carga de antecedentes de maltrato de su progenitora cada vez que se embriagaba, la adolescente de 15 años llamó a la Policía de Infancia y Adolescencia, que la llevó primero a un centro asistencial en salud y luego a uno de los hogares de paso de la Secretaría de la Bienestar Social.Según la apreciación del psicólogo, en su primera entrevista la niña manifestó tener buena relación con su familia, excepto cuando su mamá consume licor. Actualmente la menor se encuentra protegida y con el acompañamiento de un psicólogo y una trabajadora social, quienes remitirán el caso a una comisaría de familia para definir su situación. Su madre aún se encuentra en libertad.Ana Lucía Ortiz, coordinadora de uno de los hogares de paso, explicó que desde el año 2009, fecha en que arrancó el programa, 4.000 menores han sido asistidos.“El 20% de los casos son de niños reincidentes que ya han estado en nuestros hogares hasta cuatro veces, lo que indica un historial de maltrato repetitivo”, dijo. Según Ortiz, los días de mayor afluencia de personal son los fines de semana, donde se pueden presentar hasta 250 muchachos, esto debido a la misma dinámica de la ciudad. “Los fines de semana con puente la cifra se dispara”. Las cifras señalan que el 60% de los niños maltratados son afrodescendientes y seis de cada diez casos reportados provienen del Oriente de Cali.María de Pilar García, psicológa y coordinadora de uno de los hogares de paso, señaló que ante la compleja situación no se imagina los nefastos resultados sociales si los niños maltratados no son atendidos. “Lo peor de todo es que estas cifras nunca disminuyen sino que tienen una tendencia al alza, creo que se deben seguir los programas actuales y reforzarlos”, manifestó por su parte Clemencia Sarria, miembro de la Policía de Infancia y Adolescencia de Cali.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad