El mensaje de la tierra a través de Mamo

Agosto 30, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Isabel Peláez.

Mamo kogui Banqui dijo qué les falta a las parejas para perdurar, cuál es la misión de las mujeres hoy y cómo criar hijos responsables.

El Mamo kogui Banqui fue uno de los conferencistas del Seminario Internacional ExpoSer, que reunió el pasado fin de semana a exponentes internacionales y nacionales de temas humanistas y de pensamiento alternativo.Originario de la Sierra Nevada de Santa Marta, líder espiritual de la comunidad kogui, este hombre presidió la ceremonia simbólica de posesión del Presidente Juan Manuel Santos.El País habló más de lo humano que de lo divino con el Mamo, figura central del sistema de representación de los kogui y máxima autoridad en la jerarquía social de esta comunidad indígena. Él nos transmitió su mensaje en Kawgian (de la familia lingüística Chibcha), el cual fue traducido por el representante de las comunidades arwakas Kandy Maku. ¿Cuál es el mensaje de la Madre Tierra que quiere dar a conocer?Es decirle a la gente que hay que comprometerse con lo que somos realmente, hijos de la madre tierra, del sol, de la naturaleza. Que empiecen a despertar y a tomar conciencia del camino que tenemos que coger para aportarle a esta sociedad que está un poco desviada. La gente está desconectada de lo que es, son un globo suelto, la brisa se los lleva, cogemos lo que nos conviene, lo que queremos. Estamos en desequilibrio y desarmonizados con nuestra madre tierra, con el agua y con el aire, eso nos está llevando a crear cosas que no están dentro de lo que nosotros somos. ¿Cómo podemos contribuir a que el patrimonio natural no se destruya?En mis meditaciones pienso por qué a la gente hay que decirle que no dañe el río, que no contamine el aire, si son esenciales para nosotros. En la Sierra tenemos todo intacto, pero no prohibimos ni estamos poniendo letreros de “no ensuciar”, eso es de conciencia, eso nace con uno. Si tenemos que tomar agua y respirar, por qué no aportamos. ¿Por qué tengo que estar diciendo que hay que crear organizaciones de gente que diga: ‘Cuiden la tierra’? Esto no se va a acabar, ni el agua, ni el aire, nos vamos a acabar nosotros.¿Qué educación darle los niños para que adquieran esa conciencia?Hay que revaluar esa configuración que le damos a la gente. No debería haber esa clasificación de jóvenes, de viejos, de niños, todos somos seres vivientes y tenemos que aportar desde la misma responsabilidad hacia la tierra. Cómo así que los derechos de los niños o de los viejos... Todos tenemos que empezar aportar desde que nacemos, en la Sierra cada persona tiene responsabilidades desde siempre, no se le empiezan a asignar ya cuando crece. ¿Qué es para usted la libertad y cómo hacer uso de ella de la mejor manera?El concepto de decir las cosas es muy difícil a veces. Ustedes hablan de libertad, porque debe ser que han estado prisioneros alguna vez o se sienten prisioneros. Hay que quitarse esos dos conceptos, nosotros no tenemos que ser libres, ni que ser prisioneros de nada. La gente no puede hablar más de libertad, porque no podemos seguir siendo prisioneros. Tenemos que seguir un camino distinto, para fortalecernos.¿Piensa que la tecnología nos está alejando de nuestra esencia?La tecnología hace parte ya del sistema y no podemos ser ajenos a esta. Yo no me aterro de su influencia, eso es normal. Me aterraría cuando la tecnología empezara a aportar cosas importantes a la naturaleza. El día que un celular produzca agua, por ejemplo, pero que la tecnología esté absorbiendo la gente, no tiene nada de raro. A veces es mejor que en vez de estar hablando tanto, estén callados. Nosotros ya hablamos por celular, ya montamos en avión, nos estamos sirviendo de la tecnología, lo que hay que procurar es que eso no nos aleje de lo que somos y lo que queremos como seres vivientes e hijos de la tierra.¿Por qué los matrimonios hoy no duran? ¿Cómo preservarlos unidos?Porque las familias, los hogares, están partiendo de las proyecciones. Cuando te conoces con una persona, nunca hablan de lo que está pasando ahora, sino de lo que vendrá. Siempre empezamos una relación diciendo: ¿Quién eres tú? y diciéndole al otro quién soy yo, y cuando eso no resulta en el caminar, eso trae fracturas de familia, enfermedades de los niños y comportamientos negativos.¿Cuál la misión como mujeres hoy?El pensamiento femenino es el de la tierra, el de la vida, el de la fertilidad, desde ahí se construye todo y crea estabilidad. Pero se está desviando. Por eso están pasando tantas cosas y ustedes se sienten agredidas. Deben volver a buscar su espacio desde lo que son, para que vuelvan a ordenar el mundo. Queremos que digan lo que hay que hacer, no haciendo lo que hacemos los hombres que estamos tan desordenados. Y no partiendo desde el derecho escrito, sino de lo que ustedes son, tierra, luna, lagunas, vida.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad