"En diciembre entregaremos mil botones de pánico": secretaria de Gobierno

"En diciembre entregaremos mil botones de pánico": secretaria de Gobierno

Noviembre 14, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Luz Jenny Aguirre Tobón y José Luis Carrillo Sarria | El País

Laura Lugo, secretaria de Gobierno.

Laura Lugo, secretaria de Gobierno, también señaló que sí se están haciendo controles para frenar la explosión de ventas ambulantes en el centro.

Cerca de 600 comerciantes de Cali ya se han ‘apuntado’ en el proyecto de los botones de pánico, como estrategia contra la inseguridad y la idea es llegar a 1.000, dice la secretaria de Gobierno, Laura Lugo. Lea también: Alcaldía de Cali subsidiará 'botones de pánico' en restaurantes para contrarrestar hurtos

Corrobora que la polémica caravana de motos de finales de octubre no contaba con permiso de su dependencia y asegura que, pese al caos por el inicio de las grabaciones de series de narcos en Cali,  sí hubo un plan para informar a la gente. 

Hace algunos días, con el incidente de caravanas de motos recorriendo  la ciudad y un episodio de desórdenes en el túnel de la Avenida Colombia se debatía la responsabilidad de tales autorizaciones entre las secretarías de Tránsito y de Gobierno. ¿Qué  pasó?

Ellos debían presentar una solicitud y llenar unos requisitos,  antes de llegar a la Secretaría de Gobierno. En este caso debían indicar, por ejemplo, si había  música, Sayco y Acinpro,  un plan de contingencia, lo de  Hacienda y Planeación. Ellos van a tránsito y  les dan una viabilidad.

Es decir, desde acá no se autorizó,  hubo  una viabilidad de Tránsito…

Así es. 

Cuando un  evento ya está en curso y no tiene permisos, pero se presentan líos, ¿el control de la situación en manos de quién está?

La Policía lo que hizo fue un acompañamiento con base a  la autorización  que había dado, en principio, Tránsito, pero cuando un evento no cumple con los requisitos la Policía tiene que intervenir -muchas veces lo ha hecho- y suspender el evento, cualquiera que sea. 

¿Pero usted dice que el evento no tenía autorización, entonces por qué había acompañamiento de la Policía?

No tenía el permiso de Gobierno, pero sí una viabilidad de tránsito. Seguramente con esa viabilidad fue que la Policía los acompañó.

¿Actividades como las distintas grabaciones de series de televisión que se están haciendo en la ciudad también pasan por permisos de Gobierno?

Aquí solicitaron el permiso, llenaron los requisitos, trajeron la viabilidad de Tránsito donde solicitaban unas rutas, se verificó y se miró dónde se podían hacer esas grabaciones. Por eso se hizo reunión con Tránsito y se coordinó con comunicaciones y se hizo la publicidad, se dijo dónde se iban a hacer las grabaciones, en qué horarios y la Policía también los ha acompañado.

¿Cómo informaron de esa actividad? La gente se dio cuenta por el inmenso trancón que generó...

Trabajamos de forma articulada con Secretaría de Tránsito, con Policía; ese día hubo controles en la ciudad. El evento del 29 (caravana de motos) tuvo acompañamiento de la Policía.

Se ha visto presencia de Policía de Carreteras en la ciudad, surge la duda  nuevamente de si  hablará de policías con funciones de tránsito para Cali...

Policía para Tránsito no está contemplada, la Policía hace acompañamiento y tiene sus funciones. Por ejemplo, en el Kilómetro 18 llevamos más de cuatro meses en un trabajo coordinado con Policía  y Tránsito y el Ejército nos ha acompañado, se han hecho investigaciones y captura de una  banda de Terrón Colorado con más de seis personas. La gente ha visto el cambio allí.

  ¿Cómo garantizarán que se sostengan las acciones en esta zona? La gente se queja de que cuando el tema es noticia hacen los operativos, pero luego no vuelven...

Veníamos haciendo operativos y acompañamiento policivo en el Kilómetro 18. No teníamos la presencia como está ahora, pero sí veníamos trabajando, y ahora tenemos cinco sitios  donde están la Policía y el Tránsito. Sí estamos trabajando y no solo por la denuncia de la persona que fue asaltada. Ese trabajo no se ha levantado, pueden verificarlo. 

Hechos como el hurto a Jimmy Saa de la semana  pasada reviven la angustia por los robos en la calle,a plena luz del día...

Venimos haciendo planes de impacto de hurtos, de atracos, y se está en los sitios emblemáticos y críticos de la ciudad con la presencia de la Policía. La Avenida Roosevelt tiene un control para  hurtos y también tenemos el Plan Semáforos, en 63 sitios que hemos identificado y en ellos hemos podido hacer capturas, prevención, evitar muchos hurtos. Y estamos en esos sitios donde vemos que se ha aumentado algún delito como el hurto de celulares o a personas, que es el que más afecta. Venimos trabajando y haciendo planes permanentes. Se han desarticulado bandas delincuenciales en la ciudad, como la semana pasada, de una banda de 14 personas. El año pasado a esta altura se habían desarticulado alrededor de  60 bandas y hoy llevamos más de 90. 

Justo exponiendo motivos de seguridad se dijo que se endurecería el control al parrillero hombre para frenar los robos, pero no ha pasado nada. ¿Por qué no avanzan en ese sentido?

El control al parrillero se está haciendo con la Policía y el Tránsito, se ha sancionado a muchas personas porque el decreto está vigente.

Pero la herramienta de la inmovilización anunciada no está…

Al Ministerio de Transporte se le pidió un concepto y están en eso, el control se está haciendo.

¿En qué va la estrategia de los botones de pánico para los comerciantes?

  Se han hecho reuniones con ellos, el proceso se está ejecutando y para diciembre la administración ofreció entregar 1.000 botones de pánico a  comerciantes.  No solo es instalar el botón de pánico sino que tienen un mantenimiento. Hay más de 600 empresarios interesados.

En El Peñón hay un sector de los comerciantes que quiere reforzar estrategias de seguridad privada, de lo que también se habla en la Comuna 22.  ¿Usted con qué ojos ve esto?

Con El Peñón se ha trabajado y se tiene una red de apoyo, con un trabajo articulado. Hay control con la Policía y hacemos retenes. Esa red de apoyo está funcionando, quiere decir que en el momento en que se necesita, avisan y la Policía llega. Eso ha permitido poder controlar el problema que había. Lo mismo en la Comuna 22, donde hemos hecho mesas de trabajo, así queremos hacerlo con todas las comunas. Hemos hecho más de quince consejos de seguridad con las comunidades. En algunos sectores se debe tener seguridad privada cuando es necesario, pero eso no quiere decir que nosotros no sigamos cumpliendo nuestras funciones.

¿Pero eso no evidencia los vacíos que siente la comunidad?

 Eso que manifiestan, de que quieren seguridad privada, no nos lo han dicho y hemos tenido varias reuniones con ellos.

De otro lado, estamos en noviembre y ya se empieza a ver cómo crece la invasión del espacio público, en especial en el centro…

Estamos trabajando con los comerciantes,  Fenalco y los sindicatos de comerciantes es ese tema. Si el vendedor ya tiene  un permiso, no debe ampliarse más de lo permitido. Los que están sin permiso, y que han estado allí mucho tiempo, los estamos organizando, tenemos que evitar que toda esta gente que llega externa a la ciudad de Cali nos impacte.

Pero ya están llegando…

Sí,  ese es el trabajo que estamos haciendo, lo que no queremos es que nos impacte las vías.

¿En la práctica en qué se traduce lo que están haciendo?

En que ellos no se van a ampliar más del sitio donde están y vamos a hacer control de la gente que está llegando para que no nos cierren las vías. No es que los funcionarios de Gobierno no están haciendo su tarea, el Alcalde ha dicho es: ‘Sí, está el derecho al trabajo, a que la gente genere ingresos, pero que cumpla con la norma’, en eso ha sido claro. La vía que más se impacta en el centro es la 14 y tiende a cerrarse, los operativos son constantes. Puede ser que en este momento haya algún impacto, que es lo que estamos controlando. No queremos chocar con la gente, sabemos que ellos necesitan vender, pero tienen que cumplir con unos requisitos. En el momento en que haya que retirar a alguien, hay que hacerlo, pero concertado, para no chocar, porque eso es lo que genera muchas veces los problemas de orden público.

En la noche "Tenemos varios sitios en la ciudad impactados por las actividades de la noche: El Peñón, la 66, el Parque del Perro, Juanambú. En todos esos  sectores  estamos con Dagma, Gobierno y Policía. En este trasegar se ha disminuido el ruido. Con los  vehículos que nos impactan lo que estamos haciendo es: con Dagma y Tránsito, retirar estas personas, haciéndoles que bajen el volumen de los radios”.
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad