En Ciudad Capri crearon un símbolo para la seguridad

Noviembre 01, 2012 - 12:00 a.m. Por:
María Teresa Arboleda, reportera de Vivir Limonar
En Ciudad Capri crearon un símbolo para la seguridad

'Segurito' es la imagen de la campaña de vigilancia de los vecios, muchos de los cuales ya están tomando en cuenta las recomendaciones en materia de seguridad. "Necesito de tu colaboración para hacer mejor mi labor", es uno de los mensajes de este símbolo comunitario.

Con 'Segurito', la comunidad del tradicional barrio del Sur no quiere dejarle toda la responsabilidad de la seguridad a las autoridades y trabaja en un proyecto que involucra a líderes, vecinos y comerciantes.

Hace poco, un nuevo ‘empleado’ llegó a engrosar la planta de guardianes de Ciudad Capri.Se llama ‘Segurito’ y, a pesar de su juventud, les está dando consejos muy útiles a los vecinos para que aprendan cómo enfrentar a la delincuencia, que no es ajena a este acogedor sector del Sur.‘Que no le pase’ es la frase que más recomienda el simpático personaje, que no es otra cosa que un muñeco con camisa y gorra azul, similar a los que usan los vigilantes de cuadra. El símbolo fue creado para reforzar la campaña que busca concientizar a los ciudadanos de que la seguridad no sólo es responsabilidad de la Policía.Así lo explicó Martha Díaz, el cerebro detrás de ‘Segurito’.Su desempeño ha sido bueno, según el intendente de la Policía de El Limonar, Leonardo Daza, quien aseguró que “las denuncias por robo a residencias han disminuido notablemente en comparación con el mismo periodo del 2011”.Él lleva ocho años en la Comuna 17 y está al frente de esta iniciativa de los residentes de Ciudad Capri que ya quieren replicar líderes de los barrios Las Quintas de Don Simón y Nuevo Rey.Según integrantes de la Junta de Acción Comunal, JAC, el plan consiste en identificar las debilidades del barrio y trabajar en su mejoramiento, a la vez que se generan espacios para escuchar inquietudes sobre los hechos que se presenten.Otra tarea fue organizarse por cuadrantes e invitar a los vecinos a las reuniones con la Policía que, según indicaron, “se ha mostrado dispuesta a responder a las solicitudes de la JAC y de los residentes”.Aunque están satisfechos, reconocen que el primer reto es lograr que los moradores se involucren, ya que la falta de participación es frecuente en barrios de estrato alto, como el que habitan.Por eso la idea es que se vinculen los comerciantes, complementa Mario León, vecino de la zona.Años atrás, siendo líder de la JAC, él fue pionero de otro modelo de seguridad llamado ‘Vida y frescura, en Capri, zona segura’.Para él es fundamental que ese sector económico se adhiera, dado que el barrio, integrado por más de doce cuadras, está rodeado de centros comerciales, bancos, almacenes de ropa, panaderías, autoservicios y otros establecimientos.A su vez, Carlos Chávez, gerente del Centro Comercial San Andresito, destacó la organización comunitaria para hacer de Capri un sector tranquilo. Pero no se mostró partidario de que los vigilantes de los centros comerciales trabajen de la mano de los de las cuadras, pues los segundos no tienen permiso de portar radios para comunicarse.Sin embargo, un dirigente cívico de la zona, sostuvo que ya están tramitando los permisos con la Policía, pues otro objetivo es incrementar las comunicaciones entre todos. Tareas realizadas Conseguir que Megaproyectos mejorara la iluminación de los parques, así como de la Calle 12 entre carreras 73 y 79, es resultado de la campaña de los moradores de Ciudad Capri.Luego hicieron un inventario de árboles cuyas ramas obstaculizaban el paso de la luz en la noche, haciendo muy peligroso el tránsito de los vecinos por los alrededores.Ahora esperan que el Dagma empiece la poda de varias de esas especies, la cual ya fue aprobada. Mientras tanto están conformando la Escuela de Formación Profesional de Vigilantes de Cuadra o Promotores de Seguridad Comunitaria.El propósito es que ellos se ajusten al perfil que han diseñado y no renunciar a sus servicios por no cumplir con los requisitos. “Porque cada vez que contratamos a un vigilante estamos contratando a toda una familia. Así, ellos se sentirán satisfechos y comprometidos con nuestra seguridad”, expresó Martha Díaz.En los próximos días piensan arreglar las casetas de vigilancia y utilizarlas para ubicar carteleras informativas.Hoy cuentan con un 85% de vigilantes por carrera, en tanto que faltan por cubrir las carreras 76, 76A y 79B, que están ubicadas frente a conjuntos residenciales y centros comerciales.Sobre esta cruzada contra la delincuencia “se debe hacer mayor difusión a través de los mismos vigilantes para llegar a la totalidad de vecinos”, afirmó un morador que omitió su nombre.A su vez, María del Socorro Rosero resaltó el esfuerzo comunitario e instó a denunciar, “ya que muchas veces no se acude a la Policía”. Aún queda mucho por trabajar, pero lo mejor es que cuentan con ‘Segurito’ que es un experto consejero.Más ahora que dejará de ser una pintura en un lienzo para convertirse en un muñeco de trapo más elaborado. Luz Dary Pantoja lo está rellenando para presentarlo en sociedad. "El 50% de la seguridad corresponde a la comunidad" De acuerdo con el intendente Daza, la seguridad corresponde en un 50 a la comunidad y el resto a la Policía. De ahí que es fundamental ser precavido y tener en cuenta consejos como prender luces afuera de la casa en la noche, hacer un árbol telefónico de los vecinos para mantenerse comunicados, no transitar por sitios oscuros y solitarios y entrenar a las empleadas domésticas para que no se dejen engañar por los ladrones. Recuerde que el engaño, el raponazo de bolsos y celulares desde motos y el hurto a casas que se quedan solas ente las 5:00 p.m. y 10:00 p.m. son modos de operar de los delincuentes.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad