En busca de una solución de fondo para la crisis de los operadores del MÍO

En busca de una solución de fondo para la crisis de los operadores del MÍO

Julio 13, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Margarita Rosa Silva | Reportera de El País
En busca de una solución de fondo para la crisis de los operadores del MÍO

La crisis financiera se traduce en menos buses y, por ende, un mal servicio.

Analistas plantean posibles soluciones estructurales para la profunda crisis financiera que viven los operadores del MÍO.

Esta es la tercera vez que un operador dice tocar fondo por la crisis financiera del MÍO. En cada ocasión se han tomado medidas que, en el momento, resuelven el problema y el sistema sigue funcionando. Sin embargo, la preocupación es: ¿Qué solución estructural se tomará para evitar que este tipo de situación vuelva a presentarse?Para Carlos González, experto en movilidad, esta pregunta tiene una respuesta concreta: el Estado debe subsidiar la tarifa de los usuarios. Explica que así funciona en todos los sistemas del mundo, que ningún transporte masivo puede sostenerse solamente con la tarifa que se le cobra al usuario. “En todos los países, es el Estado quien pone la diferencia entre lo que pagan los ciudadanos, y lo que realmente cuesta operar el sistema”, puntualiza. En el caso colombiano, la ley prohibe que el Estado subsidie los sistemas de transporte. “Esta ley no tiene sentido. El Gobierno, tarde o temprano, va a tener que reestructurar esa norma. Ningún sistema puede mantenerse en pie sin el apoyo económico de la Nación”, señala. Él piensa, además, que la Alcaldía debe generar rentas que permitan aportar recursos para el funcionamiento del MÍO, “como cobrar el estacionamiento en la vía pública, por ejemplo”. Esto se traduce así: hoy, según los operadores, movilizar un pasajero del MÍO (tarifa técnica) cuesta $1850. Pero lo que el pasajero paga son $1600. Los $250 que hacen falta, de acuerdo con esta lógica, debería cubrirlos el Gobierno. Sebastián Nieto, gerente de Unimetro (uno de los cuatro operadores del sistema), explica que hoy, por ejemplo, Metrocali solo les está pagando la mitad de lo que acordaron en los contratos. “De 2009 a la fecha, los costos de operación han crecido un 27 %, mientras que la tarifa solo ha aumentado un 5 %. Es la Alcaldía quien debe compensar esa diferencia”, señala. Frank Mosquera, vocero de ETM, afirma que “hasta ahora hemos sido nosotros, los privados, los que hemos cubierto ese déficit, pero ya no tenemos cómo”. Piensa que este es un tema espinoso, porque “muchos pueden interpretarlo como que el Estado le estaría dando plata al operador, al privado, pero esa no es la idea. Lo que se necesita es que se subsidie al usuario, para brindarle un servicio de calidad, que es costoso”.Ciro Jaramillo, experto en movilidad, piensa que hay que explorar esta posibilidad con mucho cuidado. “Una cosa es un apoyo de la Nación para subsanar las dificultades actuales de los operadores, pero la solución de fondo no debe ser un subsidio, porque en otras oportunidades se ha visto que cuando se le da dinero del Estado al privado, se ha presentado corrupción. Es una opción, pero hay que revisarla bien. Pienso que primero se debe alcanzar el punto de equilibrio y ahí sí mirar si se necesita o no el subsidio”, comentó. Al respecto, el presidente Juan Manual Santos admitió hace unos meses que los sistemas de transporte masivo necesitan del apoyo económico del Gobierno y que se estudia esa posibilidad. En ese mismo sentido, el viceministro de Transporte, Nicolás Estupiñán, afirmó este viernes, tras una reunión con los operadores del MÍO, que se está trabajando en presentar una nueva ley que permita dicho subsidio. “Por ley no se puede, por ahora, pero estamos revisando para cambiarla. Más que subsidiar, de lo que vamos a hablar es de incentivos para que las ciudades se empiecen a mover diferente”, dijo.Lea también la crónica "La odisea diaria que tienen que vivir los caleños al andar en MÍO"

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad