En diez días vence plazo para que circos dejen de usar animales exóticos

Junio 17, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
En diez días vence plazo para que circos dejen de usar animales exóticos

La Ley 1638 fue expedida en el 2013 y daba un plazo de dos años para que los circos sacaran de sus espectáculos a los animales silvestres o exóticos que tuvieran. Tigres, leones, elefantes o cebras ya no podrán están en estas carpas.

A partir del 27 de junio, los circos no podrán exhibir ni utilizar monos, elefantes, jirafas, cebras, tigres, cocodrilos o algunas aves, entre otros animales, en ninguno de sus espectáculos.

A partir del 27 de junio, los circos no podrán exhibir ni utilizar monos, elefantes, jirafas, cebras, tigres, cocodrilos o algunas aves, entre otros animales, en ninguno de sus espectáculos, dada la entrada en vigencia de la Ley 1638, que regula el uso de animales silvestres nativos o exóticos  en este tipo de  actos.

La norma, que fue expedida en el 2013, contempló un periodo de dos años para que los empresarios de circos adecuaran sus espectáculos excluyendo el uso de especies silvestres o exóticas. Durante ese tiempo, los representantes de los circos debieron entregar los animales a las autoridades ambientales, para evitar ser sancionados.

Para operar, algunos de los requisitos que deben presentar los circos ante la Secretaría de Gobierno, son la viabilidad de Planeación (por el uso del suelo), Salud (por las normas de salubridad y zoonosis), ICA, Tránsito, Dagma, Policía, organismos de Socorro y Bomberos. Además del contrato de arrendamiento del predio.

Esta reglamentación no aplica para animales clasificados  como domésticos (perros, gatos, equinos, cerdos, cabras, vacas, ovejas, patos, gallinas, entre otros) y tampoco contempla a los establecimientos dedicados a la conservación de especies, de investigación ni estudio, como zoológicos y acuarios. 

Los defensores de los animales y representantes de organizaciones protectoras de sus  derechos  en Cali coincidieron en que la entrada en vigencia de esta ley es un avance, pero aseguraron que hay que velar por su cumplimiento.

Para Liliana Ossa, representante legal de la fundación Paz Animal, aunque esta ley es bien intencionada y está diseñada para cobijar los derechos de los animales, “tiene un bache y es que solo protege a los animales silvestres y no exime, por ejemplo, a los caballos, que son considerados como animales domésticos sabiendo que son propios de la fauna silvestre”.

Lea también: Consideran que prohibición de animales en los circos no es suficiente

Ossa agregó que “con esto los animales empiezan a ser incluidos dentro del discurso cultural y por eso los activistas tendremos que estar atentos a que la ley se cumpla. Los animales no tienen que estar en los circos sino en su entorno natural; para estos shows están los humanos acróbatas y gimnastas”.

Ricardo Caicedo, de la fundación Defensa Animal, dijo que “el que los circos tengan animales domésticos va a hacer que la gente y los empresarios reflexionen sobre cómo se está llevando el espectáculo y se explore más el arte con el cuerpo, que es la razón de ser de los circos”.

“Vemos con buenos ojos que un circo como el de los hermanos Gasca haya entregado hace un año a dos elefantes a la Hacienda Nápoles, en Antioquia, donde a futuro el lugar será un santuario. De ahora en adelante nos queda estar pendientes, no solo a los activistas, sino a los ciudadanos del común, de que la Policía y el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible hagan cumplir la norma”, apuntó Caicedo.

Por su parte, Pedro Nel Montoya, biólogo de la CVC, explicó que hasta el momento la autoridad ambiental no ha incautado animales en ningún circo instalado en el Valle.  

“A inicios de junio se ofició a los 42 alcaldes del departamento para que no permitan el ingreso de circos con animales silvestres y que si algún espectáculo tiene estos ejemplares nos lo hagan saber para incautarlos y sancionar a los representantes del establecimiento”, manifestó  Pedro Nel Montoya.

A su vez, el jefe del Grupo de Control de Flora y Fauna del Dagma, Javier Cañas, aseguró que ninguno de los circos itinerantes que pasan por la ciudad ha expresado su voluntad de ceder los animales silvestres que tiene en su poder e insistió en que todos los espectáculos de este tipo deben hacer entrega de los ejemplares a la autoridad ambiental. 

Voceros de la Secretaría de Gobierno explicaron que los circos, antes de instalarse en la ciudad, deben tramitar los permisos de operación y cumplir con exigencias, como la visita de una brigada del Centro de Zoonosis.

“Nosotros acudimos al sitio para verificar la salud de los ejemplares y establecer que las condiciones de tenencia sean las adecuadas. Esa es una visita inicial y solo volvemos si hay alguna queja respecto al estado de los animales”, explicó Elizabeth Castillo, coordinadora del Centro de Zoonosis, quien indicó que anualmente la dependencia atiende dos solicitudes de espectáculos circences.

De hecho, el pasado 3 de junio un equipo técnico de esa dependencia adscrita a la Secretaría de Salud visitó los equinos del Circo Hermanos Gasca, en el sur de Cali.  Castillo informó que durante la inspección no se encontraron anomalías ni faltas en el mantenimiento de los animales.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad