El Pascual se cierra para los hinchas: así se afectarán América y Deportivo Cali

Mayo 25, 2017 - 07:58 p.m. Por:
Redacción de El País 
Clásico

Dentro y fuera del estadio Pascual Guerrero los hinchas rojos y verdes vivieron un clásico en paz.

Bernardo Peña / El País

El estadio Pascual Guerrero, histórico templo del fútbol en Cali, quedará cerrado para los hinchas por un período indefinido de tiempo.

Esa es la principal sanción que decidieron aplicar este jueves las autoridades caleñas, luego de los graves disturbios que se presentaron en la noche del miércoles dentro del estadio y en una vasta zona aledaña a él, durante el clásico entre América de Cali y Deportivo Cali por la cuarta fecha del torneo Copa Águila.

Al término de una reunión extraordinaria realizada en la Alcaldía, la Comisión Local del Fútbol, ente que agrupa a todas las entidades estatales reguladoras de esa actividad, anunció un conjunto de medidas que buscan evitar nuevos desmanes por cuenta del accionar de las denominadas barras bravas de ambos equipos.

Lea también: Así fue el 'clásico del terror' entre las barras bravas del América y el Deportivo Cali

"A partir del 1 de julio del presente año se prestará el estadio Pascual Guerrero exclusivamente para partidos de fútbol a puerta cerrada, sin asistencia de público hasta que los equipos interesados en el uso del estadio y la Dimayor presenten a esta Administración un plan satisfactorio de seguridad, que incluya seguridad física para el estadio, seguridad electrónica, específicamente identificación biométrica de los asistentes y la carnetización de las barras", dijo el secretario de Seguridad y Justicia de Cali, Juan Pablo Paredes.

Una vez se cumpla esas condiciones, dijo el funcionario, entrarán a regir otras medidas que apuntan directamente a frenar la acción delictiva de las barras bravas del fútbol.

"La primera es que solamente se admitirá, cuando sea habilitado el estadio, la presencia de la barra local. No habrá barras visitantes por lo que resta del 2017. Tampoco se permitirá el ingreso de trapos, orquestas u otros elementos. Las barras entrarán sin nada en las manos", anunció Paredes. 

Adicionalmente, la Alcaldía no autorizará la organización y salida de caravanas de barras desde Cali hacia ningún destino nacional o internacional.

Y, finalmente, se prohibirá todo tipo de reuniones de barras de fútbol en lugares públicos de Cali. La Policía será la encargada de vigilar que esta norma se cumpla. 

¿Qué significa?

Las medidas que anunció este jueves la Alcaldía de Cali se suman a otras sanciones que ya había impuesto la División Mayor del Fútbol a los dos grandes equipos de Cali.

La Dimayor informó que el Deportivo Cali y el América de Cali deberán jugar a puerta cerrada sus próximas dos fechas del torneo Liga Águila, y y sus próximas tres fechas del torneo Copa Águila. Esos partidos, además, no podrán ser transmitidos por la televisión.

Por lo tanto, teniendo en cuenta que ambos equipos están definiendo su paso a las próximas rondas de los dos campeonatos, la conjugación de ambas decisiones implica varias cosas en la práctica.

La sanción que se activa de forma inmediata es la de la Dimayor. El Deportivo Cali será el primer equipo en empezar a cumplirla, pues tiene previsto enfrentar este sábado 27 de mayo a Millonarios.

Si bien ese partido se jugará por fuera de Cali, en el estadio de Rozo, a ese escenario no podrá ingresar público debido a lo que dispuso la autoridad nacional del fútbol.

Si el Deportivo Cali pasa a la ronda de cuartos de final de la Liga, el partido que ​jugará de local en esa instancia también será a puerta cerrada, sin público y sin transmisión de televisión.

En ese momento ya habrá cumplido con las dos fechas de sanción que le impuso la Dimayor. Si a partir de allí los verdes logran pasar a semifinales y a la final del torneo, sus partidos en Rozo podrán tener público y televisión en directo.

En el caso del América de Cali la situación es distinta, puesto que su próxima fecha es de visitante este domingo 27 en Floridablanca, Santander, frente a Bucaramanga. Eso significa que tendrá que esperar una fecha para empezar a cumplir la sanción de la Dimayor.

Así las cosas, el América tendrá que jugar a puerta cerrada su partido de local por cuartos de final, y esa misma situación ocurrirá si llega a pasar a semifinales. Solo tendría un partido local con público y televisión si llegara a clasificar a la final de la Liga Águila.

​En relación a la Copa Águila la situación es otra, porque este torneo se extiende hasta finales del año. Eso significa que en las próximas tres fechas que ambos equipos tendrán como locales por ese torneo, no podrán contar con público en sus estadios.

En la práctica, lo que las autoridades determinaron fue concluir el primer semestre del año bajo las sanciones de la Dimayor, y empezar a aplicar las de la Alcaldía a partir del segundo torneo de la Liga Águila.

Le puede interesar: En fotos: cuchillos contra bolillos después del clásico entre América y Deportivo Cali

Pero una vez entren en vigencia el principal afectado será el América de Cali, que juega siempre como local en el Pascual Guerrero. El Deportivo Cali, que tiene su propio estadio en Rozo, solo se afectará en el momento en que, por alguna razón, no pueda utilizar ese escenario y deba acudir a la grama del Pascual.

¿Cuándo volverá el público futbolero de Cali al Pascual Guerrero? La respuesta a esa pregunta hoy nadie la tiene. Dependerá de la capacidad de ambos equipos para demostrar que son capaces de controlar el 'monstruo' de las barras bravas que empañó la fiesta deportiva.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad