El jarillón del río Cauca comienza a ser sometido a una intervención profunda

Julio 18, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
El jarillón del río Cauca comienza a ser sometido a una intervención profunda

Según las entidades ambientales, tres meses durarán los estudios para definir cómo se hará la reconformación de los 17 kilómetros del Jarillón del río Cauca. La propuesta y los diseños deberán completarse antes del 2012.

El Dagma espera que esta franja natural esté lista en diciembre próximo. Los trabajos ayudarán a evitar inundaciones en la capital del Valle. Limpieza y poda hacen parte de las acciones de reconformación del dique.

En diciembre estará lista la primera fase de la recuperación del jarillón del río Cauca. Así lo dio a conocer el Departamento Administrativo de Gestión Ambiental, Dagma, quien adelanta los trabajos de la etapa inicial del proyecto.Se trata de la intervención de un kilómetro de terreno, justo donde fueron desalojadas 960 familias de las invasiones Brisas de Nuevo Amanecer, y otros asentamientos como Bomberos y Las Palmas, intervenidos hace dos meses por la Administración local.En esta zona, y durante los próximos cinco meses, se realizarán trabajos de limpieza y poda para la posterior reconformación de la estructura del dique que protege a Cali de las inundaciones.Estos procesos están incluidos en el convenio interadministrativo firmado entre la CVC y el Dagma y tendrán un valor superior a los $1.200 millones de pesos.Según Efraín Sierra, director de la entidad ambiental del municipio, en el sector, ubicado en la Comuna 21, al oriente de Cali, a la fecha se han removido cerca de 7.000 metros cuadrados de escombros.“Una vez realizado este trabajo, procederemos con el mantenimiento y poda de más de 3.200 árboles que se encuentran sobre el jarillón, porque sus raíces han fracturado durante años la estructura del dique”, explicó el funcionario.Terminado el proceso, comenzará la reconformación de la estructura del kilómetro de jarillón a intervenir. Para ello, la CVC deberá entregar un estudio para definir su nueva altura.“Hay que pensar que, con los cambios climáticos, los tiempos de retorno del Río Cauca (caudales y cuota máxima de desbordamiento) no son los mismos a los de hace 100 años y para ello debemos construir un jarillón lo suficientemente alto para evitar nuevas inundaciones”, explicó Mónica Molina, coordinadora de mejoramiento ambiental del CVC.Los avances en estudios realizados por esta entidad, establecieron que el nuevo jarillón deberá tener como mínimo entre un metro y metro y medio más de altura que el dique actual, para proteger de manera más eficaz a la ciudad de inundaciones.Más problemas en el diqueParalelo a los trabajos de la Fase Uno de la recuperación del jarillón del río Cauca, técnicos del Dagma y la CVC comenzarán a hacer estudios de la Fase Dos, que comprende la intervención de los 17 kilómetros de largo que tiene el dique en su totalidad.Durante las primeras visitas de campo, técnicos del Dagma descubrieron dos puntos críticos por erosión en los sectores de Desepaz y Paso del Comercio que requieren un diagnóstico urgente para su posterior intervención.“Esta es una zona inestable, producto de la explotación arenera y la invasión sobre el talud húmedo. Incluso, al parecer hay un ‘desguazadero’ de carros y muchas partes cayeron sobre la margen izquierda, socabando el dique”, aseguró uno de los técnicos que participan de las labores.El levantamiento de invasiones en los sectores de Puerto Nuevo y Cauquita será otro de los temas que deberá solucionar la Administración local para desarrollar la Fase Dos del proyecto que iniciaría en 2012.“Tenemos identificados 600 predios entre ellos ilegales que debemos evacuar. Sin embargo, muchos de estos terrenos son propiedad privada y desde hace décadas sus moradores viven ahí, tienen escrituras y hasta servicios públicos legales”, explicó el director del Dagma, Efraín Sierra, quien anunció un proceso de concertación para la compra de predios, desalojo e intervención.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad