Emcali volverá al Municipio el próximo 3 de julio, según informó el presidente Santos

Emcali volverá al Municipio el próximo 3 de julio, según informó el presidente Santos

Mayo 01, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co
Emcali volverá al Municipio el próximo 3 de julio, según informó el presidente Santos

El componente de telecomunicaciones de Emcali ha ido perdiendo mercado aceleradamente debido a la fuerte competencia. También ha tenido el reto de estar a la vanguardia en tecnología.

El anuncio lo hizo el Presidente de la República en el marco de la apertura del Centro Municipal de Empleo.

El presidente Juan Manuel Santos anunció este miércoles que el próximo 3 de julio las Empresas Municipales de Cali (Emcali), serán devueltas al Municipio, luego de permanecer trece años intervenidas."Estoy cumpliendo un compromiso. Una promesa. Es un paso importantísimo para Cali. Vamos a hacer todo lo que tengamos que hacer y Emcali volverá el 3 de julio a Cali", dijo el Jefe de Estado durante la apertura del Centro Municipal De Empleo en esta ciudad.Ante este anuncio, el alcalde Rodrigo Guerrero afirmó que es una manifestación de confianza hacia la ciudad y que ahora el reto para el Municipio será manejar las empresas municipales de forma eficiente.“Estamos muy complacidos. Fueron 13 años de intervención, eso es algo inexplicable, pero el presidente Santos nos había dicho que devolvería la empresa y se cumplieron todas las etapas”, dijo el Alcalde. Agregó que todavía falta acordar cómo se pagará la deuda con la Nación, porque el Municipio propone que sea a diez años y no a cinco, como lo solicita el Gobierno Nacional.El mandatario local también sostuvo que a pesar de la anunciada devolución de Emcali, se continuará con el proyecto de escisión del componente de Telecomunicaciones de la empresa.Al respecto, el superintendente de Servicios Públicos, César González, le dijo a El País que la escisión debe seguir adelante, pues "el régimen de telecomunicaciones es diferente al de Energía y Acueducto", y sostuvo que le recomendará al Concejo no estudiar dicho proyecto, pues la fecha de entrega anunciada por Santos está muy cerca. “La Superintendencia está trabajando desde hace un mes haciendo la documentación de entrega al Municipio. Me parece importante que el Presidente le haya puesto una fecha de devolución, porque eso permitirá que el Ministerio de Hacienda y la Alcaldía resuelvan con la brevedad necesaria cómo se hará el pago de la deuda del billón de pesos", dijo González.El funcionario añadió que para el 3 de julio debe estar listo el Código de Buen Gobierno de la entidad, "para evitar que la politiquería vuelva a tomarse Emcali. "Es importante que los alcaldes no designen a dedo a los gerentes sino que se elijan por méritos. Emcali no puede volver a caer en la politiquería que la sumió en la crisis que originó la intervención", señaló González.Por su parte, el presidente del Concejo de Cali, Jose Fernando Gil Moscoso, destacó y respaldó la noticia. "Es justo con los caleños el que se nos devuelva Emcali, por que Emcali necesita de los caleños y ellos de Emcali. Es la oportunidad para demostrar que somos capaces de administrar lo que es nuestro", preciso Gil.El concejal agregó, sin embargo, que se debe aclarar si hay condiciones para dicha devolución. "Un tema que aún no se aclara es el pago de la deuda que Emcali tiene con la Nación y que debe dejarse como se pactó en el 2004 y el 2009, es decir, a diez años y no a cinco como hoy se quiere exigir", afirmó el cabildante.La historia de la intervenciónEl 3 de abril del año 2000 la Superintendencia de Servicios Públicos intervino Emcali bajo las causales de la Ley 142 de 1994, pues en ese momento encontró que la empresa estaba en riesgo de dejar de pagarle a sus acreedores y, por consiguiente, afectar la prestación del servicio a los caleños.La compleja situación financiera a la que llegó la entidad, ocasionada por malos manejos administrativos y graves problemas de corrupción, afectó su liquidez al punto de tener una deuda de aproximadamente $800 mil millones.Uno de los principales problemas de Emcali con los acreedores se presentó en el componente de energía, pues la empresa -al no ser generadora- la compraba en la Bolsa Nacional de Energía. Sin embargo, al incumplir reiteradamente en los pagos, los acreedores comenzaron a negar la venta de energía a Emcali, por lo que tenían que adquirirla a precios mayores para así evitar racionamientos o posibles cortes en la prestación del servicio a los caleños, lo cual solo generó un aumento de la deuda.Además, componentes como el de Telecomunicaciones no generaban las utilidades necesarias para sostener la entidad, por lo que el alcalde de la época, Ricardo Cobo, propuso que se buscara un aliado estratégico. Al momento de la intervención, Emcali también tenía una millonaria deuda adquirida con un banco japonés y el Banco Mundial. para la construcción de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales, Ptar. La inversión para ese proyecto, realizado hace 20 años, fue de US$290 millones aproximadamente (unos $580 mil millones de hoy).La deuda tuvo que ser asumida por la Nación, que aparecía como fiador ante los bancos internacionales, bajo el compromiso de que Emcali le pagara en cuotas al Gobierno. Sin embargo, desde que comenzó la intervención la empresa no ha pagado las cuotas, por lo que ésta creció en intereses.Pero los problemas financieros de Emcali se acrecentaban desde años antes a la intervención. "La empresa fue por muchos años la caja menor de ciertos grupos políticos y no fue manejada de manera idónea", dijo Ricardo Cobo, exalcalde de Cali. El exmandatario explicó que, para evitar la intervención, su gobierno propuso al Concejo Municipal buscar un aliado estratégico para Telecomunicaciones y vender el componente de energía, pero que esta iniciativa no fue aceptada. "La empresa en esa época debía cerca de $800 mil millones, si no buscaba algo que la blindara, entonces iba a quedar en manos de los acreedores". Además, en años previos a la intervención se negociaron beneficios colectivos a los trabajadores que permitían que muchas personas se jubilaran a temprana edad con altísimas prevendas pensionales, lo que terminó por afectar el equilibrio financiero de la entidad. "Si la empresa funcionaba con cien personas, entonces por las cuotas políticas habían 300 o 500 contratadas, sin criterios de selección", dijo Cobo.La suma de todos estos problemas administrativos, financieros y laborales, fueron los que terminaron por acabar la posición competitiva que la compañía tenía en el mercado, lo que desembocó en la toma de la administración por parte de la Superintendencia de Servicios Públicos. Esta intervención, que duró 13 años convirtiendo a Emcali en la empresa que más tiempo ha estado intervenida por el Gobierno Nacional, se terminaría con tres condiciones: pactar el pago de la deuda de un billón de pesos con la Nación, adquirida por la construcción de la Ptar; firmar un código del Buen Gobierno y escindir el componente de telecomunicaciones (debido a las dificultades que enfrenta esta área de la empresa actualmente). Sin embargo, el pasado 17 de abril, la Superintendencia de Servicios Públicos anunció que ya no esperaría a que se escindiera el componente de telecomunicaciones para devolver la empresa.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad