Emcali tiene que ser una empresa más competitiva: Javier Pachón

default: Emcali tiene que ser una empresa más competitiva: Javier Pachón

Javier Pachón estará como gerente encargado por tres meses. Dice que entre sus prioridades están dejar listo el Código de Buen Gobierno y hacer “que la empresa fluya” para que pueda prestar bien sus servicios.

Emcali tiene que ser una empresa más competitiva: Javier Pachón

Julio 12, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Luz Jenny Aguirre / Editora de Cali
Emcali tiene que ser una empresa más competitiva: Javier Pachón

Javier Pachón, gerente encargado de Emcali.

Javier Pachón estará como gerente encargado por tres meses. Dice que entre sus prioridades están dejar listo el Código de Buen Gobierno y hacer “que la empresa fluya” para que pueda prestar bien sus servicios.

Javier Pachón, gerente (e) de Emcali despacha en el cuatro piso de la empresa, no desde la  oficina de la gerencia, pues esta se encuentra en poder de Sintraemcali. Su misión, dice su nombramiento, durará tres meses. Viene de ser el Director Jurídico de la Alcaldía y su Secretario General. Recibió las riendas de la compañía  más importante de Cali tras el escándalo desatado por la ruidosa renuncia  de Germán Marín Zafra a la gerencia (e).

Marín  cuestionó decisiones cruciales (como el manejo de  la concesión de Megaproyectos) e incluso dijo que a Emcali la ronda nuevamente la intervención. Pachón afirma que aunque la empresa está bien, urge agilizar los procesos para que esta pueda fluir. Dejar listo el Código de Buen Gobierno, su  tarea prioritaria.  

¿Cómo encuentra  a Emcali?

En unas condiciones buenas para avanzar, estabilizarse y proyectarse como lo que debe ser: la empresa más importante de Cali. Encuentro una empresa que sigue arrastrando unos problemas históricos de estructura y de concepciones entre lo público y los servicios públicos, que deben ser eficientes y competitivos. La tarea inmediata es concentrarse en generar las condiciones para que la empresa sea competitiva. 

¿Eso qué significa? Lo que le entiendo es que la empresa está atascada en los procesos, para hacer lo que tiene que hacer, para ser eficiente en el servicio...

Sí, la empresa tiene todo el potencial y las capacidades para ser sobresaliente y competitiva, pero tiene muchos problemas de procedimientos, de trámites. Si logramos ponerla en marcha, que fluya, va a recobrar su lugar.

Estamos hablando de contratación, de compra de insumos...

De todo tipo de procesos, que están estructurados de una forma muy compleja, que requieren demasiados pasos, que increíblemente son incluso más difíciles que en la Alcaldía.

Eso resulta paradójico, porque se mostró como el gran logro de la administración de Óscar Pardo la mejoría de los procesos de contratación y compras (Modelo de Abastecimiento Estratégico). ¿Entonces lo que pasó es que se están poniendo más trabas?

Sí...los procedimientos y los mecanismos también tienen que basarse un poco en la confianza en las personas. Hay tal cantidad de procesos, de revisiones y de controles que lo que uno encuentra es limitaciones. De forma general el trabajo que se ha hecho es muy importante porque es el plan macro y estratégico para los grandes procesos de contratación. Pero en la actualidad los procesos pequeños (que son tan importantes como los grandes) no fluyen, estamos en una coyuntura que atrapó la empresa y que tenemos que resolver de forma inmediata. 

Esta lentitud termina  afectando el servicio, en demoras para atender a la gente...

Definitivamente sí, pero tenemos una variable muy importante y es que teníamos contratistas históricos que se encargaban de todos estos procesos de atención a la gente. Y esos procesos tenían unos tiempos que siempre han sido cuestionados. Lo que se ha estructurado en estos dos años es que, por zonas,  fraccionemos los servicios con diferentes contratistas, porque eso nos permite comparar la ejecución de cada uno en los diferentes modelos. Todos esos contratos se han reformado y las renovaciones se están condicionando al cumplimiento de resultados, pagar por eficiencia. 

El contrato del alumbrado público con Megaproyectos fue el eje de la polémica con el gerente (e) saliente, Germán Marín Zafra. Usted dijo que se iban a sentar con el Municipio y esta empresa a mirar qué tanto esta cumplió con sus compromisos adicionales (iluminar corredores del MÍO). ¿En qué va eso?

El lunes (mañana) esperamos iniciar la mesa de trabajo. Hay tres actores: Alcaldía, Emcali y Megaproyectos. Siempre hemos tenido diferencias, no hemos podido generar nunca un escenario donde nos sentemos los tres, eso es lamentable. Pero hoy están las condiciones de gobernabilidad para hacerlo y espero que en  esa mesa podamos determinar los puntos a tratar y los plazos.  Y al final,  decirle a la ciudad qué decisiones tomamos. 

Usted, desde la Secretaría General de la Alcaldía, sostenía que había la certeza de que el contrato con Megaproyectos podía terminar por tiempo (el 2 de julio) y no irse año y medio más (bajo la idea de que Megaproyectos no cumplió sus compromisos adicionales). ¿Por qué  eso no pasó si estaba tan seguro?

Ese contrato se acababa el 2 de julio y yo me di cuenta el 25 de junio que existía un informe dentro de Empresas Municipales que la Alcaldía no conocía, que tenía información nueva y que teníamos el deber de revisar esa información, discriminar su alcance y saber qué corresponde frente a ese contrato. Hasta que eso esté, no podemos tomar una decisión. 

Pero si desde hace meses la Alcaldía tenía en la mira la terminación de ese contrato, es increíble que la Administración no conociera ese informe de Emcali (en el que dice que Megaproyectos sí está cumpliendo con todo). La lectura que se puede hacer desde afuera es que Emcali les estaba ocultando información...

No soy la persona llamada para hacer juicios de valor sobre esos temas, pero la realidad es que el Alcalde de Cali y el Director de Planeación se enteraron de la carta en la fecha que he señalado. Ahora lo que nos corresponde es poner a los actores a trabajar, poder darle una información precisa a la ciudad y tomar la decisión más conveniente para Cali. 

Como usted ve las cosas, ¿el contrato con Megaproyectos se va a extender el año y medio que establecía el otrosí o menos tiempo?

Ese es el gran dilema y eso solo depende de la información que logremos decantar.

¿Van a poner a andar una licitación para cambiar a led las bombillas de la ciudad? El Alcalde ha manifestado su interés en esto...

En este momento tenemos una coyuntura suficientemente difícil por resolver. La ciudad debe pasar a luz led, es una tendencia mundial, pero esa es una estructuración que depende del Municipio, que tendrá que coordinar con Emcali.

Usted va a estar encargado de la empresa por tres meses. ¿Qué va a hacer en ese tiempo?

La principal premisa es dejar el Código de Buen Gobierno instaurado. Los problemas que hemos tenido es por no tenerlo implementado. Eso se puede hacer a través de la Junta Directiva, pero si queremos que sea robusto y que quede de forma permanente, debe tramitarse a través del Concejo. El año pasado no se dieron las condiciones políticas para un trámite de esa envergadura, el proceso entonces estuvo parado.

¿Entonces va a llevarlo al Concejo?

He hablado con algunos concejales, les he comentado de la necesidad y les he visto mucha receptividad. He escuchado preocupaciones en el sentido de que el Gobierno actual quiera imponer el gerente para el próximo periodo, ante lo que les digo que eso no sucederá porque dejaríamos instalado el Código de Buen Gobierno y entraríamos en un régimen de transición para que el próximo alcalde ponga el gerente en esas condiciones. 

Usted se va en tres meses ¿qué va a pasar entonces?

Le he pedido al Secretario General que inicie el proceso que incluye a una empresa de cualificación externa, que hace la  solicitud de hojas de vida  y pruebas para presentarle eso al señor Alcalde y que tome la decisión de nombramiento.

O sea  que se va a buscar otro gerente para tres meses...

 Esa es una circunstancia cierta desde el punto de vista político de la elección de alcaldes, pero creo que habrá mucha gente interesada. 

¿Por qué acepta usted la gerencia de Emcali?

Cuando he quedado como Alcalde encargado siempre he dicho que es un gran honor servir a la ciudad en esas posiciones y esto no es diferente. Si puedo esforzarme y dar todo mi trabajo siempre estaré dispuesto. 

El gerente (e) saliente, Germán Marín Zafra, dijo que Emcali puede enfrentarse a una nueva intervención con fines liquidatorios, ese es un señalamiento muy preocupante...

La empresa tiene todas las condiciones para ser una gran compañía, simplemente es tomar algunas decisiones, algunas difíciles políticamente y algunas que afectan intereses económicos que tienen poder. Esta empresa va a salir adelante con toda seguridad. 

¿Cuáles son esos asuntos de poder?

Por ejemplo, hay contratistas históricos que siguen bajo los modelos de hace muchos años. Increíblemente hay contratos con más de seis renovaciones en el tiempo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad