Cali, en camino de ser una ciudad sismorresistente

Cali, en camino de ser una ciudad sismorresistente

Abril 24, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País.
Cali, en camino de ser una ciudad sismorresistente

La ciudad adoptó hace trece años un estudio de microzonificación sísmica que regula la actividad constructora y obliga a aplicar las normas de sismorresitencia.

El objetivo que debe trazarse la ciudad es el de reforzar todas las estructuras clave. Este sería el avance.

El objetivo que debe trazarse la ciudad es el de reforzar todas las estructuras clave. Este sería el avance.

La presencia de la falla geológica Patía-Cali, que atraviesa todo el departamento del Valle del Cauca, y el movimiento de las placas de Nazca y Suramericana hicieron que la capital del Valle se preparara para atender una emergencia producida por un sismo.

Cabe recordar que en Colombia se registraron terremotos que afectaron gravemente la infraestructura de dos ciudades (el de Popayán en 1983 y el de Armenia en 1999). Y en Cali, los edificios ubicados en el Cono de Cañaveralejo (comunas 10 y 19, sobre el trazado y la periferia de la Avenida Roosevelt y su zona de influencia) presentaron averías importantes durante el movimiento telúrico de noviembre de 2004.

Luego de esas tragedias, la ciudad empezó a adoptar las normas de sismorresistencia en sus edificios indispensables, es decir, en escuelas, hospitales, terminales de transportes, aeropuertos, el CAM y las sedes deportivas, que son de vital importancia ante una atención de emergencia.

En el caso del CAM, la estructura aún no ha sido reforzada, porque el monto para su adecuación suma $7000 millones (según estudios de 2007). La Alcaldía ya inició la sismorresistencia, pero las labores demorarán varios años.

Sin embargo, lo que sí se hizo fue la escalera en acero que sirve de evacuación del personal en caso de un incendio, que se construyó en uno de los costados del centro administrativo municipal.

Avances importantes

En donde sí se han registrado verdaderos avances es en el reforzamiento de la infraestructura de salud de la ciudad. La Secretaría del ramo informó que las IPS de Siloé, Bretaña, El Rodeo, Santiago Rengifo, Lourdes, Unión de Vivienda Popular, López III, Popular, Calima, Puerto Mallarino, Rivera, San Luis I y los hospitales Carlos Holmes Trujillo y Primitivo Crespo cumplen con las normas de sismorresistencia. 

Adicionalmente, las remodelaciones del Hospital Universitario del Valle han involucrado el reforzamiento estructural del edificio, según indicaron voceros de la entidad.

Los centros educativos públicos también tienen estructuras sismorresistentes. En caso de una emergencia, se puede hacer uso de sedes como la Nuevo Latir,  Isaías Duarte Cancino, Juana Caicedo y Cuero y los megacolegios ubicados en las comunas 13, 18 y 20 que se construyeron con recursos del Ministerio de Educación (70 % de aportes) y de la Alcaldía de Cali (30 %) para implementar la jornada única.

Además se hizo el reforzamiento de varios colegios como el Eustaquio Palacios, La Merced y Normal Superior Santiago de Cali, según informó la Secretaría de Educación de Cali. La inversión en estas reformas y en los colegios nuevos se hizo con recursos del plan de infraestructura del Ministerio de Educación, que  sumó $301.000 millones para la capital del Valle.

La Secretaría de la Gestión del Riesgo del Municipio informó que también son sismorresistentes el estadio Pascual Guerrero, el Coliseo Mundialista de la Escuela Nacional del Deporte, el Coliseo de Hockey, el Velódromo Alcides Nieto Patiño, el Patinódromo Mundialista, el Coliseo María Isabel Urrutia (de Mariano Ramos) y el Coliseo Evangelista Mora.   

Las entidades de socorro

Desde hace años, el Cuerpo de Bomberos de la ciudad logró que todas sus sedes de atención sean sismorresistentes. La inversión fue de $63.000 millones que se financiaron con recursos de la sobretasa bomberil (que se paga con el impuesto predial), recursos propios de la entidad y aportes adicionales del Municipio y la empresa privada.

En total, los Bomberos cuentan con una estación central, en la Avenida de las Américas, que alberga la administración, el consejo de oficiales, el departamento de prevención y seguridad, tres niveles de parqueaderos y el centro de operaciones.

Voceros de la entidad indicaron que la sede responde a las necesidades de la ciudad y su diseño y funcionalidad fue tomado de las estaciones de bomberos de los Estados Unidos.

También son sismorresistentes las estaciones de Villa del Sur (que cuenta con una central de operaciones alterna a la central), Vallado, Meléndez, Pance y El Hormiguero, las de las comunas 6 y se reconstruyeron las ubicadas en La Flora, Municipal y Los Mangos.

A salvo de una inundación

Hace  seis años, el Fondo Nacional de Adaptación, la Alcaldía de Cali, la CVC y Emcali terminaron de financiar el proyecto de mitigación de riesgo de inundación más grande del país: la reconstrucción de 25 kilómetros del jarillón del río Cauca.

 Fue una inversión sin precedentes, de $963.766 millones en diferentes labores: la reconstrucción del dique, la reubicación de las 8777 familias que vivían sobre el jarillón y dentro de las lagunas de El Pondaje y Charco Azul y el reforzamiento de la infraestructura de saneamiento básico de la ciudad (planta de agua potable de Puerto Mallarino y la planta de tratamiento de aguas residuales de Cañaveralejo).

 Hoy, el jarillón es usado por la comunidad del oriente de Cali para hacer actividades al aire libre. Pero debajo de ese gran parque hay un dique en limos arcillosos, atravesado a la mitad por una pared en concreto de nueve metros, de los cuales cinco están bajo tierra, y columnas de grava en tres puntos del jarillón donde el movimiento de la tierra por sismos es de mayor intensidad.

Quienes habitaron alguna vez el jarillón fueron trasladados a los proyectos habitacionales de Río Cauca, Ramalí, Llano Verde, Potrerogrande, las unidades residenciales de Charco Azul y El Pondaje, Altos de Santa Elena y la ciudadela verde de Navarro.

ZonificadaCali  adoptó en diciembre de 2013 el decreto de microzonificación sísmica de la ciudad.Con él, se aumentó la exigencia para los constructores,  ya que se establecieron las zonas de mayor vulnerabilidad.Camacol indicó que además de la microzonificación sísmica local,   en la ciudad se cumple con la norma de sismorresistencia adoptada para la zona Pacífico (una de las más estrictas porque esta parte del país está considerada como área de alta vulnerabilidad). 

*Informe prospectivo realizado con datos aportados por las secretarías de Salud, Educación, del Riesgo, Dirección de Desarrollo Administrativo, Fondo Nacional de Adaptación, CVC, Emcali, Gerencia del Plan Jarillón de la Alcaldía de Cali y Bomberos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad