El último adiós al gran oso Stap, ícono del Zoológico de Cali

El último adiós al gran oso Stap, ícono del Zoológico de Cali

Noviembre 17, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co
El último adiós al gran oso Stap, ícono del Zoológico de Cali

Stap tenía casi 30 años y había llegado al Zoológico de Cali hacía 25 años.

Según el Zoológico, el oso pardo de aproximadamente 30 años murió en su zona de refugio, donde permanecía bajo el cuidado estricto del personal médico y su cuidador desde hace algunas semanas.

Tras ser acogido por el Zoológico de Cali hace más de 25 años, este miércoles falleció el oso Stap, uno de los animales más carismáticos y antiguos del lugar. 

De acuerdo con el comunicado emitido por la entidad, el oso pardo de aproximadamente 30 años murió en su zona de refugio donde permanecía bajo el cuidado estricto del personal médico y su cuidador Miguel Calderón.

Asimismo, el Zoológico de Cali manifiestó que debido a su avanzada edad, en los últimos años Stap tenía complicaciones en sus articulaciones, lo que le dificultaba desplazarse con la misma habilidad de otros tiempos. Además su riñón e hígado no funcionaban de la misma manera.

Así registró El País un momento de diversión de Stap en el agua en el año 2015

[[nid:339671;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2014/08/oso-hielo.jpg;full;{En estas imágenes captadas por El País en el 2015, se puede ver a Stap refrescándose y divirtiéndose con helados de frutas y bloques de hielo que eran puestos en el tanque de su hábitat para calmar su estrés. Videógrafo: Jhonatan Herrera - Carlos SalinasJhonatan Herrera | El País}]]

Así llegó Stap a su hogar en Cali

Stap fue entregado voluntariamente por un circo ruso que estaba de paso por la ciudad. En ese momento, era un cachorro de 5 años que vivía en una jaula en la que no podía moverse, pues era exactamente del mismo tamaño de su cuerpo.

En ese lugar permanecía todo el tiempo y era ahí donde comía, dormía y hacía sus necesidades fisiológicas. Su caso fue conocido por la directora y el veterinario del Zoológico de Cali, quienes lograron rescatarlo. 

Hasta ese momento, el contacto de Stap con la naturaleza había sido casi nulo y de acuerdo con lo manifestado por el zoológico, a su llegada al lugar Stap se quedaba horas observando los árboles y la vegetación a su alrededor que para él habían sido desconocidas hasta ese momento.

"Hoy le decimos adiós a un miembro muy importante de nuestra familia, un animal que nos dejó marcas imborrables en el corazón, que nos dio más razones para seguir trabajando por la conservación de la vida con la pasión que nos caracteriza, al que recordaremos siempre y al que amaremos por el resto de nuestras vidas… Adiós amigo".

Susan Posada, coordinadora de comunicaciones del Zoológico, contó que, como ya se ha hecho en otros casos, el cuerpo de este animal fue entregado al laboratorio de biología de la Universidad del Valle, para contribuir a procesos de investigación. 

Relató además que, el día de la muerte, el Equipo de Bienestar Animal se reunió para recordar anécdotas con Stap y lo despidieron en medio de la nostalgia.  

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad