El centro de Cali está inundado de vendedores ambulantes

Diciembre 23, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
El centro de Cali está inundado de vendedores ambulantes

Caos. En el centro de Cali no sólo se ven afectados los peatones, las vías por donde transitan los automóviles están tan saturadas que la movilidad por esta zona es lenta. Peatones y carros comparten el poco espacio disponible.

Cerca de 30 ambulantes ilegales son sancionados todos los días. La mayoría viene de otras ciudades, según la Secretaría de Gobierno.

En un 50% aumentaron los vendedores ambulantes en el centro de Cali durante la temporada decembrina. Así lo denunció Leonela Mazuera, coordinadora de operativos de espacio público de la Secretaría de Gobierno de Cali. La funcionaria declaró que la situación es tal que los 16 policías, 25 funcionarios y 10 guardas cívicos que actualmente realizan labores operativas de recuperación del espacio público son insuficientes para cubrir tantos frentes de trabajo en este sector de la ciudad. “Hacemos operativos todos los días en la mañana y en la tarde en el centro y en la noche en el alumbrado, hasta la 12:00 p.m.”, dijo Mazuera, quien agregó que en el centro realizan recuperación del espacio público en las calles 9, 14 y 15 y en las carreras 8, 9 y Plaza de Cayzedo, en los que reconvienen en promedio a 30 vendedores ambulantes a los que se les decomisa la materia prima. “La cifra de ambulantes se incrementa porque llega mucha gente de otras ciudades. Inclusive llegan indígenas desde Perú y Ecuador. Esto se da por las festividades de fin de año y la Feria de Cali”, manifestó.Según la Secretaría de Gobierno, los vendedores de discos compactos son quienes más invaden el espacio público en el centro de Cali.En una vista realizada a El País al centro se constató que muchos de los vendedores informales cuentan con el apoyo de algunos locales comerciales, que les suministran energía eléctrica y mercancía en consignación.Asimismo, se pudo establecer que efectivamente la Secretaría de Gobierno realiza permanentes labores de recuperación en el espacio público. Sin embargo, muchos de estos invasores huyen en el momento y vuelven cuando la autoridad se marcha.“Cuando viene ‘El Lobo’ (así le llaman los vendedores ambulantes al camión de la Secretaría de Gobierno) es mejor irse por un rato. Cada uno ya sabe para donde pegar”, dijo un vendedor ambulante de gorras en la Carrera 5 con Calle 13. Según datos de la Secretaría de Gobierno, al menos seis mil comerciantes informales y estacionarios ocupan el espacio público en este sector de la ciudad. La mayoría están ubicados en las calles 12, 13 y 14, entre las carreras 1 y 10.Voceros de Grecocentro, gremio que agrupa a los comerciantes del centro de la ciudad, los locales comerciales del sector legalmente constituidos generan al menos quince mil empleos directos, cifra que se triplica en diciembre.Según la agremiación, la competencia desleal que generan los vendedores ambulantes durante esta época daña la imagen de un comercio bien organizado. “Antes comprar en el centro era todo un paseo, hoy es un dolor de cabeza: no hay parqueaderos, los andenes están invadidos, no hay por donde andar y la sensación de inseguridad es permanente. No se sabe qué es peor, si viajar en MÍO con las estaciones al tope o movilizarse en carro por vías inundadas de vendedores”, dijo Marcela Valencia, compradora del centro.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad