En aras de buscar recursos, Alcaldía de Cali podría vender hasta el CAM

Junio 03, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Zulma Lucía Cuervo Plazas, reportera de El País.
En aras de buscar recursos, Alcaldía de Cali podría vender hasta el CAM

En esta propiedad funciona hace 17 años un centro de atención a menores en condición de vulnerabilidad. Antes de que Fundapre llegara, estaba la escuela Mariano Ramos. El predio está en regular estado.

El Municipio está dispuesto a negociar algunos de sus bienes. Falta dinero para mantenimiento.

“Todos los bienes del Municipio son susceptibles de venta, incluido el CAM”. Con esta afirmación, el director Administrativo de la Alcaldía de Cali, Alfonso Otoya, indicó que la Administración está abierta a escuchar ofertas de compra para cualquier edificio, casa, local o lote que sea de propiedad de la municipalidad.Y del dicho se pasó al hecho. Esta semana la ciudad conoció que el Gobierno local está negociando la venta del Centro Cultural de Cali (o antigua FES) con dos entidades públicas. Sin embargo, los nombres de los oferentes se han mantenido en absoluta reserva por parte de la Dirección Administrativa de la Alcaldía, despacho encargado del manejo de los bienes inmuebles.Otoya asegura que “el Municipio no se puede negar a recibir a un excelente comprador, bien sea el Centro Cultural o cualquier otro bien. Esta Administración está en aras de buscar recursos y por eso estamos escuchando ofertas”.En la lista de venta —resalta el funcionario— también están los edificios San Marino o Fuente Versalles, donde están ubicadas varias dependencias del orden municipal. Sin embargo, en la Subdirección de Bienes Inmuebles del Municipio estudian como prioridad ejecutar esta transacción comercial con unas propiedades que están desocupadas. Son diez locales (cuatro en el centro comercial Megacentro, tres en el Edificio Sorrento, uno en el centro comercial Petecuy, uno en el centro y otro en la Avenida 3 Norte).También están en venta inmediata una oficina en el Edificio BIC, una oficina y un garaje en el Edificio Colombia y tres casas. Se utilizará la modalidad de martillo con el Banco Popular. “Para ello estamos elaborando un proyecto de acuerdo que le dé facultades al Alcalde para que pueda vender estos inmuebles. La idea es aprovechar las sesiones ordinarias —que empezaron el viernes pasado— para presentar la iniciativa al Concejo”, dice Alonso José Lozano, subdirector de Bienes Inmuebles de la Alcaldía de Cali.Bajo presupuestoOtra de las razones por la que se contempla salir de las propiedades del Municipio es el escaso recurso que se tiene para hacer el mantenimiento de las mismas. En el presupuesto de este año quedaron aforados $225 millones, una cifra irrisoria si se tiene en cuenta que sólo la atención del Centro Cultural de Cali cuesta $3.000 millones al año y el reforzamiento del edificio del CAM, para que cumpla con las normas de sismorresistencia, vale $2.500 millones.Sin embargo, para los concejales de la ciudad, la venta de algunas edificaciones, como la del Centro Cultural, es un error grave que cometería este Gobierno.El cabildante Harvy Mosquera dice que “desprenderse de los bienes que aportan beneficio social a la comunidad no debe ser la estrategia para apalancar financieramente al Municipio. La Administración debe ser mucho más responsable y creativa”.Propone como alternativa corregir los cánones de arrendamiento, pues hoy particulares como Sicali pagan sumas ínfimas. “Y tenemos muchos casos de bienes que están siendo usufructuados por particulares y la ciudad no está obteniendo utilidad económica ni social”, resalta.Por su parte, la concejal Clementina Vélez dice que “el señor Otoya tiene que explicar cuáles son las propiedades en venta, qué destinación tienen hoy, cuáles pagan arriendo y cuáles son las que son patrimonio municipal o monumento nacional.”El inventarioEl Director Administrativo sostiene que “la municipalidad es la mayor inmobiliaria de Cali”. Las cifras respaldan esa afirmación. En total, el Municipio tiene 10.842 bienes inmuebles registrados a su nombre, los cuales están ubicados en las 22 comunas y los quince corregimientos.De éstos, 3.600 son bienes de uso público, es decir, vías, parques y zonas verdes. Los 7.254 restantes son bienes fiscales (edificios, casas y demás propiedades que son utilizados como oficinas del Gobierno local o que están en uso de particulares bajo la modalidad de comodato o arriendo).En arriendo solamente hay 21 inmuebles, por los cuales el Municipio recibe una suma mensual de $334.235.455. En esa lista está la torre de Emcali (ubicada en el CAM al lado de la torre de la Alcaldía), por la cual la empresa de servicios públicos paga un canon de $311.362.933.“Los otros locales, ubicados en diferentes zonas de la ciudad, pagan una renta que fluctúa entre los $114.000 y $2 millones”, indica el Subdirector de Bienes Inmuebles.También están en predios de la municipalidad, los Bomberos y las estaciones, las subestaciones y los CAI de la Policía.En el caso de los comodatos, la Alcaldía tiene suscritos 120 contratos de este tipo con toda clase de entidades (ancianatos, centros de atención infantil, centros de ayuda a población vulnerable, fundaciones artísticas y agremiaciones). La Subdirección de Bienes Inmuebles está levantando el inventario de los bienes. Sin embargo, este despacho tiene un listado que explica en manos de qué entidades están los comodatos. Al final de éste hay una anotación que dice que las propiedades en préstamo están en regular o pésimas condiciones, lo cual fue corroborado por este diario en varias visitas.Para Luz María Díaz, encargada de la Fundación Cristo Vida Eterna (que atiende a 18 ancianos desamparados), “la plata escasamente alcanza para atender a los abuelos. Hacer reparaciones locativas es imposible”. En otros casos, como la Cooperativa Especial de Educación de los Remedios Ltda., la edificación, donde funciona un colegio, se conserva bien. Pero el edificio no es del Municipio sino el lote. “Con recursos de la cooperativa se construyó el colegio y eso es de nuestra propiedad. Así que si la Alcaldía quiere vender, tendrá que negociar las mejoras”, afirma el asesor pedagógico y secretario académico de la institución educativa, Juan Miguel Castañeda, quien agrega que el comodato está vigente porque se firmó por 99 años.El debate sobre la venta de los bienes de propiedad del Municipio apenas comienza. En la agenda del Concejo del próximo jueves, éste será el tema central.Evaluación a los comodatosSegún la Dirección Administrativa, el Municipio no está renovando ningún contrato de comodato (cuando se entrega en comodato, el Municipio no cobra ningún tipo de contraprestación económica). ”Sabemos que hay entidades muy serias que les están dando buen uso a las propiedades. Pero en otros casos han devuelto el bien a la Alcaldía en pésimas condiciones”, dice Otoya, aunque se abstuvo a dar nombres.Por eso, la Alcaldía presentará en las actuales sesiones ordinarias del Concejo, un proyecto de acuerdo que defina las cualidades de las personas, naturales o jurídicas que sean beneficiarias de la entrega de un bien en comodato.De esta manera, el Gobierno quiere garantizar el mantenimiento del inmueble.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad