El mundo le rinde tributo a Teresa de Jesús, la santa que desafió la Inquisición

El mundo le rinde tributo a Teresa de Jesús, la santa que desafió la Inquisición

Marzo 28, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Olga Lucía Criollo | reportera de El País.

Santa Teresa de Jesús es una de las pocas mujeres que ha sido proclamada como doctora de la Iglesia Católica en toda la historia.

[[nid:406920;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/270x/2015/03/santa-teresa-de-jesus.jpg;left;{Santa Teresa de Jesús.Hroy Chávez | El País.}]]

No faltará el desprevenido feligrés que la confunda con una Virgen. Total, tiene una aureola detrás de su cabeza, lleva un manto encima de su vestido  y hasta tiene su propio altar. Incluso, al verla ‘armada’ de un libro  y de una pluma, alguien bien podría bautizarla  la Virgen de los Escritores...

Pero aunque no evoca directamente a la madre de Jesús, esa imagen de casi dos metros de altura que custodia el ala izquierda de la Parroquia Santísimo Sacramento, más conocida  como El Templete, sí es para muchos, después de María, la fémina más cercana al Nazareno.

No en vano, Santa Teresa de Jesús es una de las pocas mujeres   que ha sido proclamada como doctora de la Iglesia Católica en toda la   historia.

 

Pero quién era esta castellana que desafió la Inquisición, fundó 17 monasterios, ‘inventó’ la palabra transverberación y hoy, 500 años después de su nacimiento, custodia a los representantes de la Orden de Carmelitas Descalzos de Cali?

¿Quién es la santa más venerada de España, cuyos restos se encuentran desperdigados por el mundo y de quien se dice que de no haber sido mujer ocuparía el lugar que la historia reservó para  Miguel de Cervantes Saavedra?

Su nombre de pila era Teresa de Cepeda y Ahumada y nació en la provincia de  Ávila, declarada Patrimonio de la Humanidad por haber albergado a la ‘Andariega’ que recorrió toda la península ibérica dejando su impronta de santidad en ‘palomares’ en los que aún hoy centenares de monjas tratan de emular el amor que la arrobaba por “Vuestra Majestad”.

De ánimo encendido, emprendedora, valiente, inteligente y rebelde fueron  calificativos que hace dos semanas usó el periodista Manuel de la Fuente  para describirla en el Diario ABC.

Entre otras cosas porque, en pleno medioevo y sin reparar en su género, tuvo la osadía de refundar una orden religiosa -la Carmelita- que se le antojaba lejos de la  pobreza,  la soledad y el silencio que debían regirla.

Esa cruzada,  que  terminó ‘Descalzando’ a frailes y monjas, se detalla en la primera autobiografía  escrita en lengua vulgar que se conozca.

Se llama Libro de la Vida y existe porque, aunque no pareciera, la obediencia sí  era una de las cualidades  de Teresa de Ávila, como también se le distingue.

Otra cosa diría la historia si la escribieran algunos de sus confesores, que no solo la tildaron de loca sino que le huían por temor a la Inquisición, cuya persecución a la Santa todavía sigue siendo argumento válido para novelas como ‘Y, de repente, Teresa’, publicada en diciembre pasado por Jesús Sánchez Adalid.

Dirían algunos que  razones sí había: siendo mujer, no solo fue acusada de superticiosa y embustera respecto de las cosas de Dios, sino que cometía el ‘gravísimo pecado’ de escribir.

“No sabía bien latín, pero era una lectora voraz. Su madre leía a escondidas de su padre libros de caballerías y Teresa, también”, explica en El País, de España, Rosa Navarro, filóloga y catedrática de Literatura de  la Universidad de Barcelona.

Navarro,  experta en el Siglo de Oro, fue escogida para preparar ‘La prueba de mi verdad’, exposición con la que  la Biblioteca Nacional de Madrid le rinde tributo a  la Santa al  cumplirse -el  28 de marzo- el  quinto  centenario de su nacimiento.

Allí se exhibirán 110 piezas, que incluyen cuadros, manuscritos, cartas, esculturas y objetos personales de la religiosa, como su tintero, cedidas en riguroso préstamo por 22 monasterios carmelitas.

“Celebrar los 500 años de Teresa de Jesús, doctora de la Iglesia y maestra de oración, es una oportunidad para mirar a través de ella la acción de Dios en la vida del ser humano. Por eso, en todos los países donde está presente nuestra orden se están desarrollando distintos  eventos a lo largo de este año”, explica el  padre Alejandro García, párroco del Templete.

Agrega que si bien España, por ser su  país de origen, “es el que aglutina los actos más grandes, en Colombia y específicamente en Cali, no nos quedamos atrás”.

En efecto, este verano cientos de miles de peregrinos de todo el mundo recorrerán uno a  uno los monasterios fundados por la ‘Andariega’ en el territorio ibérico.

Muchos partirán de  Ávila o de Alba de Torres -donde falleció en 1582- y luego irán a Medina del Campo, Malagón, Valladolid, Toledo, Pastrana, Salamanca, Segovia, Beas de Segura, Sevilla, Caravana de la Cruz, Villanueva de la Jara, Palencia, Soria, Granada y Burgos.

Pero sería injusto decir que el revuelo y la veneración que Teresa despierta entre los católicos del planeta es una cuestión  moderna.

Se asomaba la década de 1940 cuando el mismísimo general Franco depositó toda su fe en la parte del cuerpo incorrupto de la Santa  que, según él por designo pino, llegó a su poder: la  mano izquierda.

Tras la muerte del dictador y  muchos ruegos de las religiosas, la reliquia reposa hoy en el monasterio de La Merced, junto a uno de sus ojos. 

El pie derecho y parte de la mandíbula superior están en Roma, mientras que en  el templo de Alba de Tormes se conserva buena parte de su cuerpo. Sin embargo, la historia cuenta que hay dedos y trozos de piel de la Santa  diseminados por todo el mundo. 

De hecho, su corazón fue extirpado para comprobar si la flecha mística que ella sintió como un fuego sobrenatural, y que le dio origen a la palabra transverberación, le había dejado alguna huella física.

“Está totalmente dispersa. El día de la Resurrección final necesitará más tiempo que el resto”, ironizó Juan Dobado, doctor en Historia del Arte, sobre la dueña del bastón que acaba de viajar por 28 países de los cicnco continentes antes de aterrizar en Ávila, la ‘meca’ de la festividad teresiana que también se vive en Cali.

Programa para hoyCon motivo del V Centenario  del nacimiento  de Santa Teresa de Jesús, en la Parroquia Santísimo Sacramento El Templete se llevará a cabo mañana sábado la siguiente programación:A las 9:00 a.m.   se iniciará  un Retiro Teresiano, dirigido a todo el público caleño, con entrada gratuita. Se extenderá hasta el mediodía.A las 3:00 p.m. se  presentará  la obra de teatro Teresa, a cargo de los grupos parroquiales Solo Dios basta, Santa Teresa de Jesús  y Amiguitos de Jesús.Una hora después,  el turno será para la poesía de Santa Teresa, organizado por el grupo Llama de Amor Viva.Sobre las 5:30 se dará  inicio a un acto de Oración y Alabanza, dirigido por los padres carmelitas.A las 6:30 p.m. tendrá  lugar la eucaristía solemne de los 500 años de la Santa, que estará presidida por los cuatro sacerdotes asignados a El Templete.

 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad