En 23 sedes educativas de Cali se invertirá plata del 'papayazo' tributario

En 23 sedes educativas de Cali se invertirá plata del 'papayazo' tributario

Enero 29, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
En 23 sedes educativas de Cali se invertirá plata del 'papayazo' tributario

En la sede Aguacatal de la Institución Educativa Isaías Gamboa, los baños están casi destruidos. Solo hay 11 baterías sanitarias para 540 estudiantes.

Entregarán $4000 millones para adecuación de infraestructura. Obras arrancan en marzo.

Un total de 23 instituciones educativas oficiales de Cali serán las beneficiadas con parte de los recursos recaudados durante el ‘papayazo’ tributario del año pasado, con el que se le dieron descuentos en intereses de mora a los contribuyentes con impuestos atrasados.De los $28.000 millones que le quedaron para libre inversión al Municipio (tras lograr un recaudo de $86.000 millones entre los meses de agosto y septiembre del 2013) $4000 millones serán para adecuar y mejorar la infraestructura de dichos colegios.De acuerdo con Édgar Polanco, secretario de Educación de Cali, “se trata de instituciones educativas que requieren atención urgente y en las que se encontraron situaciones de amenaza para los alumnos y comunidad estudiantil”. Se espera que para marzo ya estén adjudicados los contratos y arranquen las obras, agregó el funcionario.Algunas de estas instituciones se encuentran funcionando en condiciones precarias. Así lo pudo comprobar El País en un recorrido por algunas sedes educativas que serán intervenidas con plata del ‘papayazo’, en la zona de ladera y el centro de Cali.Uno de los casos más delicados es el de la Institución Educativa Isaías Gamboa, sede Bajo Aguacatal. Allí estudian 540 niños de primaria y secundaria, pero solo cuentan con 11 baterías sanitarias. Es decir, hay un baño por cada 49 estudiantes.“A la hora del descanso todas las niñas se meten al baño y toca esperar a que salgan. Hay veces en que hay que pedir que le tengan a uno la puerta para entrar al baño”, cuenta Daniela Sandoval, estudiante de grado sexto.Según cuentas de Diego Cardona, coordinador del colegio, se necesitan 25 baterías sanitarias para cumplir con las condiciones básicas de sanidad para los estudiantes “eso, sin contar con que se necesita una intervención del alcantarillado, hay problemas de filtraciones y de flujo del agua”, indicó. Para este colegio, la Secretaría de Educación tiene pactado entregar $80 millones, para adecuar los baños.En la sede principal del Isaías Gamboa, en Terrón Colorado, hay muros agrietados que amenazan con caerse. “El año pasado se cayó parte de una pared y tapó la puerta de uno de los salones. Llovió muy duro y como era de ladrillo viejo, el muro cedió. Creemos que hay riesgo para los 160 estudiantes que tenemos, porque esta infraestructura es muy vieja”, aseguró Gloria Collazos, coordinadora del colegio.Cien millones de pesos se entregarán a esta sede educativa para construir terrazas y muros de contención en el empinado lote en el que se encuentra edificada. Cuenta la señora Collazos que en otra sede, la de Inmaculada (800 estudiantes), los alumnos corren el riesgo de caer a un abismo, cuyo cerramiento está hecho con unos metros de polisombra y alambre de púas. El hueco también es producto del desplome de una de las terrazas del colegio. Allí la Secretaría destinará, según lo presupuestado, $50 millones para realizar un cerramiento en malla. De otro lado está la situación de la Institución Educativa Santa Librada, sede República de México, en el barrio San Nicolás, en el centro de Cali. Los paneles de los techos se han ido cayendo de a poco, por su alto grado de deterioro.A ello se suman las humedades que invaden las paredes de algunos de los 11 salones en los que reciben clase 300 niños de preescolar y primaria. “Por esta razón, la Secretaría de Salud nos cerró el colegio un tiempo, pero gracias a las gestiones del rector, logramos mejorar en parte las humedades”, dijo Gloria Erazo, coordinadora del colegio. Recibirán $50 millones para adecuar cubiertas y cielos falsos.Édgar Polanco, secretario de Educación, aseguró que las obras durarán entre uno y siete meses, dependiendo de la complejidad de la intervención.Otras inversionesLos recursos también servirán para cumplir acciones legales que ordenaron obras en colegios. El colegio Antonio José Camacho, por ejemplo, recibirá $200 millones para construir un muro de contención con el fin de evitar inundaciones a sus vecinos. La obra se ordenó por fallo de tutela a favor de un residente del sector.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad