El Tecnocentro viajará a Nueva York para mostrar lo mejor del 'sabor' caleño

El Tecnocentro viajará a Nueva York para mostrar lo mejor del 'sabor' caleño

Julio 05, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción El País
El Tecnocentro viajará a Nueva York para mostrar lo mejor del 'sabor' caleño

En dos semanas, aquel esfuerzo inexplicable que es el Tecnocentro Somos Pacífico, a ritmo de baile, se mostrará en la ‘capital del mundo’.

En dos semanas, aquel esfuerzo inexplicable que es el Tecnocentro Somos Pacífico, a ritmo de baile, se mostrará en la ‘capital del mundo’.

Y ahora, a la gringa que dejó todo en Nueva York para venirse a Cali a dirigir la Fundación Alvaralice -a cargo del Tecnocentro Cultural Somos Pacífico-, se le ocurrió llevar a unos bailarines caleños a la Gran Manzana.

La idea, a través de ellos, es intentar explicarle a otros gringos, y al mundo en general, en qué consiste ese esfuerzo incomprensible que en el Oriente de la ciudad sirve para rescatar chicos de los espirales de la violencia, defendiéndolos y blindándolos de ese sinsentido mediante los programas artísticos, culturales, tecnológicos y de generación de ingresos que el centro comunitario les ofrece desde hace seis años en el corazón de Potrerogrande.

El asunto, explica Whitney Cox, como se llama la gringa que desde febrero asumió la dirección ejecutiva de Alvaralice, es que para el tercer fin de semana de este mes, la Fundación fue invitada a participar en la tercera Feria de Servicios que tendrá lugar en LaGuardia Community College (Queens, Nueva York) con ocasión de la celebración del día de la Independencia colombiana; el objetivo principal del evento, justamente hecho en la capital del mundo, es difundir expresiones culturales colombianas y fortalecer los lazos de las nuevas generaciones con el patrimonio gastronómico, cultural y artístico de Colombia.

El asunto, dice Whitney Cox, es que ella había podido ir, alistar una presentación, hablar con la gente, dar un discurso, mostrar, quizás, algunas fotos, repartir un brochure con información de todo lo que hacen para mantener a flote el Tecnocentro, y eso habría estado bien. Pero nada se habría comparado a la posibilidad de mostrarle a la gente, de manera palpitante, algunos de los resultados que permite ese lugar.

Porque el Tecnocentro, que a la fecha ya ha beneficiado a más de dos mil quinientos chicos, también tiene servicios como una ‘agencia de talentos’ creada para ayudar a buscar caminos para que los saberes que esos chicos aprendieron allí, no se queden en una simple anécdota.

La agencia, pues, de lo que se encarga –entre otras cosas- se de tender puentes con empresas, con conocidos, con amigos, para que les abran la puertay les den así la primera oportunidad que otras muchas veces, y en distintas circunstancias, les había sido negada.

Parte de lo que hace esa agencia de talentos va a explicarse en carne viva cuando en Nueva York, el próximo domingo 17 de julio, la pareja de bailarines de salsa compuesta por Carolina Valencia y Miguel Andrés García, suba a una tarima en LaGuardia Community College y demuestren la forma en que la música ha llevado sus pasos por los mejores pasos posibles.

“Siento que es la oportunidad de representar a Colombia ante los Estados Unidos y mostrar todo de nosotros. ¡Y obviamente del Tecnocentro!”, dice Miguel. “¡Yo me siento muy contenta de esta oportunidad que nos han dado!”, dice a su turno ella, Carolina. Ninguno de los dos, antes de este chance, habían salido del país. Y ahora sus pasos los llevan a la ‘capital del mundo’.

[[nid:553389;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/270x/2016/07/ep001146999.jpg;left;{Nikol (izquierda) y George (derecha), componen la ‘Generación del Ragga’.Especial para El País}]]

Junto a ellos, otra pareja orgullosamente nacida en el Distrito de Aguablanca, en las mismas calles donde se levanta el Tecnocentro: Nikol y George, que componen la ‘Generación del Ragga’. En el 2014, a Nikol la conoció todo el país y buena parte del mundo, a través del video del Ras Tas Tas, el pegajosísimo tema de salsa choke que se viralizó a través de las celebraciones de gol de la Selección Colombia en el Mundial de Fútbol de Brasil.

Y George, es el artífice de esa coreografía. Ambos, vestidos de la ‘Generación del Ragga’, llevan trece años trabajando con la música como salvavidas de muchos chicos.

Nadie se ha dado a la tarea de contarlo, pero son muchos. George y Nikol no conocen Nueva York. Y ahora sonríen llenos de orgullo. Con la mirada en alto. Muy alto. Ninguna de esas sonrisas, ninguna de esas miradas, había podido caber en un brochure, cuenta, Whitney Cox, la gringa que también está feliz de hacer lo que hace en Cali.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad