En Dapa ya nadie cree en las promesas de que van a arreglar la vía

Marzo 18, 2011 - 12:00 a.m. Por:
María Teresa Arboleda l El País

En medio de la incertidumbre de los moradores de Dapa, quienes desde hace tres décadas urgen soluciones a su deteriorada carretera, Administración anunció que a mediados del presente año se iniciaría su reparación.

En medio de la incertidumbre de los moradores de Dapa, quienes desde hace tres décadas urgen soluciones a su deteriorada carretera, la Alcaldía de Yumbo anunció que a mediados del presente año se iniciaría su reparación.Así lo dio a conocer el secretario de Infraestructura Municipal, José Eduard Guazá, quien sostuvo que “vamos a invertir $5.000 millones este año en aproximadamente 4,3 kilómetros de la vía”.Según él, un primer tramo se intervendrá desde el cruce donde está La 14 nueva, a la entrada del corregimiento, hasta 500 metros arriba del puente de Las Pilas.La otra zona será desde La Casona, en inmediaciones a la Escuela Rosa Zárate, hasta 200 metros arriba del restaurante La Barra de Manolo, “que es uno de los sitios más críticos”, precisó.Pero la noticia aún no tranquiliza a residentes como Raúl Hurtado, quien manifestó que otras veces ha escuchado lo mismo y las obras nunca arrancan.“En junio del 2010 nos informaron a un grupo de propietarios de la zona que la vía iba a ser recuperada totalmente en el segundo semestre de ese año, que existían recursos por $3.800 millones asignados por Invías y que la Administración de Yumbo estaba gestionando un préstamo por una cifra similar”, recordó. En aquel entonces, anotaron los preocupados moradores, la idea era colocar nueva capa asfáltica, desde la iglesia hasta el establecimiento La Barra Campestre y tapar huecos desde el cruce, en Menga (donde hoy está el Minimercado de La 14) hasta la parroquia.Más preocupados se mostraron al decir que los “fondos de Invías quedaron en un limbo con el cambio del Gobierno central el 7 de agosto pasado”, por lo cual decidieron tocar las puertas de la Gobernación del Valle, en busca de aportes económicos.“Escribimos una carta al nuevo mandatario seccional, Francisco José Lourido, solicitando su ayuda para destrabar estos fondos y su apoyo para que esta vía fuera recuperada. Pero a la fecha no existe respuesta del Gobernador y, mientras tanto, el deterioro de la carretera sigue su curso”, señaló Hurtado.Sobre el particular, Juan Gerardo Sanclemente, secretario de Infraestructura Vial del Valle, señaló que “por ahora la Gobernación no cuenta con una partida para rehabilitar la carretera y debido al invierno que ha causado estrgos en todo el país, los recursos nacionales se han destinado a atender dicha emergencia”. A su vez, Carlos Hernán Londoño, director territorial de Invías, aseguró que “la vía a Dapa no está a cargo de esa entidad, pues no es de carácter nacional. Desconozco si en este momento se están gestionando recursos para tal fin”. Sin embargo, dejó en claro que en algunas oportunidades, como cuando ocurren derrumbes causados por el invierno, en los que es necesario rehabilitar las vías, la entidad ha servido como mediadora, “pero la ejecución de las obras le corresponde a los municipios”. Vía crucis de 30 añosTanto para los seis mil habitantes de Dapa, como para los tres mil visitantes que se internan en su acogedor paisaje los fines de semana, el mal estado de la carretera ha sido una constante desde hace tres décadas.Voceros de la Corporación para Dapa, entidad que vela por el bienestar de este corregimiento, sostienen que durante varios años la reparación del pavimento ha corrido por su cuenta.Pero decidieron no asumir más esta tarea, por considerar que “el arreglo no nos corresponde a nosotros, sino al Municipio de Yumbo y a la Gobernación del Valle”.No obstante, es tal el grado de deterioro que a los vecinos no les queda otra alternativa que aportar de su bolsillo para comprar el cemento y tapar los huecos más problemáticos. Así lo manifestó Martha Lucía Vargas, administradora del condominio Colinas de Arroyohondo: “Desde hace 17 años la parcelación asume el costo, porque ya varios carros se han dañado al caer en los huecos”. De hecho, indicó que para esta semana tienen programado realizar los próximos reparcheos en los tramos cercanos a la unidad residencial.En su peor momentoLíderes comunales y moradores aseguran que los problemas que viven por causa de los daños en su vía de acceso se volvieron insufribles, máxime ahora, que se ven los efectos de la pasada temporada de invierno.Y es que hay tramos donde la carretera está destapada y los huecos inundados de barro semejan una trocha.Lo más grave, de acuerdo con Terry de González, líder cívica de la zona, son los continuos accidentes que se presentan. “Hace poco un motociclista que viajaba con su esposa colisionó con un carro, precisamente por esquivar uno de esos huecos. Infortunadamente, el hombre perdió una de sus piernas”, comentó. Otro lío derivado de la falta de mantenimiento del corredor es la inasistencia de los niños a las escuelas, por cuanto ni los camperos pueden acceder a los caminos, que más parecen trochas.Los tramos más afectados de los catorce kilómetros que mide la vía están a la entrada de Dapa y después de la iglesia. Incluso en esta última parte hay un terreno que se está hundiendo por una falla geológica, según explicaron algunos vecinos.Lo cierto es que la problemática que les ha traído el daño progresivo de la carretera y el tiempo que llevan esperando una solución definitiva hacen que los residentes de Dapa se muestren escépticos ante el anuncio del próximo comienzo de las obras por parte de la Alcaldía de Yumbo.“Tenemos urgencia, además, porque no queremos que la Ley de Garantías demore el proceso de contratación”, expresó Max Gaitán, presidente de la JAC de Bosques del Condado.Asimismo, se mostraron preocupados al decir que los $5.000 millones provenientes de la Capital Industrial del Valle no alcanzarán para cubrir los huecos que cada día amenazan con desaparecer la carretera que conduce a este paraíso verde de la región.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad