En paro indefinido se declararon los transportadores de buses de Cali

Agosto 30, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa
En paro indefinido se declararon los transportadores de buses de Cali

Tras los disturbios generados por algunos miembros de las movilización de los transportadores, “tuvimos un fuerte impacto sobre la flota del sistema, con daños avaluados en 700 millones de pesos", explicó Juan Carlos Orobio, director de Transporte de Metrocali.

Rechazo al acuerdo firmado entre la Alcaldía y voceros de los transportadores desencadenó un paro indefinido de conductores de buses tradicionales. Pérdidas del MÍO tras disturbios ascienden a 700 millones de pesos.

Los transportadores de buses tradicionales se declararon en paro indefinido desde la noche del pasado miércoles, según indicaron los voceros del gremio, en rechazo a la normativa que exige la salida de estos vehículos de circulación de las calles de Cali y del supuesto incumplimiento de los acuerdos a los que habían llegado con la Administración Municipal.Cabe recordar que en la tarde del pasado miércoles, los voceros de la Asociación de Pequeños Transportadores Asoprotrans, se reunieron con miembros de la Alcaldía para llegar a un acuerdo ante la pronta salida de circulación de los buses, en medio de una movilización en la que participaron más de mil personas y 600 buses, que bloquearon las principales vías de la ciudad.Según Colprensa, Miguel Ángel Victoria, vocero de la Asociación de Pequeños Transportadores, Asoprotrans, la secretaría de Tránsito incumplió el acuerdo que se había generado el pasado martes 21 de agosto que descartaba operativos de inmovilización. "No solo están inmovilizando los vehículos, si no que cancelaron la expedición de la tarjeta de operación, lo que nos deja en desventaja", sostuvo Victoria. Esta situación motivó la masiva caravana de buses por las principales calles de Cali hasta el Centro Administrativo Municipal CAM, en donde los voceros de Asoprotrans se reunieron con el personero Municipal, Andrés Santamaría, y con la alcaldesa encargada (hasta el miércoles pasado) María Helena Quiñonez.Allí firmaron un acuerdo en el que se estipuló respetar lo pactado en reuniones anteriores hasta el próximo encuentro, del 5 de septiembre, en dónde la Alcaldía mediará en la definición de tiempos de salida de los buses y costos en los que se venderán los buses.Además el alcalde Rodrigo Guerero confirmó que la salida de los buses tradicionales de las calles de Cali "no tiene vuelta de hoja", que se dará progresivamente como estaba estipulado y que no habrá ninguna medida adicional a las previamente acordadas con los representantes del gremio.Al final de la tarde del miércoles pasado, este acuerdo fue rechazado por la mayoría de los transportadores, lo cual desencadenó fuertes disturbios en la ciudad, que según informó Metrocali dejaron 295 vehículos impactados (205 padrones, 36 buses complementarios, 50 articulados y 2 estaciones)"Nos vamos a quedar sin trabajo. Como transportadores aún tenemos varios puntos que la Alcaldía no ha tenido en cuenta: la indemnización por nuestro trabajo, la oportunidad de ser el 30% de la oferta de transporte, el acuerdo por un precio justo por la compra de los buses, entre otros", explicó Jorge Enrique Moreno, uno de los voceros del gremio perteneciente a la empresa Coomoepal.Pese al anuncio del paro, durante este jueves algunos buses tradicionales continuaron circulando por la ciudad, ante lo cual Moreno responidó que "los conductores de estos buses están socializando con los usuarios la información del paro y trabajando para invertir el dinero en los gastos que el gremio necesite en el cese de actividades".

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad