En Cali, aún no cesa el drama de las mujeres con implantes mamarios PIP

Abril 10, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Para algunas pacientes no aplica retiro subsidiado de las prótesis. Diez mujeres han sido operadas en HUV.

Aunque ya comenzaron a aplicarse los protocolos de atención por parte del Hospital Universitario del Valle, HUV, para el retiro subsidiado de las prótesis mamarias PIP y su reimplante a precios módicos, el drama para algunas de estas pacientes no acaba. Así está pasando con quienes no están aseguradas bajo ningún sistema de protección en salud, pues según la resolución 258 del 2012 sólo se hará la extracción gratuita de las prótesis a las afectadas que estén dentro de los regímenes contributivo o subsidiado. Esa es la situación que atraviesan mujeres como Rosaura Valencia, una obrera de construcción de 25 años, quien tiene implantes PIP, se sometió a una serie de exámenes médicos y asegura estar viviendo una situación de alto estrés.“Yo no tengo EPS y por eso no me atienden en el HUV, con un médico particular me saldría muy caro. Eso es injusto. ¿De quién fue la culpa de que estos implantes llegaran al país?: pues del Gobierno. Todas las mujeres afectadas debemos ser reparadas”, manifestó Rosaura Valencia.Otro caso es el de Lucero Mejía, caleña que desde hace varios años trabaja en España. De acuerdo con su hija, Karín Guerrero, la mujer de 46 años tuvo dolores insoportables en sus senos.“Mi mamá no tenía trabajo ni EPS y por eso el Hospital Universitario del Valle nos rechazó. Con mi esfuerzo y a la colaboración de la cirujana que donó sus honorarios pudimos operarla en Cali”, dijo Karín Guerrero.La joven relató que ahora su madre se está recuperando, pero atraviesa por una depresión, pues tras la nueva cirugía “se siente insegura”. Ante situaciones como estas, el médico Claudio Arias, coordinador del los protocolos de atención del HUV para mujeres con implantes PIP, reiteró que esa institución se acoge a la resolución 258 de 2012 del Ministerio de Salud para intervenir en todos los casos. “Lo que hemos hecho es escribir una carta al Ministerio de Salud informándole de la situación para saber qué directriz nos da”, dijo el galeno, quien también mencionó que, según dicha normatividad, “sólo las mujeres que estén vinculadas a una EPS antes del 12 de febrero serán atendidas”.Gladys Arcila, directora de la fundación H2O, organización local que agrupa a las mujeres con implantes mamarios PIP, manifestó que las más afectadas por este problema son aquellas que viven en otro país.“A ellas les dicen, ‘el daño se los hicieron en Colombia, pues vaya allá a que se lo arreglen’”, anotó Arcila, quien además expresó que ante este panorama, las mujeres solo tienen la opción de ir a donde un cirujano particular.“Aquí he notado una novedad y es que los cirujanos particulares han bajado sus precios dejándole a la paciente el reimplante de las prótesis en promedio a dos millones de pesos, pero si accede al pago de un seguro ante eventuales complicaciones. Luego, se cae en la cuenta de que la mujer debe intervenirse de nuevo porque tiene muchas complicaciones y esto sale mucho más caro que la cirugía”, señaló Arcila.El médico Claudio Arias indicó que hasta el momento van diez mujeres operadas en el Hospital Universitario del Valle, de las cuales sólo dos no han optado por el reimplante de las prótesis, por lo cual sólo se les practicó su retiro.“Las demás han asumido parte del valor del reimplantes. Mañana (hoy) tendremos otras cuatro operaciones y, para el próximo sábado habrán unas seis más”, dijo Arias.Sin embargo, Galdys Arcila dijo que las dos mujeres que se sometieron a los nuevos protocolos de atención del HUV y sólo se sometieron al retiro subsidiado de los implantes, fue “porque no tenían dinero y las prótesis estaban estalladas”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad