“El Polo cree que el Valle vale la pena”: Carlos González, candidato a la Gobernación

Mayo 19, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
“El Polo cree que el Valle vale la pena”: Carlos González, candidato a la Gobernación

El sociólogo Carlos González, candidato del Polo Democrático Alternativo a la Gobernación del Valle del Cauca.

El candidato del Polo Democrático Alternativo a la Gobernación, Carlos González, dice que el partido no podía pasar de agache ante la crisis que vive la región.

El sociólogo Carlos Arbey González fue escogido esta semana por el Polo Democrático Alternativo como su candidato a la Gobernación del Valle. González, quien se desempeñó como presidente del Sindicato de la Universidad del Valle, aspirará por primera vez a un cargo de elección popular, y pese a que es consciente de que no es conocido por el común de la gente, cree que vale la pena ese reto. ¿Qué lo animó a postularse a la Gobernación?Se me hizo la propuesta como un reconocimiento a mi trayectoria. Soy fundador del Polo y tengo la formación social y académica y alguna experiencia en asuntos de ciudad y de región.Horas antes había ocurrido la elección de la Mesa de Unidad Nacional y había que salir con una voz diferente a la que se pretende institucionalizar en el Valle del Cauca. Es decir, miramos que había un atropello a la democracia en este asunto de la Mesa de Unidad. La asamblea del Polo deliberó y llevó una recomendación mayoritaria al Comité Ejecutivo Nacional para que considerara mi nombre y allí con la Presidenta del Polo, Clara López, se decide, pues también había una solicitud de María Isabel Urrutia. Por unanimidad, determinan que el aval es para Carlos González.¿Por qué no avalaron a María Isabel Urrutia cuando venía de hacer una buena campaña a la Alcaldía?Por dos consideraciones, primero, los votos no pertenecen a una persona, los que sacó María Isabel Urrutia obedecen a una estructura de partido, que todos movimos, o sea, no es tan exacto decir, y ella no lo puede decir, que los votos son de ella. La segunda es que ha causado mucha molestia en las mayorías del Polo la postura de María Isabel frente al Petrismo en Bogotá, fue público que tuvo toda la disposición y decisión política de ir a trabajar con un sector con el que el Polo se siente agredido. Con una campaña tan corta, ¿no es muy difícil posicionar un producto nuevo llamado Carlos González?Sí, es una dificultad, además de la precariedad de los recursos. El Polo no tiene cómo apoyar esta campaña, pero tenemos el empeño de visibilizarla aún contra el tiempo. Es claro que para nosotros es mucho más difícil que para otras campañas, pero aspiramos a que las hechuras que tenemos, la posibilidad de reconocimiento donde hay trabajo hecho, sector sindical y comunidades pueda multiplicarse rápidamente. Es una dificultad, no la ocultamos, pero estamos dispuestos a aceptar ese reto.¿Esta aglutinado el Polo alrededor de su nombre, teniendo en cuenta las disputas internas que hay?Sí, hay un indicativo muy interesante. Con Mauricio Ospina hemos tenido algunas diferencias, pero él toma la decisión de sumarse a esta campaña. Ahí hay un mensaje que al Polo es posible unificarlo, sobre todo porque hay una amenaza tan grande con la Mesa de Unidad, por eso empecé diciendo que queremos jugar ahí frente a una exclusión. El Polo es el único partido de izquierda que tiene candidato con aval. Los otros sectores de la izquierda no tiene avales. ¿Estarían dispuesto a negociar la candidatura suya por un aspirante de unidad?No, la decisión del aval para el nombre está tomada por unanimidad, por condiciones, por identidades y por reconocimiento. Yo soy militante fundador del Polo, no he tenido objetivos en la historia de mi vida política hacia otro sector, eso es importante y pesa. A lo que sí estamos dispuestos es a discutir qué alianzas podemos hacer para tener mejores resultados y esas alianzas, en la política se traducen en otra cosa, que no es solamente “déme el aval para yo tener el candidato”, es decir, eso es indeclinable. ¿No cree que el Polo quedó muy mal parado luego que su candidato a la Gobernación, Athemay Sterling, se uniera al gobierno de Useche?Sí, incluso lecturas parecidas se hacen con María Isabel Urrutia, eso hay que aceptarlo, pero eso está relacionado con la debilidad de dirección en la región y la municipalidad. Tener un candidato que sea absoluta y plenamente del Polo, como es el caso de mi nombre, es una mejor garantía, por eso el Polo dice “no lo negociamos”, porque es que no ha tocado estar con candidaturas casi que prestadas. El Valle entró en Ley 550 debido a la crisis financiera. Hoy, para muchos no es un buen negocio ser gobernador. ¿Lo es para su partido?Sí, el Polo es una opción de Gobierno tanto en el país como en los departamentos y municipios. Somos una opción de poder y uno no puede pensar que es muy bueno cuando las cosas están bien. Una decisión política seria es asumir el poder en las condiciones que tenga que hacerlo, para trabajar con la comunidad. Esta es de las peores situaciones que ha tenido el Valle en su historia y medírsele a asumir una Gobernación tiene unas implicaciones serias para el partido, porque es muy fácil presentar una candidatura y asumir una Gobernación en otras condiciones. Creemos que tenemos condiciones para hacerlo, que podemos formular una propuesta porque el Valle vale la pena. La respuesta es que el Polo cree que el Valle vale la pena, no podemos pasar de agache. ¿Y qué estrategia tiene frente a la situación financiera?Venimos planteando un programa muy simple y en dos líneas. La primera es que quien llegue a hacer promesas, está mintiendo. En las condiciones en las que está el Valle, y en las que va a estar, si cae en segunda categoría, no es posible hacer promesas.La estrategia nuestra es hacer un trabajo serio, volver a enrutar el Departamento para que recupere el equilibrio fiscal y sus finanzas. Dicen los estudiosos, que recuperar la categoría especial, tomaría entre 8 y 10 años y mucho más, si caemos en segunda. El trabajo es recomponer financieramente el Departamento, revisar las empresas, Acuavalle, todas las fuentes de recursos, para que empiecen a generar recursos y poner la cuenta en positivo. La segunda estrategia es que la prioridad con las regalías no puede ser cemento, la prioridad es la deuda social, que es bastante grande, aquí hay indicadores socioeconómicos muy complicados. Aplicar los recursos a más cemento es criminal con la población. A raíz de los escándalos de los hermanos Moreno en Bogotá, el Polo tiene una imagen de corrupción. ¿Eso no le puede restar a su campaña?Sí, yo creo que estamos pagando los pecados de otros. los Moreno llegaron como Polo y esa responsabilidad la ha asumido el partido y no hemos dado a la ‘pela’, pero también hay que reconocer que frente a un hecho tan reprochable, que no forma parte del ideario del Polo, hay unos hechos de Clara López en la Alcaldía, que demostró que la actitud nuestra no es de corruptos. Queremos resaltar que otros gobiernos que hemos tenido, lo han hecho bien.¿Cómo acabar la corrupción en el Valle?Lo primero que uno debería aprender para poder enfrentar la corrupción es poner sobre la mesa a los actores, porque siempre se cree que el corrupto es el de lo público, pero no hay un corrupto en lo público si no hay uno de lo privado. Aquí han pasado de agache los corruptores, y eso yo creo que hay que develarlo. No puede ser que el sector productivo, que se lucra de esa corrupción siga pasando de agache, porque siempre en la picota pública queda es el Estado, llámese departamento, municipio o Nación.¿Quién es Carlos Gonzalez, para la gente que no sabe?Yo trabajé en la Universidad del Valle por más de 30 años, soy sociólogo, con postgrados en desarrollo comunitario, organizacional y psicología, una formación que me permite visionar los problemas sociales, porque ese es el ámbito de mi formación académica.He sido un estudioso de los temas del Valle, de la ciudad, pero también he acompañado las causas nobles y sociales. Por convicción, por formación e identidad ideológica he acompañado a los que se resisten a que las empresas públicas, las privaticen. Hay una hoja de vida para mostrar de una trayectoria de 25 años de liderazgo sindical. He hecho buena parte de mi carrera es en la Universidad del Valle. Lideramos la defensa de la Universidad cuando estuvo a punto de caer en ley de quiebra.¿Había puesto anteriormente su nombre para consideración de un cargo de elección popular?Hace tiempo se me hacían sugerencias para Senado, Cámara, Concejo o Asamblea, pero mi vocación es la academia. Esta vez tomé la decisión y es la primera vez que pongo mi nombre al escrutinio público.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad