En Cali, producción estrella de la Metropolitan Opera de Nueva York

En Cali, producción estrella de la Metropolitan Opera de Nueva York

Febrero 15, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

El miércoles en el Multiplex de Chipichape, los caleños podrán ver en directo la producción estrella de la Metropolitan Opera de Nueva York: ‘Nixon en China’. Todos los detalles.

Hace 40 años, Henry Kissinger viajó en secreto a Shanghai para preparar una jugada política que cambiaría la historia del mundo: la visita del presidente de los Estados Unidos, Richard Nixon, al máximo líder de la República Popular China, Mao Tse-Tung. Era la primera vez que un presidente norteamericano viajaba al territorio de su enemigo asiático después de la Segunda Guerra Mundial. Por esta razón, la visita histórica que finalmente se cristalizó el 21 de enero de 1972, fue seguida con gran entusiasmo por gente de todo el mundo.No era para menos. Este movimiento diplomático resultaba tan insólito en aquel entonces como lo había sido la visita del primer hombre a la Luna. Incluso la expresión “como Nixon en China”, se convirtió a partir de ese momento en una metáfora para describir toda jugada política osada e inesperada. La visita de Nixon ocurrió cuando las relaciones con la antigua Unión Soviética estaban ya deterioradas, pululaban los gobiernos de izquierda en Europa del Este y China avanzaba sin freno por la ruta comunista.No obstante, Nixon se quedó una semana en el país oriental al que tanto criticaba. Comió, bailó, bebió y rió. Junto a su esposa Pat, visitó la Gran Muralla China y Beijing como un turista feliz, y al final del encuentro los mandatarios declararon saneadas sus relaciones diplomáticas, resquebrajadas hacía más de dos décadas. La visita de Nixon ha llenado millones de páginas, y ha quedado registrada en todas las versiones cinematográficas que se han hecho sobre la vida del polémico mandatario que, dos años más tarde, en agosto de 1974, renunció a la presidencia tras el sonado escándalo del ‘Watergate’.No sorprende, entonces, que el episodio haya dado incluso para una ópera titulada ‘Nixon en China’, escrita en 1987 por el músico estadounidense John Adams, ganador del Premio Pulitzer y célebre por sus aportes a la música contemporánea.Este soberbio montaje, de 240 minutos de duración, comienza con el aterrizaje del avión de Nixon en Pekín. Paso seguido, se entona el aria sobre el poder de la televisión, se produce la reunión con Mao en el gabinete presidencial y llega la hora del banquete formal. Sin embargo, a medida que avanza la ópera, y hacia el último acto, el humor se vuelve melancólico. La oscura psicología de los personajes entra en escena. Nixon deja de ser el turista liviano y aparentemente despreocupado, y los personajes se tornan introspectivos.Los presidentes se mienten el uno al otro en una cama estrecha, y reflexionan sobre sus fallos y aciertos teniendo como telón de fondo la estremecedora música compuesta por Adams.Ópera, danza y video Al comienzo, la idea de hacer una ópera sobre un tema tan reciente y tan político como el encuentro de dos presidentes, resultaba extraña incluso para su creador, sobre todo porque varios de los protagonistas aún estaban vivos. Sin embargo, la ópera se basa en fuertes arquetipos y mitos, ¿y quién podría negar hoy que Nixon y Mao son mitos modernos? En palabras de John Adams, “El encuentro de Nixon y Mao es un momento mitológico en la historia mundial, particularmente en la historia americana”, y añade: “esta obra nos muestra cómo la ópera puede revelar otras dimensiones y nuevos matices de la historia”.Adams hizo historia con ‘Nixon en China’, pues inventó un nuevo tipo de teatro musical ‘posmoderno’, en el que se mezclan ópera, danza, video y proyecciones. Imperdible.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad