En Cali hay 500 trasplantes de órganos pendientes por falta de donantes

Febrero 07, 2017 - 12:00 a.m. Por:
Redacción El País
En Cali hay 500 trasplantes de órganos pendientes por falta de donantes

Una persona que autoriza la donación de sus órganos al morir puede estar salvando o mejorando la calidad de vida de 55 personas, dicen los médicos expertos en trasplantes.

Pero la donación de órganos es escasa en el país, al punto que 2600 personas están en lista de espera, informó el Instituto Nacional de Salud.

Profesionales del ramo en Cali indicaron que en el suroccidente colombiano, unas 500 personas están pendientes de la disponibilidad de un órgano para ser operadas en Cali y 1500 más aguardan por córneas.

Esa fue la razón que llevó al estado colombiano a promover la Ley 1805 de 2016, que establece que todo aquel que al momento de su muerte no haya manifestado su deseo de no donar sus órganos, se convierte automáticamente en donante. Esa ley, precisamente, entró en vigencia el sábado. Lea: A partir de este sábado todos los colombianos serán donantes de órganos

“En Colombia son muchas las personas que se están muriendo por la espera de un trasplante. Esta iniciativa espera aumentar la posibilidad de vida de todos los que están en lista de espera”, expresó Luis Armando Caicedo, coordinador de la especialización médico quirúrgica en cirugía de órganos abdominales y trasplante de la Universidad Icesi y jefe de la Unidad de trasplantes de la Fundación Valle del Lili.

Según cifras de la Asociación de Trasplantes de Órganos, apenas siete personas de cada millón son donadores voluntarios de órganos y tejidos, con datos de 2015. Esta cifra va en descenso, si se tiene en cuenta que en 2012 la tasa era de quince por cada millón de habitantes.

 El Ministerio de Salud indicó que con la  entrada en vigencia de la Ley 1805  se busca reducir los tiempos de espera. El órgano con mayor demanda para trasplantes es el riñón (2437 personas) e hígado (127), indicó el Instituto Nacional de Salud. En 2016 hubo 400 donantes de órganos, mientras que en 2015 hubo 440 donantes.

José Manuel González, director del programa de trasplantes del Centro Médico Imbanaco, explicó que dependiendo del órgano y del paciente, la espera puede llegar a tomar hasta dos años.

Mitos y  verdades

Expertos en el tema del Instituto Nacional de Salud, la Fundación Valle del Lili y el Centro Médico Imbanaco despejan las dudas sobre la donación.

¿Qué tan real son las historias de tráfico de órganos?

Falso. En el país solo hay 24 hospitales o clínicas autorizadas para hacer un trasplante. Para extraer un órgano o tejido se necesitan unas medidas de bioseguridad solo posible en estos centros de salud. Además, la conservación de un órgano no supera las 24 horas. “Bancos de órganos no existen”, señaló el médico González, de Imbanaco.

¿Se privilegian a los extranjeros en la lista de donadores de órganos?

Falso. El Ministerio de Salud, a través del Instituto Nacional de Salud, tiene una lista única nacional donde se inscriben a las personas que, tras diagnóstico médico, necesitan de un trasplante. Esta diligencia se hace a través de la aseguradora del paciente. El médico Caicedo indicó que cuando se hace un trasplante, la información la tiene el Instituto Nacional de Salud.

¿Le cobran al paciente por el órgano trasplantado?

No. Las EPS pagan a las clínicas autorizadas para hacer trasplantes el procedimiento médico.  José Manuel González, director del programa de trasplantes del Centro Médico Imbanaco, aseguró que el 90 % de las personas trasplantadas son personas con bajos ingresos económicos, muchas afiliadas a las EPS del régimen subsidiado.

¿Me puedo negar a donar?

Sí. El Ministerio indicó que hay dos rutas: hacer la declaración de voluntad ante notario público y enviarla al Instituto Nacional de Salud por correo físico o electrónico; o expresar la negativa a ser donante al momento de afiliarse a una EPS.Con la familiaCuando existe un  potencial donante  se  lleva a cabo la entrevista familiar. Con ella se brinda apoyo,  pero también se conocen antecedentes de salud del fallecido para tener la mayor certeza de que los órganos son aptos para trasplante (transfusiones, enfermedades, países a los que viajó recientemente, etc).

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad