El Norte y el Oeste urgen de un megaplan de movilidad

Agosto 13, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Marjorie Galezo | Cali Norte

A pocos días de iniciarse las megaobras en el oeste y el norte de Cali, todavía no hay planes oficiales de desvíos. Tránsito habla de posibles alternativas, pero la comunidad clama por soluciones.

A menos de diez días del despegue de las megaobras, los habitantes del norte y el oeste de la ciudad todavía no saben cómo van a salir o a entrar a sus casas.Mientras en las secretarías de Tránsito e Infraestructura se aseguran que no hay nada de qué preocuparse, líderes comunitarios sostienen que la experiencia muestra que la socialización y los desvíos resultan insuficientes para superar los escollos que estas obran suelen conllevar para la movilización de los caleños.Alexánder López, coordinador de Agentes de Tránsito, manifestó que los técnicos de esa dependencia ya comenzaron a hacer los primeros borradores de los planes de desvío.“Consideramos que a más tardar en unos diez días tendremos el definitivo. Hemos hecho tareas de campo que tienen que ver con el conteo de tráfico y el análisis de las rutas que vamos a intervenir”. También indicó que “se requiere hacer un ordenamiento vial, sobre todo en los trabajos que tienen relación con el hundimiento de la Avenida Colombia”.El funcionario adelantó que una alternativa es utilizar el corredor de la Carrera 10 en un solo sentido hacia el oriente, a partir de la Calle 5 (ver gráfico).Lo anterior implicaría realizar obras en los separadores de las calles 23 y 26, que deberán romperse para puedan conducir al oriente de la ciudad.“También hemos pensado en hacer cambios viales en el corredor de la Calle 21 Norte, desde la Carrera 1 hacia el Norte, cambiando su sentido vial y haciendo obras civiles en el separador de la Calle 5, antes de la Carrera 10, para que los que vienen por el corredor de la Calle 5, de Sur a Norte, puedan utilizar parte de la calzada en contraflujo y bajar por el puente a tomar la Carrera 10”.Obras Aunque el hundimiento de la Avenida Colombia es la obra que más preocupa en términos de movilidad, la Plazoleta de la Caleñidad, la rehabilitación de la Calle 44 y de la Avenida 8N entre calles 9N y 21N también generan inquietud.Gerardo Villafañe, secretario de la JAC del barrio Granada, aseguró que “además de la movilidad, está en juego la suerte de los comerciantes de la zona en la temporada más productiva del año, como son los meses de octubre, noviembre y diciembre”.El líder, quien asistió a la reunión de socialización que Conalvías, firma encargada de los trabajos, realizó el pasado martes con los habitantes de ese sector de la ciudad, agregó que “la gente no va poder llegar a sus casas con todo el desorden que habrá en este barrio. No nos oponemos a las obras, pero exigimos que se hagan de manera ordenada para que no haya alteraciones”.Por su parte, Jorge Mario Román, gerente técnico de Conalvías, negó que se esté improvisando, “puesto que las obras que se iniciarán el próximo 15 de agosto no requieren de cierre de vías”. Y añadió que para el hundimiento de la Carrera 1 se presentará el plan de desvío correspondiente en los próximos días, con reuniones con la comunidad y a través de los diferentes medios de comunicación de la ciudad.“En la medida en que avancemos en el proceso iremos informando a la comunidad lo que se está haciendo, porque las cosas sí se harán de manera organizada”, explicó. Más alternativas Más allá de los planes de movilidad y de desvíos, Alexánder López recomendó que la comunidad debe tomar sus propias medidas para minimizar el impacto de las megaobras.“Compartir el carro con los vecinos y amigos, caminar y utilizar el transporte masivo son algunas de las prácticas que pueden tener en cuenta los ciudadnos para que los meses de intervención de las vías sean menos traumáticos”, manifestó.También se ha contemplado ampliar el ‘pico y placa’ vigente actualmente en la capital del Valle y hacer cambios en algunas rutas y frecuencias del MÍO.De igual forma, Cristian Santana, coordinador del Centro de Control de Metrocali, sostuvo que la oficina de Planeación de esa dependencia se reunirá con los encargados de las megaobras para organizar los ajustes que sean necesarios.Lo cierto es que a pocos días de iniciarse los trabajos, y reconociendo que las obras a ejecutar son importantes, los residentes de los barrios del Norte y el Oeste lo único que tienen claro es que durante los próximos meses el tráfico será especialmente caótico en esa zona de la ciudad.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad