'El faro', la tercera película que protagoniza Karent Hinestroza

Agosto 06, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
'El faro', la tercera película que protagoniza Karent Hinestroza

‘El faro’ ha estado en festivales de cine como el de Cartagena, Sidney, Viña del Mar, Chicago y St Bart.

Karent Hinestroza es la protagonista de la película ‘El faro’, dirigida por Luis Fernando Bottía, y donde también actúa Petrona Martínez.

Cero y van tres. Karent Hinestroza, la actriz oriunda de Timbiquí, repite en el cine como protagonista, esta vez de ‘El faro’, una película dirigida por Luis Fernando ‘Pacho’ Bottía, realizada en Santa Marta, y que se estrena mañana.Hinestroza, recordada por sus actuaciones en cine, como ‘El vuelco del cangrejo’ y ‘Chocó’ y en la serie de televisión ‘La selección’, esta vez tiene como su compañera de set a la cantaora Petrona Martínez. En ‘El faro’ Karen dará vida a Ofelia “una mujer que está en busca de su identidad. Fue adoptaba por una española, creció en el Caribe con una formación europea. Ella está en un contexto cultural muy diferente al que desea pertenecer”, cuenta Hinestroza. Ofelia se encontrará en la cima de un islote de piedra llamado El Morro de Santa Marta donde hay un faro que alumbra la historia de Ángel, el viejo guardafaros cuyos días están contados y aún tiene una promesa pendiente por cumplir; y la de Dolores, la mujer que lo abandonó hace veinte años jurando jamás volver. A ellos se unirá la de Genaro y Ofelia, dos náufragos obligados a escoger entre un sueño de amor en tierras lejanas y el deber de salvaguardar la dignidad del desolado paraje olvidado por el mundo.“El Faro es una historia de dos parejas de diferentes generaciones que por razones diferentes llegan a ese lugar. Es una película en donde las mujeres no quieren abandonar sus sueños, que es como salir del lugar, y los hombres no quieren abandonar su deber, que es permanecer y cumplir una misión”, explica. Karent Hinestroza, quien está radicada en Cali, habló con El País de este nuevo reto actoral: ¿Qué tiene Ofelia de Karent y viceversa?Que no abandona sus sueños. Y somos polos opuestos en que Ofelia es mucho más tranquila y paciente que Karent. ¿Alguna vez se ha sentido atrapada como le ocurre a Ofelia?Sí, hay momentos de la vida en los que uno no sabe qué decisión tomar o estar en un lugar esperando a salir para otro, pero no puede moverse hasta que las condiciones no estén dadas. Y confieso que en este momento me siento un poco Ofelia porque es un momento de la vida de transiciones, en donde uno necesita tomar decisiones, qué sigue con la vida de uno, a qué le va a dedicar su energía y ahí es momento de parar y tener paciencia. Así que como Ofelia, hay que tener paciencia y esperar lo que va a ocurrir. Todos en algún momento nos hemos sentido así. ¿Y usted qué está esperando?(Risas) Espero proyectos y trabajos grandes y muchas decisiones de vida.¿Y qué proyectos tiene en mente?Por el momento me estoy preparando para los que vengan, y estoy aquí en Cali tomando clases de canto, estudiando, leyendo y cuidando de mi sobrina.¿Y qué se le ocurre ahora? ¿Qué quiere hacer con su carrera?Tengo un amor infinito por el cine; y lo que deseo ahora es lo que llegue. Deseo hacer cine y un personaje fuerte dentro de una historia. ¿Ofelia tendrá una sumisión parecida a la que tuvo su personaje Chocó?No, son dos roles muy diferentes porque Ofelia es líder, independiente y no está determinada por su relación con un hombre. ¿Es casualidad que los roles que ha escogido para el cine estén relacionados con la playa, el mar y con lugares alejados de las grandes ciudades?Creo que ha sido una fortuna participar en este tipo de cine que mezcla documental y ficción, que se hace con un tono muy natural y verdadero. El personaje de 'El Faro' también me resulta muy interesante porque si bien está en un contexto etnográfico, mi personaje está totalmente descontextualizado, no es una mujer con un acento característico de ninguna zona afro o rural. Ella tiene una pretensión de ser una mujer europea. Pero en ‘Chocó’ tuve la oportunidad de poner mi condición étnica a favor de los personajes. ¿Qué retos le planteó Ofelia? Me tocó aprender catalán, tomé clases de modistería porque eso hace parte del personaje, asumí el reto de estar un mes y medio en el morro de Santa Marta en silencio y sola, aislada de los demás, un poco contenida con todo el conflicto emocional de Ofelia y al final de la película ya quería hacer una comedia y reírme, porque durante ese tiempo contuve la seriedad, la tristeza, la frustración y la soledad del personaje.¿Qué quiere decirle Ofelia al espectador de 'El faro'?Que no hay que perder el ímpetu y poder vivir la vida a gusto, como uno la desea. El poder tener la valentía de decidir vivir la vida que uno quiere, independiente de las condiciones. ¿En algún momento de su vida ha sentido la necesidad de aislarse de todos y todo como lo hace Ofelia?A mí me gusta el silencio y siempre después de estar mucho tiempo en silencio, en contacto con muchas personas o expuesta a la vida pública, siempre hay la necesidad de soledad y me gusta. Disfruto la soledad física, el silencio y estar un poco aparte. Soy un poco Ofelia. ¿Sería capaz de abandonar el amor a cambio de la libertad como lo hace Dolores?Eso es complejo porque el amorcito uno siempre lo quiere al lado, pero creo que es más fácil abandonar el amor por la tranquilidad y la libertad. Si el amor implica resignarse a una vida que no quiero, podría hacerlo como Dolores y como lo hace Ofelia. ¿Qué le dejó trabajar al lado de Petrona Martínez?Es un orgullo y un honor estar al lado de la maestra, es una persona tranquila y cálida. ¿Le pidió consejos musicales a Petrona?Tuve la oportunidad de escucharla en vivo y ‘a capela’, pero no le pedí consejos. ¿Acaso no le interesa cantar?Me interesa hacerlo en la actuación, bien sea en el cine, en el teatro o en la televisión. Pero lanzarme como solista, no, no me arriesgaría. ¿Qué aprendió de Roger y Andrés Castañeda, sus compañeros de set?Roger, como aventurero, me contó mil historias de su vida y lo único que le hacía falta era hacer una película para completar su paso por este mundo porque luego de la película murió. A Roger le aprendí a vivir una vida con sinceridad. Y a Andrés, el trabajar en equipo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad