“El Ejército no es un centro de rehabilitación”

Septiembre 18, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

Así respondieron diferentes sectores a la propuesta del Alcalde de enviar a menores infractores al servicio militar.Esta es la propuesta se le hará al Ministro de Defensa y a otras autoridades nacionales en un encuentro de alcaldes el próximo domingo en Bogotá.

Un debate se generó este viernes en la ciudad en torno a la polémica propuesta de enviar a los jóvenes infractores, de 16 a 20 años, a prestar servicio militar por lo menos durante tres años, que el alcalde Jorge Iván Ospina presentará este domingo en una reunión de mandatarios locales y regionales con el Ministro de Defensa para buscar salidas a la violencia en las ciudades. Para algunos estamentos de la ciudad la iniciativa es “irracional”. “No es razonable que quieran infundir disciplina de esa forma. A los menores hay que educarlos pero en un sitio especializado. Cómo se le ocurre al Alcalde querer convertir el cuartel del Ejército en un centro de rehabilitación”, criticó el juez de Garantías de los Adolescentes, Henry Díaz. Asimismo, para el ex fiscal de la casa de justicia de Aguablanca, Helmer Montaña, la propuesta ni siquiera debe estudiarse, pues pone en riesgo la seguridad de todos los caleños y colombianos. “Entregarle un arma y un uniforme militar a un joven pandillero sería como premiarlo, eso es muy peligroso. Además la función del Ejército no es educar a delincuentes, así sean menores de edad”, sentenció el ex fiscal. Por su parte, el concejal Milton Castrillón la iniciativa más allá de ser absurda traduce una “seria pereza administrativa y una falta de voluntad política de parte del Gobierno Municipal”. “Me parece lamentable y pobre que el Alcalde ahora quiera convertir a los delincuentes de Cali en militares. Al contrario, lo que hay que hacer es reeducarlos, enseñarles a estudiar y generar sus propias empresas. La solución no es mandarlos a la selva a que se enfrenten con la guerrilla, parece que la Alcaldía no quiere invertir en proyectos para ellos”, afirmó Castrillón. Aunque el general Miguel Ángel Bojacá, comandante de la Policía Metropolitana de Cali, reconoció que la disciplina militar es buena para los jóvenes, rechazó que al Ejército ingresen personas que hayan cometido delitos graves. “Yo creo que esto sería viable para aquellos que cumplan con los requisitos, teniendo en cuenta que una persona con antecedentes legales no puede entrar al Ejército. Debería estar dirigida entonces a menores alto riesgo y no a delincuentes”, indicó el Comandante. Sin embargo, el Alcalde de Cali insistió en la viabilidad de su propuesta y aclaró que ésta no iría dirigida a menores que tengan un largo historial de delitos. “Yo sé que todo aquel que cometa un crimen debe ir a un centro de rehabilitación. Por eso los candidatos para prestar servicio militar serían aquellos menores que apenas empiezan a formar parte de actividades agresivas. Además ellos o irían a combates, sino que participarían en acciones pedagógicas”, explicó. En la ciudad existe escepticismo frente a este tipo de soluciones. Incluso el programa Promotores de Vida, en el que mil menores de las comunas 1, 2 y 3 de Cali ingresaron a la Policía como auxiliares bachilleres, no ha tenido mayores resultados y las tasas de delincuencia juvenil siguen siendo altas. La semana pasada dos de los jóvenes adscritos a este programa no se presentaron a trabajar y las autoridades aún desconocen las razones.Para María Isabel Gutiérrez, directora de Cisalva, todo se explica en que la delincuencia juvenil requiere soluciones de fondo. “No conozco bien la propuesta del Alcalde, pero creo que lo importante es formular proyectos donde se incluya la parte social y familiar de la juventud”.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad