“El MÍO será capaz de movilizar a toda la ciudad”: Director de Transporte de Metrocali

Octubre 04, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Evelyn Rosero Ramírez | Subeditora Elpais.com.co
“El MÍO será capaz de movilizar a toda la ciudad”: Director de Transporte de Metrocali

Pese a las congestiones y quejas por parte de los usuarios, el Director de Transporte de Metrocali, Juan Carlos Orobio, aseguró que el MÍO prestará un servicio en mejores condiciones de lo que lo hacía el sistema tradicional.

Juan Carlos Orobio, director de Transporte de Metrocali, habló con Elpais.com.co y se refirió a los cambios que se vienen con la salida de los buses tradicionales. También condenó los actos vandálicos que tienen en jaque al sistema.

Luego de condenar los actos vandálicos que afectaron a unos 35 buses del Masivo Integrado de Occidente, MÍO, en una nueva jornada de paro de transportadores este martes, Juan Carlos Orobio, director de Transporte de Metrocali, hizo un llamado a la ciudadanía para aceptar con prudencia la transición que está sufriendo la ciudad con la salida del viejo sistema de transporte público. Dijo que el MÍO tiene la madurez suficiente para asumir el vacío que dejan los buses y que incluso “lo hará en mejores condiciones de lo que lo hacía el sistema tradicional”. Aseguró que la implementación del sistema nunca terminará y está sujeta a mejoras permanentes. “Cuando no haya ningún bus del servicio público tradicional, el MÍO, con una flota de 911 buses, moverá 900 mil pasajeros, un promedio de mil usuarios por bus en todo un día”, precisó. En entrevista con Elpais.com.co, el Director de Transporte de Metrocali se refirió al polémico y difícil proceso de retiro de buses iniciado el 1 de octubre pasado, al tema de las frecuencias como una de las debilidades del sistema y la cobertura del mismo, entre otros temas. Antes de llegar el MÍO, Cali contaba con 240 rutas de buses para movilizarse y, con su salida, Metrocali busca suplir la demanda de pasajeros con 90 rutas del nuevo sistema. Es decir 150 rutas menos, ¿cómo podemos entonces explicarle a la ciudadanía que el sistema suplirá realmente sus necesidades de transporte?No nos olvidemos del propósito real que tiene la implementación del MÍO en Cali. La ciudad tenía 232 rutas autorizadas, de las cuales solo prestaban servicio alrededor de 150, las demás estaban completamente abandonadas por las empresas del colectivo. Esas empresas buscaban que les autorizaran rutas para poder incrementar la flota y las ponían a operar en zonas donde les resultaba más rentable trabajar. Las zonas que no eran rentables quedaban a la deriva y allí llegaban los camperos, piratas y otros servicios que no se compadecen con el servicio de transporte público. No había una organización.Otro problema es que en la ciudad había una sobreoferta del 50% de transporte público generando congestión y contaminación, problemas que deterioraban la calidad de vida de los usuarios. Veíamos rutas que le daban una o dos vueltas a la ciudad. Recorrían muchos kilómetros todos los días en las calles de Cali generando deterioro en la estructura del pavimento.El MÍO busca eliminar la sobreoferta con vehículos más grandes y con mayor capacidad. Anteriormente habían micro buses para 18 pasajeros, busetas para unos 40 y buses viejos de hasta 60 pasajeros. Nosotros cambiamos todo ese sistema por un sistema de buses donde el más pequeño tiene capacidad para 50 pasajeros (alimentadores), otros de 80 pasajeros (padrones) y los más grandes de hasta 160 pasajeros (articulados) que conectan principales destinos de la ciudad. Tenemos un sistema troncoalimentado con 90 rutas que básicamente optimiza el uso de la flota. Al ser un sistema concebido integrado, permite que las zonas que no son rentables sean parcialmente subsidiadas con las que sí. Eso garantiza que haya más servicio de transporte. Esto muestra que estamos frente a un sistema organizado, pero la pregunta es si el MÍO logra compensar lo cubierto por los buses tradicionales...Sí, creemos que evidentemente el MÍO será capaz de movilizar a toda la ciudad y lo hará en mejores condiciones de lo que lo hacía el sistema tradicional. Y ¿Por qué, inicialmente, el MÍO no optó por cubrir las rutas de los buses de transporte público tradicional con las que ya se familiarizaban los caleños para no generar vacíos en la movilidad? Usuarios ponen ejemplos de rutas como la Blanco y Negro 1, que los llevaba de Menga hasta el sur de la ciudad sin tantos transbordos. Ya existen recorridos sur-norte. Tenemos la ruta E21 que cubre la Avenida 3 Norte, pasa por el centro de la ciudad, la calle 5 y llega hasta la estación Universidades. Allí pasa un alimentador para la distribución de la gente hacia diferentes sectores de la ciudad. También está el T31 que pasa por la carrera 1, desde el sector de Calima, va por el centro, calle 5 y llega hasta Ciudad Jardín. O si se prefiere está la ruta expresa E31. Igualmente, hay otros recorridos más similares a las rutas de buses tradicionales en otros corredores como la Autopista Simón Bolívar. Está la P21 que sale de la estación de Menga, recorre toda la autopista Suroriental, calle 70, hasta llegar a la estación Universidades.Las rutas sí están, sino que son rutas que requieren gran cantidad de flotas y se pusieron de últimas para compensar la salida del colectivo. ¿Cómo se controla la calidad del servicio que se presta al usuario y en qué aspectos trabaja Metrocali para mejorar?El MÍO tiene un sistema que permite saber dónde ingresa y hacia donde va la persona, eso permite corregir la matriz origen-destino y monitorear permanentemente el desempeño de las diferentes rutas para hacer ajustes que se requieran y así disminuir los indicadores de fallas en la prestación de servicio del usuario como la velocidad de la operación. También estamos trabajando en poner timbre a los buses para evitar muchas paradas que son innecesarias y generan pérdida de tiempo de viaje de una persona. Hay paradas, donde sólo se suben una o dos personas en todo el día. Parte de la optimización del servicio que presta el MÍO está en reparar vías en mal estado por donde pasan sus buses, ampliar algunas estaciones como Chiminangos y Universidades y terminar las estaciones de cabecera. Sin embargo, son soluciones previstas para el año que viene, y la idea es que el MÍO cubra el 97% de Cali el próximo 1 de noviembre que salen todos los buses. ¿Qué responderle a los caleños que piden soluciones inmediatas a sus problemas de movilidad?El MÍO es un sistema dinámico que permite implementar planes de mejora permanentemente. A mi muchas veces me preguntan que cuando termina la implementación del MÍO y yo creo que un sistema de estos nunca se termina de implementar. Lo que si creemos es que el MÍO tiene la madurez suficiente para asumir esa transición del sistema tradicional. La Administración Municipal planteó hacer esto de manera gradual. Ir semana a semana haciendo controles a las rutas de buses previamente seleccionadas e ir monitoreando su transición. Con el paro, el colectivo decidió retirarse de una sola vez sin permitir esa transición gradual. Hay zonas donde nosotros consideramos que el colectivo debía quedarse prestando el servicio de transporte hasta que el usuario se familiarice con las rutas del MÍO. Pero insisto en el tema de la infraestructura del MÍO, las obras pendientes como las estaciones de cabecera que ayudarían a descongestionar y solo está prevista su terminación para el otro año...Sí, es posible que falten cosas de infraestructura pero eso serán mejoras que se harán con el tiempo, que si bien mejoran la posibilidad de atender de una mejor manera los usuarios, no tenerlas no impide la prestación del servicio del transporte.Pero sí la complica, vemos todos los días las congestiones en Chiminangos y otros sectores de la ciudad donde las estaciones no dan abasto y eso genera inconformidad. ¿No cree que en ese sentido son obras necesarias?Es posible que se genere algo de inconformidad, pero eso eso forma parte de un cambio cultural. Las personas se habían acostumbrado a subirse a un bus y que lo llevara a su destino pero cuando se les dice que tienen que cambiar de bus y conocer otras rutas, otro sistema, le genera complicación. Y hay que tratar de entender cómo funciona un sistema como estos. Es otra manera de ver las cosas. Una de las grandes preocupaciones de los usuarios sigue siendo la frecuencia de los buses. Retrasos de hasta 30 minutos que le resta eficacia al sistema ¿Cómo va Metrocali a resolver esta dificultad que impide que los caleños lleguen a tiempo a sus destinos?Básicamente, el cambio cultural no es solamente de parte del usuario, sino del personal que trabaja en el Sistema de Transporte Masivo. Para disminuir el impacto social de esta transición, hemos contratado dentro del proyecto MÍO la mayor cantidad de personas que trabajaban en el sistema colectivo. El trabajador del viejo bus estaba acostumbrado a una guerra del centavo, a recoger mayor cantidad de pasajeros porque por cada uno ganaba.Con el MÍO, él ya tiene su salario, entonces debe asumir otras actitudes y eso requiere un trabajo grande para que entienda la importancia de brindar un servicio de calidad. Estamos haciendo un trabajo con los conductores y taquilleras, para cambiar ese 'chip' que tenían antes. Y ¿eso que tiene que ver con la frecuencia de los buses?Llegan tres buses pegados a una estación, ¿y quién maneja el bus? ¿Pero eso no tiene que ver con cronometrar mejor la salida de los buses?Sí, claro, eso se hace. Pero usted mira y unos buses están adelantados y otros atrasados. Allí es donde hay que generar esa cultura para que los conductores regulen los desplazamientos y no se deje de transportar a los pasajeros a tiempo.Entonces, ¿el problema de las frecuencias es por falta de maniobra del conductor?Es un cambio cultural, de la manera de trabajar. Es un proceso de sistematización que deben acatar y asumir. Acá teníamos opción de traer conductores nuevos más adecuados al cambio tecnológico del sistema de transporte o traíamos a los conductores del viejo sistema y tratábamos de generar el proceso cultural. La decisión fue la segunda porque así incluíamos a las personas desplazadas del sistema tradicional. Teníamos que emprender procesos educativos. A ellos se les dieron 140 horas de capacitación en manejo de tecnología, pero eso es un proceso. Esto toma tiempo. Ninguna ruta se despacha con una frecuencia de más de 12 minutos, pero ocurre que se pegan tres buses y se generan unos huecos de 30 minutos. La idea es concientizar al conductor para que eso no ocurra, que ellos entiendan que si hay tres buses de una misma ruta tomen una distancia y sigan las indicaciones del sistema. No cree que hacer esta transición al nuevo sistema, sin estar listos ¿estimularía el transporte pirata en busca de una mejor movilidad?No hay forma de que un transporte informal pueda competir con un transporte formal. La Secretaría de Tránsito viene controlando esta informalidad y creemos que en la medida que el servicio legal sea de calidad donde el usuario sea lo más importante, seguramente la actividad va a ir desapareciendo con el tiempo. ¿Cómo mejorar la prestación del servicio en el oriente de la ciudad, uno de los sectores más congestionados en horas pico?El oriente es el sector donde nosotros entramos últimamente con el MÍO, entonces es donde menos conocimiento se tiene del sistema de transporte masivo. Por eso estábamos sacando las rutas de buses tradicionales de forma escalonada. Pero cuando se da el proceso de manera abrupta nos encontramos con usuarios que quedan desubicados sin saber qué ruta les sirve.Queríamos sacar al colectivo de forma gradual para que nos permitiera un proceso educativo con el MÍO más pausado. Esto se ha visto truncado por la actitud asumida por los transportadores al entrar en paro.El desempleo es otra preocupación actual con la salida del transporte público tradicional ¿Cuál es la propuesta de Metrocali para garantizar el empleo de los conductores de buses que salen de las calles si son 700 cupos disponibles frente a 2.200 motoristas que se van a quedar sin trabajo?La idea es que estas personas se capaciten en otras áreas y lo que se les paga por los buses tradicionales se pueda invertir en creación de microempresa que genere nuevo empleo en la ciudad para emplear a esas 1.500 personas que no alcancen una vacante como conductores en el MÍO. Los propietarios de los buses, con el dinero entregado por ese vehículo, pueden reinvertir y enganchar a una serie de personas en una nueva actividad económica.¿Cómo piensa Metrocali mejorar los canales de comunicación con el usuario en las estaciones y paraderos donde pasan los alimentadores y padrones? hay quejas constantes porque los mapas están desactualizados y los facilitadores no brindan una información oportuna.Los usuarios deben tener certeza que sus quejas son tenidas en cuenta. Antes se quejaban porque no habían facilitadores, ya hay un grupo de personas atendiendo al usuario. Estamos capacitando más y estamos trabajando para tener una persona de Metrocali constantemente informando.La actualización de los mapas, estamos en proceso de cambiarlos. Ya hay una firma contratada para actualización de los planos, de hecho ya se han actualizado en algunas estaciones. Se han ido fortaleciendo los procesos de divulgación, estamos generando proceso cultural de reflexión al interior con los agentes del sistema. ¿Qué balance hace usted de los recientes hechos de vandalismo contra buses del MÍO?Se presentaron unos hechos que no habíamos visto en ninguna protesta anterior, que fue intentar arrojar un artefacto incendiario al interior de un bus con pasajeros. Eso no cabe en la mente de ninguna persona coherente que está reclamando sus derechos, sino que ya hay una intención de hacerle daño a personas que nada tienen que ver con el proceso y no tienen injerencia en las decisiones de las autoridades locales.Hay actos vandálicos que no pasan de tirar una piedra, dañar un vidrio y salir corriendo. Muchos son 'juegos' de niños que piensan que es un deporte, otros son acciones sistemáticas por alguna animadversión contra el sistema de transporte masivo, pero no actos del nivel como el del martes donde se afectaron unos 35 buses. Hemos visto también mucha intolerancia contra los facilitadores, personas que están allí para servir al usuario. Básicamente insultos.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad