En Cali hay cerca de 110 mil conductores que le hacen ‘el quite’ a la ley

En Cali hay cerca de 110 mil conductores que le hacen ‘el quite’ a la ley

Noviembre 02, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
En Cali hay cerca de 110 mil conductores que le hacen ‘el quite’ a la ley

Las autoridades alertan que desde 2009 las multas no prescriben y por lo tanto, las deudas crecen con el tiempo, exponiéndose a mayores sanciones por cobro coactivo.

Cerca de $100.000 millones le deben los caleños al Tránsito por multas sin pagar. 600 infractores tienen orden de embargo.

Aparte de la ilegalidad que corre por las calles de Cali, representada en recurrentes infractores de las normas de tránsito, la Secretaría de Tránsito se debe enfrentar a otra forma de ilegalidad: el incumplimiento de trámites y obligaciones que tienen los ciudadanos a la hora de conducir.Es el caso de propietarios de vehículos o conductores que no pagan las multas de tránsito, que no cumplen con los acuerdos de pago firmados, que manejan sin haber renovado su licencia de conducción o que no hacen el traspaso de vehículo cuando lo venden. Y peor aún, aquellos que prefieren ‘dejar morir’ a sol y agua su carro o motocicleta por no aceptar las sanciones legales y pecuniarias de una inmovilización. Desde 2009 a la fecha hay en Cali unos 110.000 infractores ante la Secretaría de Tránsito que le adeudan unos $100.000 millones, según Emilio Guarnizo, coordinador del Área de Cobro Coactivo de esa dependencia. Y es que muchos infractores reinciden en la ilegalidad, porque a una multa o sanción, le agregan otra por no cumplir con el pago o con los trámites debidos. Por ejemplo, hasta agosto de este año, se acumulaban 13.087 vehículos inmovilizados en los patios del Municipio desde 2007. Es decir, 13.087 propietarios que burlaron la ley y prefirieron no pagar las multas o sanciones que originaron su inmovilización ni mucho menos los servicios de parqueadero y/o grúas a recuperar sus carros o motos. Incluso, hay vehículos que llevan entre uno y siete años sin que sus dueños hayan dado señales de vida, causando hacinamiento en los tres patios del Municipio, en La 33, Centro y La Alborada.Del total de vehículos sepultados en estos cementerios, 11.857 son motos, equivalentes al 90 %. Hay una que fue inmovilizada en 2010 y su dueño adeuda más de $15 millones. Es decir, el costo del parqueadero es más caro que el vehículo.Entre los carros, el huésped más antiguo es un Mazda gris, modelo 1991, inmovilizado en octubre de 2007. Para salir de ese cementerio metálico, su dueño debería pagar más de $43 millones. Por estos infractores, indisciplinados para cumplir sus obligaciones, el Municipio ha dejado de percibir al menos $100.000 millones. Cartera difícil de recuperar antes de aprobar la modificación a la Ley 1730 de julio de 2014, más conocida como Ley de Patios, que permite mandarlos a mejor vida vendiéndolos como chatarra o ponerlos en subasta si aún son recuperables.Sin embargo, el grupo jurídico de la Secretaría está haciendo el estudio y elaborando el protocolo para implementar esta ley. Se espera que en el 2015 se pueda empezar a aplicar.No obstante, Guarnizo dice que desde 2009 a 2012 se han abierto entre 5000 a 6000 expedientes por cobro coactivo, pero no se han ejecutado porque la Secretaría de Tránsito tiene tres años para generar los mandamientos de pago y cinco años para perseguir la obligación. Por ahora, unos 600 infractores se enfrentan a medida cautelar de embargo tanto de vehículos como de bienes inmuebles, pues desde 2009 las multas y sanciones dejaron de prescribir como ocurría antes.Las multas, el dolor de cabezaDe acuerdo con Natalia Ocampo, gerente del Centro de Diagnóstico Automotor del Valle, CDAV, operador del recaudo de la Secretaría de Tránsito, de enero a octubre de 2014 se impusieron 218.945 multas, de las cuales están pendientes de pago 86.775 (el 40 %). De esas, 127.924 fueron fotomultas, que un 37 % (47.671) no pagó. Y de las 91.021 aplicadas por un agente de tránsito (manual), 39.104 (43 %) también quedaron en deuda con el Tránsito.Con relación a los acuerdos de pago, datos del CDAV dicen que entre 2013 y octubre 26 de 2014, 60.052 infractores suscribieron convenios, pero el nivel de incumplimiento fue del 36 % con 21.467 casos. “Muchas personas recurren a esta figura mientras renuevan la licencia de conducción o hacen un traspaso, porque con el acuerdo se levanta el cobro coactivo, pero apenas pagan la cuota inicial, se les olvida la obligación”, dijo Guarnizo.Víctor Hugo Vallejo, abogado especializado en aspectos de tránsito, atribuye la tendencia de los caleños a incumplir sus obligaciones, a que “apenas se está formando una cultura porque estaban acostumbrados a que les imponían la sanción y no pasaba nada”.El profesional denuncia comportamientos que aupan la cultura del no pago como en “las redes sociales, donde algunas personas creen saber más que el legislador y aconsejan no pagar las multas, por escandalosas o porque van en contra de los intereses de la gente. La única forma de no pagar una multa es comportándose bien en el sistema de circulación”, sentencia.En su opinión, la Secretaría sí está haciendo bien su tarea, pero los recursos humanos y económicos para atender ese volumen de infractores son insuficientes. “En Cali hay 50 cámaras de fotodetec- ción y más 500 agentes con comparenderas electrónicas, cuyo trabajo operativo en la calle es de alta calidad, pero no tienen una correspondencia precisa y equitativa en lo administrativo, que es la que ejecuta la sanción”, explica. Licencias de tránsitoPese a los inconvenientes que se generaron con la caída recurrente del sistema Runt (Registro Único Nacional de Tránsito) el año pasado e incluso a comienzos de este, de un global de 190.000 licencias, 71.300 caleños atendieron el llamado a cumplir con el requisito de la renovación de licencias de conducción en lo corrido de 2014. Estos 71.300 ciudadanos, sumados a los 51.700 que renovaron su licencia en 2013, totalizan 122.000 que cumplieron con ese trámite (72 %). Es decir, que aún hay pendientes de renovación 68.000 personas, equivalentes a un 36 %.Sin embargo, al corte del 28 de octubre, aún faltaban conductores por diligenciar su nueva licencia, teniendo en cuenta que restaban tres días para vencer el plazo para los portadores de las cédulas terminadas en cero (0) y más de un mes para los de las cédulas terminadas en uno (1), cuyo lapso vence el 30 de noviembre, según el calendario ‘Pico y Pase’, establecido por el Ministerio de Transporte el año pasado.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad