Empresaria caleña, entre las finalistas de concurso de emprendimiento Cartier

Julio 07, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co
Empresaria caleña, entre las finalistas de concurso de emprendimiento Cartier

Carolina Guerra, una de las seis ganadoras del Cartier Woman's Initiative Awards 2011.

Carolina Guerra y su empresa Ingerecuperar lograron cautivar a los jurados del Cartier Woman's Intiative Awards 2011. Está entre las 18 finalistas de todo el mundo.

Una empresaria caleña logró ubicarse como finalista entre un selecto grupo de 18 mujeres que compiten por el premio mayor que da la casa Cartier en su concurso mundial de propuestas innovadoras hechas por mujeres.Con su empresa Ingerecuperar, Carolina Guerra logró presuadir a los jurados del Cartier Woman's Intiative Awards 2011, y así llegar a ser una de las seleccionadas. Ellos consideraron que la propuesta de la caleña tenía valor suficiente como para estar entre las tres que representan a América Latina en el concurso.Este certamen internacional premia con 20 mil dólares, un año de asesorías administrativas y posibilidades de publicidad en medios de comunicación y alianzas globales, al ganador que será elegido el próximo mes de octubre en Francia. Ingerecuperar es una empresa creada en 2007 por la ingeniera de materiales Carolina Guerra, con el fin de "prestar un servicio de aprovechamiento responsable de residuos industriales peligrosos y de esta forma mitigar el impacto ambiental", según precisa su sitio web. Es así como la empresa brinda soluciones ecológicas para convertir desechos tales como la escoria de aluminio en productos útiles y materias primas.Según Guerra, ninguna empresa en Colombia había logrado encontrar una manera de deshacerse de los desechos industriales de una manera ambientalmente amigable, hasta que nació la suya. "Hay empresas que apenas han llegado a encontrar soluciones para reciclar las partes metálicas de los residuos". Carolina decidió unir entonces sus fuerzas con dos compañeros en la investigación acerca de cómo hacer uso de los desechos en su totalidad y "los resultados fueron excelentes. Teniendo en cuenta la cantidad de escoria de aluminio que se genera en nuestra región, hemos visto una buena oportunidad para un negocio útil". El presente cautivador de la empresa de CarolinaLa empresa ya logró conseguir la única licencia ambiental en el país para el aprovechamiento de la escoria de aluminio. Es por ello que pagan para obtener los desechos de este material de disposición final, costosa y problemática para las compañías que lo generan.No obstante, afianzar la autorización ambiental no era fácil, relató Carolina. "Me llevó una gran dosis de paciencia para convencer a las autoridades", afirmó, "porque esto era una solución novedosa aquí pero dio resultado: Con diez empleados a tiempo completo, en el 2010 Ingerecuperar logró reciclar 195 toneladas de escoria de aluminio, cifra que se duplicó en el primer semestre de 2011.Entre los productos que la empresa ya produce a partir del material reciclado hay bloques, sillas y postes para cercas. Los "proyectos a futuro" que atrajeron al juradoCon Colombia, produciendo un estimado de 500.000 toneladas de residuos peligrosos al año, Carolina ha puesto en marcha otras vías de investigación y soluciones de ingeniería para cenizas de incineración, que se encuentra en los hornos que queman los desechos hospitalarios, y para el "polvo de tuberías" -es el polvo que se ha evacuado a través de tuberías industriales-, el cual "es muy peligroso, porque está lleno de metales pesados".Aunque esta parece ser una labor poco habitual para una mujer joven, Carolina no lo siente así. "Es cierto que cuando se trabaja con los residuos sucios tienes que dejar de lado algunos de los toques más femeninos, pero nunca me he sentido afectada por la discriminación", indicó.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad