El País habló con tres caleños que hacen parte de los beneficiarios de las becas Colfuturo

El País habló con tres caleños que hacen parte de los beneficiarios de las becas Colfuturo

Agosto 17, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Johan Giraldo, especial para El País.

Ellos, luego de destacarse en sus diferentes áreas de estudio, decidieron emprender el viaje con miras a la continuación de sus estudios por fuera de Colombia.

Desde la creación de Colfuturo en 1991, 7606 profesionales han adelantado sus estudios de posgrados fuera del país. De ellos, 6315 hicieron maestrías y 1291, doctorados. De todos esos beneficiarios 380 son vallecaucanos que decidieron continuar sus estudios fuera de Colombia. La fundación Colfuturo promueve, orienta y financia los estudios post universitarios con un programa crédito-beca cuyo modelo de apoyo en Colombia le permite a la persona solicitar un préstamo para realizar maestrías, doctorados y especializaciones (estas dos últimas solo en el área de la Salud) presenciales y de tiempo completo. A la fecha, Colfuturo cuenta con más de 51 convenios con prestigiosas universidades del mundo y ha apostado por el futuro de los profesionales que han buscado de una u otra forma seguir sus estudios, garantizando todo el apoyo necesario para que las personas que aplican a las becas tengan la seguridad de que la ayuda es completa. A la hora de solicitar la beca se debe cumplir con una serie de requisitos como: ser colombiano, tener un título de pregrado, presentar un examen ensayo, tener carta de admisión de la universidad en la que se desea estudiar y manejar una segunda lengua. Para el crédito se debe hacer una solicitud de hasta US$25.000 por año, máximo por dos años; es decir, hasta un tope de US$50.000.El País habló con tres de los caleños que hacen parte de los beneficiarios de las becas Colfuturo. Ellos, luego de destacarse en sus diferentes áreas de estudio, decidieron emprender el viaje con miras a la continuación de sus estudios por fuera de Colombia.Rumbo a ItaliaNelson Julián Arcos, ingeniero de sistemas de la Universidad Javeriana de Cali realizará una maestría en Computer Engineering en el Politecnico di Torino, Italia. El estudiante, egresado del colegio San Luis Gonzaga, decidió aplicar a la beca porque “quiero formarme académicamente en una universidad de calidad que además está muy conectada a las empresas; pero también me parece muy importante la experiencia internacional, para enriquecerme culturalmente y conocer distintas formas de analizar y hacer las cosas, pudiendo aplicar las que considere mejores en las diferentes ocasiones que se me presenten después”. De ahí que Nelson decidiera viajar a Italia, puesto que “Torino es una ciudad principalmente industrial y el Politecnico di Torino ha logrado conectar la empresa con la academia en proyectos de investigación de importancia para la región y su país. Esta cercanía con la industria me permitirá poner en práctica todos los conocimientos adquiridos en favor de las empresas y la sociedad, podré conocer de primera mano cómo operan grandes compañías internacionales, sus expectativas y necesidades en el campo de la informática”.Arcos partirá el 30 de agosto para Italia y tiene una ayuda por US$34.550 por los dos años que dura la maestría, en la que podrá usar este dinero para manutención (alimentación, estudio, transporte, etc). Además, manifiesta que hubo dos razones que influyeron mucho a la hora de decidirse: “la primera es que me permitía estudiar en el extranjero sin tener que preocuparme económicamente, y la segunda, porque Colfuturo con su programa de intermediación laboral me permitiría encontrar trabajo a mi regreso en las mejores empresas u organizaciones que necesiten una persona con mi perfil profesional”.España la espera Una maestría en Tecnología, Sistemas y Redes de Comunicación en la Universidad Politécnica de Valencia, España, se apresta a realizar la caleña Catalina Ochoa, de 28 años, ingeniera telemática de la Universidad Icesi.Para esta profesional, la opción de aprovechar la beca de Colfuturo “me permite explorar mi campo, porque en el mundo de las telecomunicaciones no hay mucho personal y tiene mucho potencial. Además, me gustaría participar aplicando proyectos en mi área y tengo la oportunidad de aprender para aportar al desarrollo no solo de mi ciudad sino a nivel personal”. Explica también que eligió España porque tuvo la oportunidad de conocer el país y quedó fascinada. Supo de la UPV ( Universidad Politécnica de Valencia) debido a que desde pregrado había escuchado muy buenas referencias del centro educativo en cuanto al nivel académico en su área y además, por el convenio existente entre este y la Universidad Icesi. A ello se le suma la experiencia ya adquirida en el campo de la telecomunicación, gracias a su anterior trabajo, en donde tenía el cargo.de ingeniera de proyectos en una empresa de telecomunicaciones, en la que brindaba apoyo técnico a una red de radiocomunicaciones digitales que da cobertura a toda la ciudad de Cali y sus alrededores.Por otro lado, Catalina, egresada del Colegio Jefferson, fue becaria por méritos académicos en el pregrado. Hecho que le ayudó mucho a la hora de aplicar a la beca, ya que “los requisitos son normales, lo importante es tener claro lo que uno quiere hacer y tener un plan una vez hecha la maestría y como estuve en la lista de honor en cuatro semestres, esto me facilitó mucho a la hora de decidirme”. Del mismo modo, agrega la joven profesional, lo que busca Colfuturo es reconocer lo académico y motivar a los estudiantes que vayan pensando que pueden aplicar lo aprendido en cualquier campo para reproducirlo en nuestro país.Añade también, que decidió elegir la beca porque “los beneficios son muchos, aunque hay un cierto límite de ayuda, es demasiado lo que sirve, ya sea en vivienda, comida, estudio, etc., entonces, ¿por qué no aprovecharlo?”, declaró Catalina, que viaja hacia Valencia el 4 de septiembre.De regreso a la tierraLa caleña Ana María Poveda es una de las beneficiarias que ya está de vuelta en Colombia después de haber realizado la maestría en Administración Pública en la Universidad de Columbia en Estados Unidos. Esta egresada del Colegio Jefferson, asimila la experiencia como una inversión que define muchas cosas en la vida, tanto en la realización del sueño profesional como en la formación integral. Por lo mismo, Ana expresa que “en muchos aspectos los beneficios de la beca son múltiples, por un lado está la internacionalización y la capacidad de trabajar en un ambiente más estructural e intercambiando historias con gente de todos los países, lo cual para mí es importante. Estando en Estados Unidos, por ejemplo, tuve la oportunidad de conocer una persona que trabajó en la ONU, cuya función es la de contribuir al diseño y análisis de políticas públicas, así que aprender directamente de profesionales como él es algo que en Colombia no hubiera tenido la posibilidad de realizar”.Ana se fue del país para los Estados Unidos y se graduó como economista de Montclair State University en 2007. Una vez finalizó la universidad obtuvo un trabajo en WKBJ Partnership Foundation, una fundación holding capitalizadora de programas ONG en ese mismo país. “Trabajé entre 2003 y 2009 (cuando entré a la maestría) como analista del portafolio de inversión y consultora asociada en los programas ONG que financiábamos”.Para Ana, la posibilidad de aportar al país lo aprendido con la maestría ya ha comenzado, incluso con Colfuturo mismo. “Entré este año inicialmente para dar una asesoría desde mi perspectiva de beneficiaria del programa crédito-beca a corto plazo, algo temporal, pero debido al buen trabajo mi propuesta es quedarme por unos años o el tiempo necesario para que el Programa Retorno camine de manera sólida y sostenible con los cambios traídos por mí a este proyecto”.Precisamente, el Programa Retorno es el puente entre los beneficiarios, las empresas y las organizaciones gubernamentales y no gubernamentales dando la posibilidad de apoyar a los futuros becarios con asesorías personalizadas, preparación para entrevistas, etc.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad