El estrés no es siempre el 'malo' de la película

El estrés no es siempre el 'malo' de la película

Mayo 31, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
El estrés no es siempre el 'malo' de la película

El médico Santiago Rojas, autor de ‘Relájate’, está en Cali para hablar del estrés bueno.

¿Cómo hicieron las abuelas para vivir sin el psiquiatra, sin el libro ‘Una vida feliz para Dummies’ y sin grupo de apoyo, cuando el estrés les paralizaba la vida? La respuesta es muy sencilla: no lo padecían, o por lo menos no eran conscientes de él, no se daban el lujo de parar su rutina para quejarse por los calores, las palpitaciones, los tics y la angustia existencial. Desde que el médico austríaco Hans Selye acuñó el término estrés, y lo definió como “el síndrome general de adaptación”, los seres humanos adaptaron este padecimiento a sus vidas, convirtiéndolo en la fuente moderna de todos los males.Sin embargo, el estrés no es siempre el malo de la película. El estrés no es la sombra de la mano con el cuchillo que ataca en la tina. Es simplemente una reacción ante cualquier demanda externa o interna del cuerpo, que hace que éste funcione. Y aunque usted no lo crea, en muchos casos hace que los problemas tengan solución. El médico bioenergético Santiago Rojas, en su más reciente libro ‘Desestrésate’, explica que el eutrés es “la capacidad de enfrentar las dificultades que se presenten de manera provechosa, respondiendo de forma creativa, positiva y afirmativa, lo que le permite resolver las dificultades que se presenten, al tiempo que desarrolla sus capacidades y destrezas”.Sin embargo, el eutrés no funciona de la misma forma en todas las personas. Pero que no cunda el pánico, un buen comienzo es empezar a tomar la vida con calma. Por ejemplo, las metas son necesarias en el día a día, pero es de vital importancia no exigirse de más, conocer las capacidades y trabajar en torno a ellas sin pretender ser perfectos. Las frustraciones por los logros no alcanzados generan pensamientos negativos, que enferman no solo las emociones sino también la mente y el cuerpo. Tampoco es buena idea sobrecargarse de actividades, porque entre más cosas se tengan pendientes más crecerá el estrés.Se debe buscar la fuente de estrés e intentar neutralizarla. No importa si es el trabajo, la familia, la relación sentimental o el grupo de amigos, cualquier cosa puede ser negativa y cualquier cosa tiene solución.A propósito, Rojas habla de distrés para referirse a “una situación que sobrepasa las capacidades, no causa tensión, no hay aprendizaje y ocasiona agotamiento”. Se entiende como un conjunto de estímulos dañinos que debilitan, restan confianza y fuerza para actuar. Rojas explica que esto “ocurre cuando se supera la capacidad de resistencia del organismo, sin que exista una adecuada adaptación. Esto literalmente quema a la persona. Ahí aparecen el cansancio emocional, la irritabilidad y la pérdida de motivación”.Una nueva medicinaEs bueno agotar todas las alternativas antes de internarse en una clínica de reposo. El ‘yoga de la risa’ es una terapia sencilla para combatir el estrés. Y se ha demostrado que la risa ayuda a remover los efectos negativos del estrés.Entre sus múltiples beneficios está que brinda mejor perspectiva de la vida. Tiene el poder de ubicar en el presente, es decir en el aquí y en el ahora, lo cual rompe con el círculo vicioso de pensar lo que no se hizo en el pasado. Suaviza las emociones más dolorosas, tales como el miedo, el enojo, la tristeza y el aburrimiento. Aumenta las habilidades sociales y facilita la comunicación, lo cual mejora la autoestima. Y disminuye la tendencia a la crítica y los niveles de ansiedad. Así que: a ‘eutresarse’, en lugar de estresarse.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad