El youtuber caleño que se convirtió en el 'profe' de matemáticas más querido del mundo

Mayo 30, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción El País
El youtuber caleño que se convirtió en el 'profe' de matemáticas más querido del mundo

A través de su canal en YouTube (con más de un millón de suscriptores), Julio Alberto Ríos da clases de matemáticas que siguen incluso en Asia y África.

A través de su canal en YouTube (con más de un millón de suscriptores), Julio Alberto Ríos da clases de matemáticas que siguen incluso en Asia y África.

-Mis videos tratan de transmitir tranquilidad, desmitificar el monstruo de las matemáticas.  No son tan difíciles como todo el mundo piensa.

Julio Alberto Ríos Gallego es ingeniero civil, especialista en docencia universitaria, un youtuber curioso. Su canal, Julioprofe, registra casi un millón de suscriptores. Las visitas a sus videos suman otro tanto, 176 millones. Y el contenido él lo define como “serio, educativo”. No son videojuegos, que atraen a millares a  YouTube, -‘gameplays’ sobre todo – no es música, no son chismes de la farándula, no es sexo, no es nada que tenga que ver con el entretenimiento. Son clases. De cálculo, álgebra, geometría, física.    

- Siento que soy una mezcla de ambas cosas: profesor y youtuber. Sobre todo cuando se está empezando a definir qué es un youtuber. Si la definición dice que es aquel que utiliza la plataforma de YouTube para difundir una información útil para la sociedad, me identifico con ser youtuber. Pero si es prender una cámara para hablar de cualquier cosa, no lo soy.

Julio nació en Cali hace 43 años. De padre contador, a los 17  y después de graduarse del colegio Lacordaire empezó a dar clases particulares a domicilio. Después ingresó a la Universidad del Valle, se graduó como ingeniero civil y, en 1996, cuando quiso encontrar un trabajo en su carrera, no pudo. O no como quería.

-Tuve la oportunidad de trabajar en una empresa, pero fue algo muy breve. Era una época muy complicada. El sector de la construcción estaba pasando por un momento difícil, había poca oferta de trabajo, los sueldos eran  bajos. Entonces volví a mis clases y me iba mejor. Desde entonces me enruté definitivamente en la docencia. Es algo que me gusta mucho. Una vocación.

En 2009, Julio daba clases en el Colegio Hebreo Jorge Isaacs y  en Uniminuto. Fue cuando se le ocurrió abrir un canal de YouTube.

-Lo abrí en febrero de ese año para publicar los ejercicios que  trataba en clase con mis estudiantes. El objetivo era que ellos pudieran ver los videos en casa, repetir los ejercicios,  reforzar lo que veíamos en el salón.  Y también abrí el canal pensando en los estudiantes que por alguna razón, una incapacidad médica,  no asistían a alguna clase. Además yo había visto gente en Internet haciendo videos sobre experimentos en laboratorio, y yo los utilizaba. Eran cosas que no podía explicar en un tablero. 

Según las estadísticas de YouTube, sus videos los ven sobre todo niños y jóvenes desde los 13 hasta los 24 años, aunque también hay gente mayor,  padres de familia, incluso abuelos que repasan temas ya olvidados para ayudarles a hacer las tareas a sus hijos. La mayoría de los suscriptores y visitantes  son por supuesto gente que vive en países de habla hispana, pero no faltan las visitas de Asia, África, lugares donde el español puede ser tan raro como los algoritmos.

Sin embargo,  entienden. Julio lo escribe todo en un tablero y le han enviado testimonios en los que le cuentan que pese a no saber qué estaba diciendo, lo dedujeron por los números escritos. 

-Las matemáticas, como el  fútbol, es un lenguaje universal.  

El trabajo de Julio, sin embargo, ha sido reconocido sobre todo fuera de Cali.

-Mucha gente no sabe que  soy de Cali. Me ha pasado en universidades de la ciudad, estudiantes que me han preguntado de qué país soy o qué hago visitando Cali. Parece que es cierto que nadie es profeta en su tierra.  En la ciudad mi trabajo no ha sido tan visible como en otras ciudades.  He dado conferencias  fuera del país en las que han sido tantos los asistentes, que muchos se han quedado por fuera.

En 2014 el Banco Interamericano de Desarrollo destacó  su trabajo entre las diez  innovaciones masivas de América Latina en  educación. El argumento es que el canal de Julio puede ser una herramienta para disminuir la deserción escolar en América Latina. Un gran porcentaje de los que no vuelven al colegio es por desinterés. Julio ha logrado que un millón de personas  se interesen por las matemáticas. Él lo vuelve a decir:

- Hay gente que a pesar de tener los medios para estudiar dice no, esa carrera tiene matemáticas y yo soy muy malo para eso. O no puedo con cálculo. Lo mío trata de ser un antídoto a ese miedo  en el sentido  de mostrarle a la gente que las matemáticas no son tan difíciles. Todo tiene un proceso, hay que trabajar,  pero los videos le dan una sensación de tranquilidad a las personas. Todo lo explico muy detalladamente, paso a paso.

Y se lo agradecen. Jovencitos que le cuentan que sus videos les han servido incluso para quererse más a sí mismos.  No eran tan malos para los números como creían.  O en República Dominicana, a donde Julio fue invitado por la Vicepresidenta del país, los asistentes a su conferencia le pasaron sus calculadoras para que ‘Julio Profe’ se las autografiara con marcador,  una manera de agradecer la influencia que ha tenido en sus vidas.  Como todo un ‘rockstar’ de la educación. 

- Un youtuber debería ser sobre todo eso: alguien que influencie, para bien, en la vida de las personas.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad