"El Valle será eje científico de las ‘nanoburbujas’”: científico de Tecnoquímicas

Mayo 23, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Diana Carolina Ruiz G. | Reportera de El País

Mauricio Pérez, director científico de Tecnoquímicas.

Mauricio Pérez, director científico de Tecnoquímicas, habla sobre los retos de liderar en la región estudios clínicos para investigación de Rodolfo Llinás.

Mauricio Pérez, director científico de Tecnoquímicas, es el hombre de confianza del científico colombiano Rodolfo Llinás, pionero en investigaciones sobre el cerebro en el mundo.Su tarea será comandar la investigación que en Colombia realizará la empresa vallecaucana sobre la creación de ‘nanoburbujas’ con fines medicinales, revolucionario adelanto científico que tendrá como eje académico a Cali y el Valle del Cauca.En entrevista con El País, Pérez explica los efectos que tendría la ‘nanoagua’ sobre el cuerpo humano. Dice que no tendrá poderes curativos, pero que sí sería una alternativa terapéutica, en un futuro, para pacientes con accidentes cerebro vasculares.El reto para Colombia, según Pérez, será no fallar en los estudios que en año y medio esperan dar los primeros resultados con augurios positivos.¿Cuál es el vínculo que tiene Rodolfo Llinás con Tecnoquímicas que dio pie a que liderara su investigación?Viene de mucho atrás. Él conoce cómo es Tecnoquímicas. Ha habido muchos trabajos y cercanía con él en temas de investigación y publicaciones científicas. Más allá de los estándares de calidad que manejamos y la calidad de nuestros productos, yo creo que él le esta apostando a lo que viene trabajando la corporación y es invertir en investigación y desarrollo. Somos los que más hacemos estudios farmacéuticos de equivalencia en el país. Estamos haciendo estudios de prevalencia en enfermedades, estudios con anticuerpos monoclonales, estudios multicéntricos, y estamos haciendo biotecnología. Actualmente estamos desarrollando el primer microorganismo genéticamente modificado. Rodolfo Llinás quiere que Colombia participe en esta investigación y eso lo valoro enormemente, sobretodo viniendo de la figura que él es.En términos prácticos ¿cómo es que se crean las ‘nanoburbujas’?Es como moler el agua. Meterla a unos rotores a unas fuerzas y velocidades enormes. Después se aplican grandes presiones de oxígeno, es decir, se cambian las propiedades del agua. Y se crean ‘nanoburbujas’ o ‘nanocápsulas’ de oxígeno que son muy pequeñitas. Son cien mil veces más pequeñas que un cabello. Es decir, casi a nivel atómico. Uno no las puede ver con el microscopio de luz o electrónico, solo se ven con el microscopio de fuerza atómica. ¿Usted se imagina eso a nivel de su sangre, donde va a haber millones de ‘nanoburbujas’ o ‘nanocápsulas’ que se le inyectan en la sangre? ¿Y cuál es el efecto en el organismo? Se ha encontrado que estas nanoestructuras no solo actúan llevando oxígeno a un tejido que tiene déficit por una isquemia, un infarto, una enfermedad crónica. Sino que también se han creado efectos neuroprotectores, o sea, que protegen la parte neuronal, y efectos anti-inflamatorios. Esos estudios básicos son los que está adelantando el doctor Rodolfo Llinás en la Universidad de Nueva York.Un ejemplo de lo que podría hacer esta agua....Hay un tiempo sagrado que uno tiene y se llama la ventana terapéutica. Si a su papá le da un infarto en la mañana entonces, mientras se lleva a la clínica, la ventana terapéutica será de seis horas, mientras el cerebro aguanta el déficit de oxígeno. Llega a la clínica y le tratan de destapar la arteria obstruida a través de una trombólisis, para que vuelva a irrigar sangre. Si uno llega más tarde habrá una muerte de tejido. Entonces, lo que queremos con esta terapia, en un futuro, es que una vez pase el evento, le coloquen esta solución salina, entonces el cerebro empieza a soportarlo brindándole oxígeno hasta que se llegue al centro de emergencia, le siguen colocando el suero y el paciente mejora. En estudios preclínicos en infarto en modelos animales se ha disminuido el 32 % de la lesión del tejido. Para esta investigación hemos pedido estudiar las ‘nanoburbujas’ en accidentes cerebrales. Es una patología muy frecuente con un componente de discapacidad enorme. A nivel cerebral, queremos ver cuánto se logra reducir la lesión.Rodolfo Llinás ha dicho que la ‘nanoagua’ podría consumirse como el agua normal embotellada. ¿La gente tendría acceso fácil a ella?Lo primero es que su aplicación es intravenosa y debe tener una cadena de frío entre dos y ocho grados centígrados y cierta protección. Inicialmente tiene que ser de clínicas y de ambulancias, no se podría comprar así no más. A futuro, no sé cómo se vuelva esto, pero usualmente, ante un evento de estos se requiere un manejo hospitalario. Tecnoquímicas preferiría que tenga un manejo de prescripción médica, no de venta libre. Sobre la parte de la bebida oral, aún se están haciendo muchas investigaciones, se está haciendo en peces, en plantas, porque como es cambiar las propiedades físicas del agua, impacta la vida. Apoyamos y queremos seguir haciendo investigaciones, pero eso dejémoslo como a futuro. Queremos darle un manejo completamente ético y académico.Frente a la ‘nanoagua’ se han creado expectativas de que podrían ser la cura para enfermedades como Alzheimer y Parkinson. ¿Cómo lo ven ustedes?Yo no creo que vaya a ser curativo, en eso sí quiero ser claro, porque hay una lesión, pero voy a sostener unas neuronas que están enfermas o se están deteriorando. Hay algunos estudios que han demostrado que las ‘nanoburbujas’ evitan el depósito de los amiloides que bloquean la transmisión de las neuronas, en el caso del Alzheimer, entonces puede ser curativo en algún momento, evitaría que la enfermedad aumente más. Pero hoy, al conocimiento actual de la terapia, de los estudios que tenemos sobre la mesa, no podemos hablar que cura. Que hay investigaciones que están avanzando y que quizá al final del tiempo digan que eso puede pasar, es cierto. Pero para los pacientes, lo importante es que vean que hay alternativas, que hay nuevas terapias que están andando y que quizá podemos tener soluciones pronto por estar en Colombia. ¿En qué momento estamos para dar inicio a los estudios clínicos?Ya tenemos un protocolo final y esperamos presentarlo ante las autoridades sanitarias locales para ejecutarlo. Con eso empezaríamos a reclutar pacientes. Se ha determinado que sean 150 pacientes que se reclutarán en las ciudades donde se realizarán los estudios (Cali, Bogotá, Medellín, Barranquilla y Bucaramanga), a través de los centros de investigación. En Cali va a ser la Fundación Valle del Lilí, estamos evaluando si abrimos otro centro.Las organizaciones con pacientes de alzheimer y Parkinson de Cali se han ofrecido para participar con pacientes voluntarios ¿podrán hacerlo?Tecnoquímicas no define qué paciente entra o no. Eso lo definen el clínico y el investigador, porque los criterios de selección de los pacientes son muy rígidos para poder hacer análisis estadísticos sólidos, porque serán estudios que se presenten a nivel mundial y Colombia no puede fallar con estos estudios y Tecnoquímicas no puede fallar. Ya tenemos sus datos. Los aplaudo porque luchan por la calidad de vida y los beneficios de estos pacientes porque están olvidados. Lo importante es que tienen bases de datos de pacientes. Queda abierta la puerta para hacer investigación de otras patologías con ellos. ¿Qué otras entidades del país estarán en esta investigación? En el estudio clínico que vamos a hacer van a estar trabajando Fundación Santa Fé de Bogotá, Clínica Marly, Universidad Nacional, Universidad de Antioquia, Fundación Cardiovascular del Oriente, en Bucaramanga, Universidad del Norte, o sea que estará toda Colombia.¿Qué significará el desarrollo de estas investigaciones para Cali y el Valle?Es muy importante para el Valle porque será eje académico y científico de las ‘nanoburbujas’. De acuerdo a los resultados, cuando ya se vaya a producir la terapia, lo más importante es que quizás va a ser la segunda planta a nivel mundial para su producción. En Cali comenzó la industria farmacéutica del país. Su ubicación geográfica es muy importante, se puede producir el medicamento y cubrir Ecuador, Perú, Chile, Suramérica.Entonces, el reto como empresa y personal es grande...Estamos contentos por Tecnoquímicas y por Cali porque estamos seguros que lograremos resultados importantes. Teníamos que subirnos a este tren porque habríamos perdido oportunidades grandes para Colombia.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad