El error de dejar todo en manos de las cirugías para bajar de peso

default: El error de dejar todo en manos de las cirugías para bajar de peso

¿Todos los 'gordos' son candidatos para ir al quirófano? ¿cuándo es conveniente realizarse una cirugía para bajar de peso? son preguntas que pocas veces se han las personas con problemas de obesidad. Especialistas responden.

El error de dejar todo en manos de las cirugías para bajar de peso

Septiembre 22, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Evelyn Rosero Ramírez | Subeditora Elpais.com.co
El error de dejar todo en manos de las cirugías para bajar de peso

Antes de someterse a una cirugía para bajar de peso, el paciente debe ser evaluado por un grupo multidisciplinario en su entidad de salud.

¿Todos los 'gordos' son candidatos para ir al quirófano? ¿cuándo es conveniente realizarse una cirugía para bajar de peso? son preguntas que pocas veces se han las personas con problemas de obesidad. Especialistas responden.

Muchos caleños ven en las cirugías el ‘milagro’ para bajar de peso, evitando el sacrificio de las dietas y los ejercicios. Diariamente, los consultorios de los médicos se llenan de pacientes que buscan su aval para deshacerse del problema. Pero, ¿todos los ‘gordos’ son candidatos para ir al quirófano? ¿cuándo es conveniente realizarse una cirugía bariátrica o una estética? Como mínimo, el cirujano plástico Alfonso Riascos, del Centro Médico Imbanaco, atiende diariamente un paciente que solicita una lipoescultura para bajar de peso. “El problema es que de cinco o siete que llegan al mes requieren una cirugía bariátrica antes que una estética, pues requieren bajar más de 20 kilos”. “La lipoescultura es una cirugía para darle forma al cuerpo pero no resuelve el problema de obesidad, pues cuando el paciente se opera continúa con el estómago del mismo tamaño y consumiendo la misma cantidad de comida. Por eso después, si no cambian los hábitos, se vuelven a engordar”, indicó el cirujano. Según la médica Evelyn Dorado, cirujana mínimamente invasiva y coordinadora de laparoscopia del HUV, un paciente es candidato para cirugía bariátrica si su índice corporal está entre 35 y 39 y padecen además enfermedades metabólicas como hipertensión, diabetes y apnea del sueño. También son candidatos los pacientes con obesidad mórbida, cuyo índice corporal está por encima de 40 o aquellos con índice corporal entre 30 y 35, que sufren diabetes. Cuando el paciente con problemas de obesidad llega a consultar, un equipo multidisciplinario de especialistas, realiza una evaluación inicial para conocer sus antecedentes familiares, sus hábitos alimenticios, su índice de masa corporal y así determinar la cirugía a realizar. La médica explica que “durante el primer año después de la cirugía se espera que el paciente pierda el 80% del exceso de peso que tiene”. Sin embargo, el segundo y quinto año después de la operación son determinantes para el paciente. Muchos se olvidan de la disciplina y comienza de nuevo el descontrol. Por eso, precisa la médica, “hay que hacer un acompañamiento permanente al paciente para que no recaiga”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad