El norte de Cali también sufre por los trancones, ¿qué está haciendo el Tránsito?

El norte de Cali también sufre por los trancones, ¿qué está haciendo el Tránsito?

Septiembre 27, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
El norte de Cali también sufre por los trancones, ¿qué está haciendo el Tránsito?

En la antigua vía Cali - Yumbo se planea hacer una doble calzada para aliviar el tráfico vehicular.

Secretarías de Tránsito de Yumbo y Cali forjarán alianza para aliviar las entradas de Menga y Sameco.

Un roce entre una motocicleta que serpenteaba entre una fila de más de 50 vehículos y una camioneta que buscaba evadir el trancón para entrar a Cali, lo desató todo. Lea también: Estos son los 7 trancones que tienen infartada la movilidad de Cali

 Eran las 7 de la mañana del miércoles pasado y ese choque fue suficiente para colapsar el tráfico en la antigua vía Cali - Yumbo, donde por el embotellamiento hubo un trancón de  40 minutos en un tramo de  casi mil metros.

  Accidentes y congestiones son los problemas con los que a diario deben lidiar quienes se mueven entre ambos municipios, durante las horas pico. Una situación que ha sido crítica durante años, pero que según Jacobo Toro, quien vive desde hace doce abriles en Dapa,  ha empeorado. Incluso, dice, hay  ocasiones en las que los conductores deben esperar hasta dos  horas estacionados para moverse doscientos metros.

“A uno le toca buscar alternativas menos ortodoxas.  Por ejemplo, cuando ando en camioneta y veo el trancón me toca  hacer maromas para meterme por los callejones de Sidoc, para  subir por la carrilera del tren. Así me demoro 15  minutos para llegar a la entrada a Dapa, pero cuando voy en  un automóvil no lo puedo hacer y toca esperar más de una hora  para pasar”, cuenta Toro.

 Entrar y salir de Cali también se volvió un martirio para Felipe Arango, quien vive en Medio Dapa y trabaja en  Cali, pues asegura que “la bajada en las mañanas es crítica, porque entre  la entrada a Dapa y el Parque del Amor me puedo tardar hasta  media hora, cuando no debería demorar más de cinco minutos. Además, a los trancones se suma que hay un grupo de ciclistas que sale desde La Flora y sube a Dapa todos los martes y jueves en la noche, lo que causa accidentes y más congestión”.

 Lucía Granados, quien trabaja en Acopi, comenta que ni los callejones de la zona industrial están a salvo de los embotellamientos. 

“Antes, para evadir los trancones, una opción era meterse por las calles destapadas para salir a Sameco, pero la gente empezó a hacer eso masivamente y ahora se forman  colas más largas que en la vía antigua”. 

Sin embargo, si la movilidad en la vía de Menga está al borde del colapso, la Autopista Cali - Yumbo parece estar infartada. Diariamente, allí se registran congestiones que alcanzan a bloquear la movilidad de un barrio entero: Brisas de Los Álamos.

 Nélson Martínez, presidente de la Junta de Acción Comunal de dicho barrio, dice que la falta de vías de acceso y  salida hace que su movilidad dependa de dos corredores: la Calle 70 y la  Avenida 3 Norte.

 “En las horas pico las dos vías colapsan y nos quedamos  encerrados. La gente se puede demorar hasta una hora para  entrar al barrio. Hay días en los que no podemos salir y nos  toca ir a pie hasta la Avenida 3 Norte, donde se acaba el  trancón, para coger taxi o subirnos al MÍO”, explicó Martínez,  quien agregó que para evadir la congestión, muchos  vehículos pesados toman las vías internas del barrio, lo que ha deteriorado el estado de la capa asfáltica.

Ante este problema crónico, las Secretarías de Tránsito de Cali y Yumbo están ideando soluciones a la movilidad de las vías que conectan ambos municipios, entre las que se contempla un convenio de cooperación que sería formalizado después del 25 de octubre, una vez termine la Ley de Garantías.

Una de las propuestas es ubicar agentes del Tránsito de Cali durante las horas pico (de 6:30 a.m. a 9:00 a.m. y de 6:00 p.m. a 9:00 p.m.) sobre la vía de Menga y en la Autopista Cali - Yumbo, para agilizar el flujo de vehículos.

 “Los guardas estarán ubicados en los callejones de las carreras 37 y 39 (frente a  la discoteca Space y junto al CAI de Acopi, respectivamente), para mejorar el tráfico y desviar a los conductores para que tomen la Autopista o lleguen a la Calle 70 más fácilmente. En quince días vamos a reafirmar el terreno de estas dos vías con maquinaria, para dejarlas presentables. Esto es un paño de agua tibia que funcionará mientras no llueva, pero no sé si opere cuando empiece la temporada de invierno”, explicó el secretario de Tránsito de Yumbo, Élkin López, quien agregó que el plan de desvíos se acompañará de grúas para atender accidentes.

[[nid:467704;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2015/09/grafico-movilidad-sameco.jpg;full;{}]]

El titular del Tránsito de Cali, Alberto Hadad, apoya la medida y esgrime que “Cali está hinchada, ha crecido irregularmente y sigue teniendo las mismas vías. La gente debe entender que esta explosión de carros y motos afecta el tráfico, por lo que hay que compartir el vehículo”.

Para Germán Jaramillo, director de la Fundación Empresarial para el Desarrollo de Yumbo, Fedy, “si la iniciativa no está sustentada técnicamente y no se concerta con la gente de la zona, puede terminar en un desastre. Las vías de la zona industrial están diseñadas para el tráfico pesado y por eso se debe desestimular el tráfico liviano y privilegiar la movilidad del transporte de carga. Para solucionar la movilidad se debe pensar  en soluciones de más envergadura, como  intersecciones en Sameco y Menga y plantear otros ejes de conexión entre los municipios”.

Para el consultor en movilidad y urbanismo Carlos González, las soluciones  en las entradas a Cali por Yumbo deben pensarse más allá de desvíos por las carreteras internas de Acopi. 

“El tema grueso es que quienes se movilizan por esta zona no tienen otra opción que usar carro o moto. Hace tres años, Metrocali había logrado hacer el convenio entre los dos municipios para la prestación del servicio de transporte intermunicipal articulado con el masivo. Eso se paró y desde entonces no hay propuestas ni soluciones de transporte  público de calidad y con tarifa integrada”, dijo González, quien insistió en que, a pesar de que el desarrollo urbanístico en la zona industrial aún es tímido y no es comparable con el de la zona de expansión del Sur, se deben tomar medidas desde ahora para evitar que las vías principales colapsen, como lo han hecho la Autopista Simón Bolívar, la Calle Quinta, la Avenida Cañasgordas y la vía Panamericana. 

Aunque las soluciones a corto plazo se vislumbran en la conexiones con Yumbo, los problemas de movilidad del Norte se extienden a las salidas para municipios como Palmira y Candelaria.

  Uno de los puntos críticos del tránsito en el Norte es la Carrera Octava y la salida hacia Candelaria, por el puente de Juanchito.

 Así lo asegura Aleyda Arce, presidenta de la Junta de Acción Comunal de Alfonso López, quien señala que “las trancas son a toda hora. Por eso la gente del barrio dejó de venir a almorzar porque ni siquiera alcanzaba a llegar a la megaobra de la Calle 70, por las congestiones que se forman sobre la Carrera 8, para salir hacia Candelaria. En las noches tampoco se puede salir, porque un grupo de motociclistas han cogido las vías internas, como la Calle 81 con Carrera 7B, para hacer ‘piques’ todas las noches”.

 De otra parte, en la salida hacia Palmira, la ejecución de la Terminal Paso del Comercio del MÍO y la megaobra de la Avenida Ciudad de Cali han hecho mella en el tránsito de vehículos que se movilizan por la Carrera Primera.

Graciela Osorio, quien vive en el barrio Puente del Comercio, expresó que “a pesar que hay reguladores de tránsito, la movilidad se ha complicado. En las horas pico se forma mucha congestión por los carros que salen hacia Palmira y a eso se suma que los buses intermunicipales obstruyen la oreja de la Calle 70 con Carrera Primera, para recoger pasajeros y nadie les dice nada”.

De acuerdo con la Secretaría de Tránsito, entre las medidas adoptadas para mejorar la movilidad en el Norte de la ciudad, se cuenta la presencia permanente de agentes para regular el tráfico durante las horas pico  en la Calle 70 con Avenida 2Bis, en la Carrera 5N, en La 14 de Calima, en la Avenida 6N con calles 38 y 47. De igual forma, se destina una patrulla en Menga, sobre la Avenida Sexta entre calles 44 y 70, para atender incidentes viales.

¿Y la doble calzada? El subsecretario  de Infraestructura y Valorización del Valle, Víctor Ríos,  manifestó que el estudio predial para la ejecución de la doble calzada entre Cali y Yumbo ya terminó y en este momento se adelanta un estudio de prefactibilidad de la obra. La licitación se adjudicaría antes del 2016. Para la obra  hay un presupuesto de $11.800 millones (aportados por la Nación) y su ejecución tardaría un año.
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad