El top 5 de las 'enyesadas' de los caleños a la hora de construir

Julio 09, 2017 - 07:55 a.m. Por:
Por: José Luis Carrillo Sarria / reportero de El País 
construcciones en comuna 17

Los operativos son adelantados cada 15 días por miembros de la Secretaría de Seguridad de Cali para intervenir este tipo de edificaciones 

Foto: cortesía de la Alcaldía de Cali

Imagínese que vive en el corregimiento de La Buitrera y al salir a la zona verde de su hogar, en vez de ver el valle del río Pance, su mirada se estrella con un bloque de edificios. O que tiene su casa en Calicanto y al asomarse por el balcón ve cómo el edificio de cinco pisos de al lado amenaza con desplomarse sobre su vivienda de 3.6 metros de frente. O que tras mucho esfuerzos logró comprar una vivienda en un bonito sector de Cali, pero a su vecino le dio por construir dos retorcidas escaleras de caracol en un acto de mal gusto, desvalorizando su inversión.

Y es que cada año en Cali se expiden entre 2500 y 3000 licencias ya sea para construir nuevas edificaciones o realizar remodelaciones y al menos 600 de ellas cometen irregularidades o exabruptos que se saltan las normas de Plan de Ordenamiento Territorial (POT). Eso quiere decir que al menos diez veces a la semana alguien en Cali está construyendo bajo la ilegalidad.

Y la situación es peor. Hay quienes ni siquiera gestionan los permisos de construcción. Se sabe de ellos cuando los vecinos denuncian ante la Subsecretaría de Inspección, Vigilancia y Control de la Alcaldía. Desde el pasado mes de marzo, cada semana, se reportan 20 de estos casos.

Casas de interés social con cinco pisos de altura; locales comerciales con permiso para elevar dos niveles pero que construyen diez; complejos habitacionales de lujo que obstruyen panorámicas de las comunidades; antejardines convertidos en parquederos cubiertos, palomeras o locales comerciales son algunos de los casos.

Esto se registra en todos los estratos. Por ejemplo, en Pance se edifica un millonario proyecto habitacional donde inversionistas extranjeros obstruyen la visual de una zona de La Buitrera. “Gestionaron la licencia y comenzaron a edificar obras no autorizadas. Hacen el levantamiento de una zona social que impide la visibilidad de las casas que están atrás y por eso la comunidad está molesta. Hoy la obra está suspendida, ellos ya presentaron las modificaciones al Curador, pero edificaron 702 metros cuadrados más de lo que le permitía la licencia, todo hacia arriba. También, habrían construido, posiblemente, sobre espacio público. Es todo un lío”, comenta Samil Jalil, subsecretario de Vigilancia y Control de la Alcaldía.

Actualmente
10 técnicos realizan las inspecciones a las edificaciones en Cali. Para final
del año se espera que sean 22 técnicos.

También hay sectores como Calicanto y Cantaclaro, en el sur, donde son tan evidentes las irregularidades a la hora de remodelar o reestructurar las viviendas, que los vecinos cansados de moles que no conservan la estética, decidieron interponer sus quejas ante la Alcaldía. De las 23 viviendas denunciadas ninguna tenía licencia de construcción.

“La gente del barrio está aterrada porque en la zona solo se permiten tres pisos como máximo y hay casas que alcanzan los cinco pisos más terrazas y hay edificios que dan la impresión de que se mueven, eso da miedo ”, dice Raúl Piedrahita, habitante del sector.

Para funcionarios de la Secretaría de Gobierno los caleños se están dejando guiar por sus necesidades y por lo que diga el maestro de obra. “Es desconocimiento de la norma y viveza de los dueños porque creen que no se hacen operativos”, dicen.

En el centro de Cali el panorama no es muy distinto. En un radio de diez cuadras, comprendido entre la Carrera 10 con Calle 15 hasta la Carrera 6 con Calle 12 hay ocho edificaciones comerciales en construcción de alto valor que incumplen las normas.

Entre las irregularidades, se detectó que pidieron permiso para arreglar fachadas y resultaron haciendo pisos de más. “Varias necesitaron altas inversiones pero se contradicen cuando aparentemente por costos no se tramita la licencia de construcción”, preciso Jalil.

“Es mejor pedir perdón que permiso”

Mauricio Ulloa, maestro de obra y uno de los contratistas más solicitados de Vipasa, afirma que una práctica habitual en Cali es comenzar a edificar el proyecto y después solicitar los permisos.

“La gente quiere que se hagan la construcciones rápido y no complicarse, por eso cuando se va levantando la obra, se pide el permiso. A veces ni se piden permisos y la Alcaldía ni se da cuenta de los arreglos que se hacen. Yo no conozco en Cali las primeras casas que hayan tumbado por eso. Sí, a veces las paran, pero después se arregla eso”, comenta el obrero que además alerta que este año ha oído, entre sus colegas, que se apretaron los operativos a obras.

Según la Secretaría de Seguridad y Convivencia, esto obedece a la reforma administrativa de la Alcaldía que le dio facultades a la Secretaría de Seguridad y a que el nuevo Código de Policía le otorgó ‘dientes’ a los inspectores.

De acuerdo con informaciones de esta dependencia, en la zona urbana hay más de 100 investigaciones, de este año, a la espera de ser sancionadas por los Inspectores de Policía (casos que serían resueltos en el próximo semestre) y ya fueron suspendidas 24 obras en la zona rural. Para este año esperan hacer 2000 visitas a obras con licencia y 3000 a construcciones denunciados por la comunidad.

Multas
Las sanciones se imponen según el estrato.
Estrato 1 y 2: de 5 a 12 Salarios Mínimos (Smlmv).
3 y 4: De 8 a 20 Smlmv.
5 y 6: De 15 a 25 Smlmv.
La multa no podrá superar los 200 Smlmv.

Top de las ilegalidades que se cometen en Cali al edificar obras

5. Cambios en el jardín

En algunas viviendas funden planchas en el antejardín de la casa para así ganar espació, ya sea para el estaciona miento del carro o crear un segundo nivel.

4. Escalas externas

Aunque algunas escaleras externas son autorizadas, estás solo son para el acceso a un segundo piso, de allí en adelante no están autorizadas.

3. Fachada mentirosa

Una de las irregularidades más frecuentes es que se tramita un permiso para modificación de la fachada pero resulta siendo una reestruturación del edificio.

​2. Pisos falsos

Se tramita el permiso para hacer dos o tres pisos, pero a cada uno de ellos le sacan uno o dos niveles más a manera de apartamentos dúplex.

1. Edificar sin permiso

Cada semana llegan hasta la Secretaría de Seguridad y Convivencia 20 requerimientos de vecinos denunciando modificaciones sin licencias.

¿Cuándo se debe solicitar la licencia?

María de la Mercedes Romero, directora de Planeación, explicó que las licencias de construcción las otorgan las tres curadurías que operan en Cali, las cuales son vigiladas por la dependencia que dirige. “Lo cierto es que muchas personas arrancan a construir y sin tener en cuenta los requisitos”.

La funcionaria sostiene que no todas las intervenciones en el hogar requieren de permisos. “Si usted está remodelando un baño, cambiando los enchapes de la cocina o lo pisos no tiene que gestionar la licencia”, dice.

El permiso se debe solicitar si modifica la estructura de su hogar (vigas, columnas, paredes), la cubierta (techo) o el frente de la misma.
Según Planeación Municipal no han sancionado curadores en Cali por otorgar permisos que violen el POT.

Para usted solicitar la licencia de construcción debe acercarse a una de las tres curadurías urbanas que hay en Cali. Allí le dirán el tipo de licencia urbanística que requiere. También le informarán qué documentos debe presentar para el trámite.

Posteriormente la Curaduría inicia la revisión y evalúa que los documentos se ajusten con el POT, requerimientos de sismo resistencia, entre otros. Después de acatar las recomendacio- nes se expide.

Si quiere denunciar irregularidades de los curadores, lo puede hacer ante el Departamento de Planeación, en el CAM, los días jueves de atención al público.

¿Dónde se puede denunciar?

Estas irregularidades las puede dar a conocer a través del correo electrónico: atencion ciudadana@ cali.gov.co. 

También puede radicar la queja en la Oficina de Atención al Ciudadano ubicada en el primer piso de la Alcaldía.

Asimismo, puede llamar a la línea telefónica 195.

La queja puede ser anónima y según la Subsecretaría de Convivencia tardan en promedio una semana en atender el requerimiento.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad