El Plan Talentos recibe duras críticas en Cali por su cobertura

El Plan Talentos recibe duras críticas en Cali por su cobertura

Mayo 21, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
El Plan Talentos recibe duras críticas en Cali por su cobertura

El Plan Talentos busca mejorar los resultados de las pruebas del saber (Icfes), pero según cifras de la Universidad del Valle, estas subieron solo 16% en la primera promoción.

Mientras más de 1.400 jóvenes del Plan Talentos II acarician los resultados de su Prueba del Saber (Icfes) y el sueño de ingresar a la universidad, este programa conjunto de la Alcaldía de Cali y la Universidad del Valle es cuestionado por algunos sectores de la ciudad.

Mientras más de 1.400 jóvenes del Plan Talentos II acarician los resultados de su Prueba del Saber (Icfes) y el sueño de ingresar a la universidad, este programa conjunto de la Alcaldía de Cali y la Universidad del Valle es cuestionado por algunos sectores de la ciudad. La iniciativa, que busca mejorar las competencias académicas de jóvenes de estratos 1 y 2 y áreas rurales de Cali (80% son de ladera y Oriente) para fortalecer sus competencias y facilitar su ingreso a la educación superior, está a punto de graduar su segunda promoción y prepara la convocatoria para la tercera.Los cuestionamientos se plantearon en un debate en el Concejo, donde se considera que el programa tiene un costo muy alto frente a bajos indicadores de ingreso a la universidad. Y que reforzó las cifras del reciente informe Cali Cómo Vamos. Arabella Rodríguez, directora de Cali Cómo Vamos, señala que según el Ministerio de Educación a 2009, 56.000 jóvenes de Cali que se quedan por fuera del sistema de educación superior. “Es una gran problemática. La Alcaldía ha intentado con el Plan Talentos impulsar el acceso a la educación superior en los estratos 1 y 2, cubriendo 1.500 jóvenes, pero el resto se quedan por fuera. Es un esfuerzo meritorio, pero con una cobertura marginal”, dice Rodríguez. Además, cuestiona que “la tasa de efectividad sigue siendo baja: en 2009 atendieron 1.500 jóvenes, pero solo 421 pasaron a la educación superior, mientras que en 2010 recibió 1.487, pero de ellos solo 56 ingresaron a la universidad”.La concejal Noralba García reparó que “el Plan Talentos cuenta con un aforo de $9.300 millones, de los que el Municipio aporta $7.300 millones, fácilmente pasaría a ser un PreIcfes, destinado a 3.000 estudiantes de los 10.848 que se gradúan anualmente de instituciones oficiales”.La primera dama del Municipio, Marcela Patiño Castaño, respondió a las críticas diciendo que “no nos están midiendo con los resultados completos porque los jóvenes de Talentos II apenas recibieron el Icfes (pruebas del saber) el 13 de mayo y sólo a finales de junio estarían tabulados los resultados para hacer el comparativo del puntaje inicial y del puntaje de salida para medir cuánto bajaron o subieron”.Además señaló que “de los ingresos a la universidad no lo vamos a saber sino en noviembre. Univalle acaba de anualizar 18 programas y sólo a finales de año se sabrá cuántos ingresaron y cuántos no”.De paso, la gestora social e impulsora de la iniciativa aclaró que el Plan Talentos no se ciñe al año calendario, sino que va de julio a junio. “Así que con el Plan Talentos II, iniciado en julio de 2010, aún no hemos terminado y por ello las cifras que hay con relación al ingreso del programa en 2010 no están completas”.Julieta Muriel, coordinadora del programa en la Universidad del Valle, destaca los logros del Plan Talentos: “Si Univalle dispone de 2.500 cupos al año para Cali y el Suroccidente colombiano, y 421 de esos son para estos jóvenes, es una buena cifra considerando que son de la ciudad y de los estratos con menos posibilidades de acceder a la educación superior”.La vocera explicó que “las cifras que algunos diputados y concejales están señalando no son las reales porque el Plan Talentos II apenas está terminando” y agregó que esta semana se hicieron las dos primeras jornadas con los alumnos y la Universidad del Valle para mirar los resultados y una con la Universidad de los Andes, que otorgará becas para ver a qué otras instituciones pueden aplicar.Marcela Patiño señaló que los 56 jóvenes que aparecen en los informes como ingresados en el primer semestre de 2011, “ya son ventaja, porque estando en la mitad del ciclo Talentos II, por iniciativa propia ellos decidieron presentar su Icfes en diciembre pasado, sacaron buenos puntajes e ingresaron. Entonces no son la muestra representativa total, pero sí son una ventaja de esta segunda promoción”.Pensando más a largo plazo, Arabella Rodríguez indicó que “ese esfuerzo y esos recursos del Plan Talentos serían mejor utilizados si se destinaran a brindar apoyo educativo para cubrir las deficiencias que no se cubren en el sistema educativo formal y que difícilmente se van a suplir en uno o dos semestres en la universidad”.Rodríguez dijo que el Plan Talentos es un intento de inclusión muy bueno, pero es como un cuello de botella tratar de extraer por esa estrecha vía a unos cuantos jóvenes para que accedan a la educación superior o tecnológica. “El único modo de romper ese cuello de botella es mejorando la calidad educativa en las escuelas básica y media para que estos jóvenes tengan una mejor posibilidad de aspirar a un cupo de educación superior o tecnológica. Talentos tiene un impacto marginal tanto como en cobertura como en efectividad”. A ello, Marcela Patiño respondió que la Secretaría de Educación ya está trabajando en el mejoramiento de las competencias educativas. “Como esos resultados se reflejan en el tiempo, este plan es para suplir una carencia de los jóvenes que ya salieron y tienen derecho a una oportunidad. Sería de lujo que un día no fuera necesario el Plan Talentos, pero mientras llegamos allá, quisimos brindar una oportunidad”.Un indicador del éxito del programa, según la Alcaldía, es que desde la primera convocatoria “esperábamos ingresar 150 jóvenes a Univalle, pero entraron 421, una cifra muy por encima de nuestra expectativa. Eso demuestra que el Plan Talentos sí sirve y que debería haber más programas así. Es para el estudiante aplicado, pero que no ha tenido iguales oportunidades a las de la educación privada”, afirmó Marcela Patiño.Añadió que en el ámbito académico los jóvenes sienten que sí hay posibilidades para ellos, empiezan a creer en sí mismos y comienzan a estudiar. Para la gestora social hay indicadores no tangibles ni medibles porque el reto no es sólo académico, sino de ciudadanía y cultura. “Este es un proyecto de vida, aprenden sus derechos, conocen la ciudad y adquieren un sentido de pertenencia porque había jóvenes que no conocían los sitios emblemáticos de Cali, incluidos los de la zona histórica”.No obstante, el informe de Cali Cómo Vamos recomienda hacer jornadas de apoyo extracurricular en los colegios dirigidas a reforzar los conocimientos y metodología para mejorar el desempeño escolar de los bachilleres.“Esos refuerzos se podrían hacer en las áreas más deficitarias, con talleres específicos y más intensidad horaria. Mejorar la calidad desde la base, de 6 a 11 grado, es la forma más equitativa de incorporar más estudiantes al sistema educativo superior”, dijo Arabella Rodríguez.Sin embargo, Marcela Patiño sostuvo que “los resultados son los que nos acompañan y quisiéramos que el gobernante X o Y que venga le dé al Plan Talentos la importancia que merece y la continuidad”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad