El Concejo caleño no ha cumplido la tarea

Septiembre 24, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
El Concejo caleño no ha cumplido la tarea

La gestión del Concejo de Cali, entre marzo, abril, junio y julio, incluidas las sesiones extraordinarias, fue considerada como débil por el Observatorio Cali Visible de la Universidad Javeriana, que realizó un seguimiento a la Corporación y que se presentó ayer.

La gestión del Concejo de Cali, entre marzo, abril, junio y julio, incluidas las sesiones extraordinarias, fue considerada como débil por el Observatorio Cali Visible de la Universidad Javeriana, que realizó un seguimiento a la Corporación y que se presentó ayer. De acuerdo con el informe, la agenda de los concejales estuvo copada por las elecciones al Congreso y muchos de ellos se preocuparon más por trabajar por los candidatos de sus partidos que por la entidad, al punto que en marzo, prácticamente no hubo sesiones ordinarias.Pero los llamados a sesiones extras sí fueron atendidos y allí, en poco tiempo, se estudiaron 28 proyectos. De los cuales 9 se aprobaron, 7 se archivaron, 8 se retiraron, 9 quedaron en estudio, y a 1 se le dio primer debate.Entre las iniciativas analizadas están la exoneración de impuestos a empresarios para que apoyen la recuperación del Centro, el proyecto Girasol, la redistribución de la tasa pro deporte (aprobado), que generó polémica. Llama la atención que el proyecto de reglamento del Concejo, que avanza lentamente, se viene presentando desde el 2004, pero aún no logra pasar. Según Cali Visible esa iniciativa es clave para que la Corporación pueda tener reglas claras y lograr más eficiencia y eficacia. El observatorio llama la atención para que el reglamento subordine la actuación de los concejales a la Ley de Bancadas, que no se cumple.Asimismo, el corte de cuentas de Cali Visible revela que durante los dos periodos analizados, el tema de ciudad fue relevante en los proyectos, entre ellos algunos de expansión urbana y protección del medio ambiente. También se aprobaron iniciativas financieras para infraestructura como arreglos de escuelas, del estadio Pascual Guerrero y obras del MÍO.Control político y sesiones Aunque el control político es importante para medir el desempeño de las administraciones, en el caso de Cali, pese a que se aprobaron 71 citaciones de funcionarios del Gobierno local, en muchas oportunidades esa labor no se pudo ejercer por dos factores básicos: ausencia de secretarios y otros funcionarios que no asisten al Concejo, y el segundo, por la falta de quórum, que en muchas ocasiones es rota por concejales que se van de las sesiones, por lo que el citado no rinde informe. La asistencia y la realización de las sesiones este año también dejan mucho que desear. En los dos periodos sólo hubo 66 reuniones, lo que está por debajo del promedio, si se tiene en cuenta que cada mes se deben convocar 20. Así las cosas, los concejales debieron realizar al menos 120 en los cuatro meses de trabajo.En cuanto a la asistencia por bancadas, el Partido de la U fue el más disciplinado, le siguen el Polo y el Liberal.Cali Visible también advierte que la mayor parte de la contratación en el Concejo es para las Unidades de Apoyo de los concejales. Es así como de $325 millones, el 82% se destinó para ese sector. El resto fue para viajes, asesorías jurídicas y gastos generales.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad