En la Autopista Suroriental no hubo un 'arboricidio', aclaran autoridades

Diciembre 16, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co
En la Autopista Suroriental no hubo un 'arboricidio', aclaran autoridades

Funcionarios del Dagma, Personería y Corfecali, recorrieron el separador vial de la Autopista Suroriental donde se instalaron las graderías de la Feria, para evaluar el estado de la zona verde.

Personería, Dagma y Corfecali hicieron un recorrido de la zona en el que se verificó que no se realizó corte de árboles. En enero se realizará la recuperación del prado y mantenimiento de las especies arbóreas.

Tras la polémica generada ante las numerosas quejas ciudadanas y en redes sociales por la supuesta tala de árboles en la Autopista Suroriental para la instalación de las graderías de la Feria de Cali, las autoridades salieron al paso para aclarar la situación. Y es que a pesar de que el Dagma en días pasados informó que las obras que se realizaban en el separador vial correspondían a la remoción de las raíces de cuatro árboles enfermos que fueron talados en septiembre pasado por encontrarse en mal estado, las dudas entre la ciudadanía persistían. Por ello, en la mañana de este martes un grupo conformado por el Dagma y Corfecali recorrieron la zona verde del separador vial para constatar el estado de las especies arbóreas que se podrían ver afectadas por las instalación de estas estructuras. La verificación fue acompañada por la Personería de Cali, ente que había solicitado suspender las obras mientras se aclaraba la situación.Tras la inspección, la directora operativa de Corfecali, Mónica Ramírez, aseguró que se hizo una revisión exhaustiva del montaje de las graderías y se demostró que estas obras no han atentado contra el mobiliario arbóreo de la zona. "La ciudadanía estaba muy preocupada porque se ha dicho que estamos cortando árboles, pero queremos hacer la claridad de que en ningún momento se ha atentado contra estos", enfatizó.De igual forma, reiteró que la remoción de las raíces para preparación del terreno que fue realizada por la entidad tenía la autorización del Dagma.El director de Participación Ciudadana de la Personería, Felipe Delgado, también constató durante el recorrido que se trataba de unas raíces de árboles que ya habían sido talados con anterioridad y no de especies que hubieran sido cortadas para la instalación de las tarimas."Lo que sí pudimos comprobar es que hubo falta de planeación en algunos aspectos, pues algunos árboles se podrían ver afectados. De manera que se llegó a unos acuerdos con Corfecali para disminuir el impacto ambiental de la zona", aseveró el funcionario.Delgado informó que la Personería seguirá haciendo seguimiento de la situación, así como del efectivo cumplimiento de los compromisos adquiridos al terminar la Feria.Por otra parte, la directora operativa de Corfecali admitió que el día lunes se presentó un accidente con un árbol pequeño que fue partido tras caerle encima una estructura de las graderías."Lamentablemente hubo un accidente ayer (lunes). La empresa contratista al colocar uno de los asientos de la gradería provocó que se cayera la estructura y esta rompió el arbolito. Nos comprometimos con el Dagma a sembrar uno nuevo. Fue un error humano y lamentamos profundamente la situación", explicó Ramírez, quien agregó que la entidad ofrece excusas públicas a la comunidad por el deterioro de este árbol.Indicó que el próximo 2 de enero se hará la desinstalación de las graderías y se iniciará un censo arbóreo y recuperación de la capa de pasto, compromiso adquirido con el Dagma como compensación por los posibles deterioros que se puedan presentar en los días de feria.Al respecto, el coordinador del grupo de arborización del Dagma, Bernardo Marmolejo Mesa, aseguró que se verificaron las situaciones denunciadas y se dieron algunas recomendaciones para la protección de la zona verde. "Sí se van a generar algunos impactos con respecto al prado, pero el compromiso de Corfecali es que ellos deben entregarnos la zona en buenas condiciones, ojalá mejor de como se encuentra en este momento", indicó.Entre las sugerencias que entregó el Dagma se encuentra la protección de los árboles pequeños que están en la parte posterior de las graderías, los cuales deben ser cercados con lona como medida de protección. "Esto es para que la gente, que asistirá de forma masiva a los eventos, no vaya a dañar los árboles", añadió.El ingeniero explicó que después del 2 de enero se iniciará un trabajo de recuperación por parte de Corfecali en el que se deberá recuperar el prado con nutrientes y riegos, así como el mantenimiento de las especies que sufran deterioro. En el caso del pequeño árbol que fue dañado, aseguró que se determinará la forma de reponerlo en el mismo lugar.Propuesta para adoptar el separadorLa directora del Dagma, María del Mar Mozo Muriel, indicó que “aunque Corfecali debe recuperar la zona impactada por la instalación de las graderías de la Feria de Cali, que consistirán en actividades como la siembra y la recuperación de la capa vegetal del lugar, de acuerdo con los lineamientos que entregamos como autoridad ambiental, nuestra propuesta es que la entidad adopte la zona que tiene aproximadamente un área de 30.000 metros cuadrados”.La funcionaria agregó que este viernes 19 de diciembre se presentará la propuesta de manera oficial. Se estima que la inversión anual pueda ser entre $40 y $50 millones.Por su parte, Camilo Salamanca, coordinador del programa de Adopción de Parques y Zonas Verdes del Dagma, anotó que "la propuesta que presentaremos es para adoptar la zona por el término de 1 año y puede ser renovable. Las actividades que presentaremos son de mantenimiento y restauración paisajística. Eso significa corte del césped y, de ser necesario, hacer un diseño para que en caso tal que la Feria se realice en ese tramo el próximo año, el impacto sea cada vez menor”.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad