El sedentarismo, una silenciosa condena a muerte

Mayo 17, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Alda Mera | Reportera de El País
El sedentarismo, una  silenciosa condena a muerte

Más de la mitad de las muertes en Colombia son causadas por enfermedades no infecciosaas ni transmisibles, sino por aquellas derivadas del sedentarismo y falta de ejercicio físico.

No hacer ejercicio es la causa de enfermedades no transmisibles, pero igual de mortales como las infecciosas. Todo se podría evitar con actividad física.

Millones de personas mueren al año en el mundo por las guerras, la hambruna, los accidentes de tránsito, el cáncer, en fin. Pero cinco millones de personas con buena expectativa de vida, se mueren por quedarse quietos. Sí, literalmente la vida sedentaria que los amarra a un escritorio, a un computador, a un carro, a un televisor y otros artilugios de la vida moderna, equivale a firmar un pacto con la muerte por adelantado. Es como condenarse a cadena perpetua al sofá de la casa.De ahí que de las diez principales grandes amenazas de mortalidad, cinco son por enfermedades no transmisibles, es decir, evitables o controlables solo con actividad física. No son infecciones letales como el VIH ni fallas orgánicas como una insuficiencia renal. No, la gente se muere por hipertensión arterial, hipercolesterolemia, diabetes, obesidad y/o sobrepeso y enfermedades cardiovasculares, desarrolladas todas por el aparentemente inocuo y silencioso ‘virus’ del sedentarismo.“El sedentarismo es la mayor amenaza para la salud de los seres humanos, se ha asociado a la mayoría de enfermedades no transmisibles, incluso hasta algunos tipos de cáncer y enfermedades neurodegenerativas” señala el médico especialista en medicina del deporte, John Duperly.En Colombia, casi el 50 % de la mortalidad está asociado directamente con este tipo de patologías, en especial las del sistema circulatorio como la enfermedad coronaria, la angina de pecho y/o infarto agudo, derivadas de la arterioesclerosis (arterias coronarias taponadas por grasa).De acuerdo con datos de Colombia Saludable, de Coldeportes, solo un 26 % de los adolescentes (13 - 17 años) y un 42,6 % de los adultos (18 - 64 años) cumplen los requisitos mínimos de actividad física que les permitan tener beneficios en su salud.Pero, ¿qué es actividad física?Javier Gutiérrez, médico deportólogo, la define como “la contracción muscular voluntaria”, es decir, que la persona decide o se dispone a contraer el músculo por su propia voluntad.Casi un 45 % del peso corporal es pura masa muscular y ese músculo esquelético es el que debemos ejercitar. Por lo tanto, cualquier tipo de contracción puede ser considerado como ejercicio. La primera instrucción es que todo ser humano debe realizar actividad física, desde niños hasta adultos mayores. Estos con mayor razón porque cualidades físicas como la resistencia y la potencia o fuerza, dependen de la masa muscular, y la movilidad articular en parte depende de la flexibilidad muscular, características que se van perdiendo con los años.“A partir de los 50 años empezamos en un declive de esas cualidades físicas, que de no mantener un adecuado ejercicio, en un momento dado la funcionalidad y la independencia del poder actuar solo en la vida diaria, se pierde porque entramos en decadencia”, dice Gutiérrez.El deportólogo sostiene que los colombianos tienen una desventaja que se convierte en una virtud y es que el sistema de transporte de muchos depende del sistema público, que al no ser de fácil acceso, los obliga a caminar. “Eso permite que la actividad física esté cobrando importancia como medio de transporte”, dice.Pero la actividad física como recreación tiene un muy bajo nivel de aceptación. Uno de cada cuatro hombres y una de cada ocho mujeres la realizan en tiempo libre. Solo un 45 % de las personas cumple con los mínimos de actividad física para mantener o mejorar la salud, incluyendo lo que deben caminar para desplazarse. Las cifras en Cali son peores. Pese a que el clima de la ciudad invita a la actividad deportiva, refleja lo contrario un estudio realizado por la Alcaldía de Cali, la Secretaría de Salud Municipal y el Centro para el Desarrollo y Evaluación de Políticas y Tecnologías de la Universidad del Valle, Cedetes, que entrevistó a 6298 personas de ambos sexos y de todas las edades.Los resultados dados a conocer en marzo dicen que el 63,9 % de los hombres y el 67,2 % mujeres de Cali, son sedentarios (menos de cinco minutos de ejercicio al día). Solo un 21.5 % y 18.5 % se declaran activos (30 minutos diarios de ejercicio por siete días). Un adulto debe hacer ejercicio moderado (ver anexo), pero si le gusta hacer deporte e intensifica el esfuerzo, debe realizar esta actividad dos o tres veces a la semana durante unos 40 o 45 minutos y se mantendrá saludable.El adulto también debe hacer además ejercicio muscular y de flexibilidad dos veces a la semana. Y la rutina del adulto mayor debe incluir ejercicios de balance, coordinación y equilibrio, habilidades que se deterioran mucho con la edad y aumenta el riesgo de caídas, evento catastrófico para una persona mayor de 65 años. Lo grave, según el estudio de Cedetes, es que el sedentarismo no es un asunto de educación. Se ven diferencias de más de 14 puntos solo entre las personas con cero grado de escolaridad, donde son sedentarios el 77.5 %, frente a un 63.6 % de los universitarios. También entre los que sí se declaran activos, con un 22.5. % y un 36.4 % respectivamente.De ahí en adelante, entre los que tienen primaria y secundaria incompleta y completa, y nivel técnico, los divorciados con el ejercicio oscilan entre el 68.4 % y 66.4 % . Y los que sí hacen rondan entre 31.6 % y 35.7 %. Unas cifras casi parecidas.El País consultó con la Secretaría de Educación Municipal, si además las instituciones de educación por cobertura tienen al menos una cancha para alguna práctica deportiva. Y encontró que no existen datos al respecto porque “jamás se ha pedido esa información a los colegios ni se ha fijado ese requisito para contratar. “Se espera que en la próxima auditoría incluir esa pregunta en el formulario”, dijo un vocero de la dependencia.La silla ocupadaDe acuerdo con el médico Gutiérrez, hay estudios que muestran una relación entre enfermedad y el tiempo que esté uno sentado. Independiente de que se realice 45 minutos de actividad física tres veces a la semana, se debe procurar estar el menor tiempo en la silla, para tener más beneficios en salud.De ahí que se recomiende caminar hasta para hablar por celular, bailar en la casa, saltar, jardinear y optar por videojuegos que exigen moverse como en un campo de tenis o de bolos, como el Wii Sports. “Caminar de la casa al trabajo y viceversa, salir a pasear el perro al parque, ir al gimnasio, hacer trabajos en la finca o hasta barrer o trapear, todo tipo de actividad física nos va a beneficiar”, dice Gutiérrez.Los expertos precisan que se debe entender la relación entre el tiempo de la actividad física y la intensidad del ejercicio para que sea beneficioso.Por ejemplo, la contracción muscular que se requiere para caminar en un centro comercial, es mínimo. No es que no sirva, pero sería más efectivo al menos diez minutos continuos de ejercicio. De todas formas, es preferible estar caminando al menos de local en local, a quedarse acostado en el sofá o sentado en la oficina.Si quiere mejorar la resistencia, fuerza y flexibilidad, se requiere más intensidad y esfuerzo. Quizás una caminata sirva, pero si trota, va a mejorar la resistencia y entre más intenso, va a mejorar más su salud.Lea también "Programa Fifa 11, un golazo de hábitos saludables"Encuentre aquí "El ejercicio es el mejor medicamento natural"

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad