El complejo entramado que hay tras el transporte ‘pirata’ en Cali

El complejo entramado que hay tras el transporte ‘pirata’ en Cali

Febrero 02, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
El complejo entramado que hay  tras el transporte ‘pirata’ en Cali

Más de 155 carros ‘piratas’ se han inmovilizado en las últimas dos semanas.

Mientras el Tránsito les declara la guerra a los ilegales, se rumora que hay policías, agentes y otros actores vinculados. El panorama.

Sucedió durante un operativo de control que realizaba la Secretaría de Tránsito en la Autopista Simón Bolívar con Carrera 85, en el sur de Cali. Cuenta un agente de tránsito, que prefiere omitir su nombre, que al detener el vehículo que operaba como ‘pirata’ encontró que su conductor era un agente de policía.Dice que el hombre, que al momento de imponérsele el comparendo sacó su carné que lo identificaba como oficial de la Policía Nacional, pidió que no lo multaran por tener dicha condición. Sin embargo, había sido sorprendido en flagrancia. Del Mazda de color gris que iba manejando el policía se bajaron varias personas que había recogido a lo largo de la vía.Hoy, cuando la Secretaría de Tránsito ha anunciado una guerra frontal contra el transporte informal de pasajeros, casos como estos dejan ver que lo que hay detrás de los ‘piratas’ es mucho más difícil de controlar de lo que parece.Grupos de transportadores aliados con oficinas de cobro, oficiales activos y retirados de Policía que son propietarios de carros e incluso agentes de Tránsito que operan como ‘campaneros’, son algunos de los que se lucran con este negocio ilegal.Sucede que nadie quiere ponerle el rostro a este tema porque hay un miedo latente. Un agente de tránsito que opera en la zona Oriente, y que, como muchos otros en esta historia, piden que no se revele su identidad, refiere que hay cinco grupos que controlan el transporte ‘pirata’ sobre la Avenida Ciudad de Cali. ‘Andrés’, ‘Cruceto’ y ‘La Peluche’ son algunos de los alias con los que se conoce a los líderes de estos grupos, cada uno al mando de 20 o 30 carros. Se dice, además, que cuatro oficinas de cobro les prestan servicio de seguridad. Dicen que también hay sargentos de policía, dueños de dos o tres carros. “Tienen su gente para que reparta plata con tal de evitar que se les lleven los carros. A veces pedimos apoyo a la Policía para los operativos y no llegan, porque son los mismos que tienen carros”, dice el agente.Un taxista que también trabaja en la zona asegura que existe otra persona a la que llaman ‘El doctor’. Se trata, según el transportador, de un agente de tránsito que está encargado de avisar cuándo y dónde se realizarán los operativos. Están también las versiones sobre los ‘piratas’ que operan en el Sur. Entre quienes hacen los controles se sabe de casos como los de un oficial retirado de la Policía que puso a trabajar una flota de carros provenientes de Puerto Tejada. Pero todos estos son secretos a voces de los que las autoridades dicen no tener información certera. El subcomandante de la Policía Metropolitana de Cali, coronel Wilson Vergara, indicó que “no existe ninguna denuncia que dé cuenta de que haya algún policía comprometido en transporte ilegal”.El oficial que fue sorprendido en flagrancia funcionando como ‘pirata’ sigue siendo miembro activo de la Policía Metropolitana de Cali, según pudo confirmar El País. También se pudo establecer que el reporte de la multa, que data de junio del 2013, se encuentra en la base de datos de la Secretaría de Tránsito caleña. “Si los guardas de Tránsito tienen conocimiento de que algún miembro de la Policía está infringiendo la ley, que nos hagan los informes correspondientes para tomar medidas sancionatorias”, dijo el coronel Vergara.Por su parte, Adalbert Clavijo, coordinador de agentes de Tránsito, aseguró que “no tenemos ninguna denuncia formal que diga que algún agente esté participando de ello. Si existiera la denuncia, abriríamos de inmediato una investigación, pero sin ella, no podemos hacerlo”.El nuevo ‘modus operandi’Por cuenta de los controles de los últimos seis meses, los ‘piratas’ ya no se parquean solo sobre vías arterias (Ciudad de Cali, Carrera 100, Simón Bolívar). Ahora, utilizan las vías internas de los barrios hasta donde llegan los usuarios para abordarlos.Ejemplo de ello es lo que sucede en el sector de Valle del Lili, en la Comuna 22. Dicen habitantes del barrio, que pidieron no revelar sus nombres, que estos conductores utilizan lotes vacíos o los parqueaderos de por lo menos diez unidades residenciales de la zona para guardar los carros y pasar desapercibidos. “Andan a toda velocidad por el barrio y hay miedo de que atropellen a la gente. También han hecho pasadizos que los llevan hasta la vía Cali-Jamundí y se esconden en callejones”, dijo uno de los residentes del sector.El fenómeno de los lotes ocupados por estos carros también se da sobre la vía que conduce a La Buitrera (Calle 11), según pudo corroborar El País en visitas realizadas a la zona.Además de los carros reconocidos por su avanzado deterioro, ahora hay vehículos de alta gama, modelos 2012 y 2013, haciendo recorridos ilegales por $1500 o $2000, con derecho a aire acondicionado.“En Aguablanca hay una cooperativa que está agremiando ‘piratas’ pero les exigen tener vehículos último modelo y que estén asegurados. Pagan $5000 diarios por el derecho a ruta y uso de avantel. Estos carros están ganando hasta 10 veces más de lo que puede recoger un taxista”, indica un taxista de la zona.Además de problemas mecánicos, como sistemas de abastecimiento de gas improvisados, instalados sin las medidas de seguridad, dicen voceros del Tránsito que en recientes operativos realizados con la Policía han encontrado a conductores con antecedentes penales.“Los riesgos que se asumen al subirse a este tipo de vehículos son muchos. La gente no sabe quién es la persona que conduce. A eso se suma que los vehículos no tienen garantías de seguridad en cuanto a lo mecánico y seguros de accidentes”, indicó Néstor Henao, coordinador de operativos de transporte ilegal en Cali.Otra cosa piensa un ‘pirata’ de 22 años con el que habló El País. Dice que lo que están haciendo es estigmatizar a la gente que encontró en la informalidad una opción de trabajo. “Los que conozco, como yo, somos personas que mantenemos a nuestras familias con esto y no tenemos prontuario. Como en todo, hay buenos y malos, pero si a eso nos vamos, hay agentes y policías que mantienen ‘piratiando’ y a ellos no les pasa nada. Dicen que montarse con nosotros es un peligro, pero es como si dijéramos que todos los taxistas son malas personas, por los paseos millonarios que algunos le hacen a la gente”, argumenta.Problema de periferiaEn las últimas dos semanas, la Secretaría de Tránsito ha inmovilizado más de 155 carros por realizar transporte de pasajeros no autorizado. Las autoridades han concentrado sus actividades sobre la Carrera 100 entre calles 16 y 19, así como a lo largo de la Autopista Simón Bolívar y Avenida Ciudad de Cali.Explica Adalbert Clavijo que los carros ‘piratas’, en su mayoría, provienen del norte del Cauca (Puerto Tejada, Villarica, Padilla) y municipios periféricos como Jamundí, entre otros donde, según el Coordinador de agentes de Tránsito, han tratado de formar un imperio.“Tenemos el caso de Jamundí. Sabemos que hay grupos operando con avanteles y horarios de despachos, como si fueran empresas de transporte público. Hay que decirles a los alcaldes de los municipios nombrados que es compromiso de ellos hacer controles, no entendemos por qué no los hacen”, indicó. Taxistas de la ciudad aseguraron que, al parecer, allegados al alcalde de Jamundí, Jhon Freddy Pimentel, serían propietarios de algunos vehículos que ejercen piratería en Cali.“No tengo ningún vehículo y no patrocino ningún tipo de transporte ilegal. Quisiera saber quién ha manifestado esto para instaurar una denuncia por calumnia”, indicó el Alcalde de Jamundí, al preguntarle sobre dichos señalamientos.Según el Mandatario, en su municipio sí se están realizando labores de control a los piratas, “pero la solución a este problema sería articular el transporte intermunicipal con el MÍO. Hemos tenido muchas reuniones, pero aún no se concreta nada”.Gustavo Hincapié, alcalde de Puerto Tejada, aseguró que se hacen controles, pero no de forma frecuente. “Ellos son un problema, pero también una solución”, dijo al referirse al servicio que prestan los conductores ilegales a altas horas de la noche para habitantes de Puerto Tejada que vienen o van hacia Cali y que no tienen oferta de servicio intermunicipal. A su turno, el secretario de Tránsito de Candelaria, Edilberto Peralta, explicó que “aquí el transporte ilegal funciona esporádicamente, cuando dueños de particulares llevan a personas a sus trabajos y por eso es difícil de controlarlo. Por nuestro alto índice de accidentalidad, no es nuestra prioridad controlar a los informales, sino salvar vidas”. “Lo cierto es que no podemos tolerar más la ilegalidad y menos ahora que se va a dar la implementación total del MÍO. Continuaremos con los controles. Esto no se trata de una persecución”, advirtió Alberto Hadad, secretario de Tránsito de Cali.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad