El caos en el tráfico aéreo no es solo por mal clima

Noviembre 12, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co
El caos en el tráfico aéreo no es solo por mal clima

El pasado miércoles 9 de noviembre así lucieron los pasillos del aeropuerto Alfonso Bonilla Aragón por retrasos y cancelaciones en vuelos hacia Bogotá.

Aunque las aerolíneas se escudan en un problema de mal clima e infraestructura de los aeropuertos, expertos en el tema aseguran que hay otros factores que complican las operaciones aéreas.

Esta semana ha sido crítica para la operación del aeropuerto Alfonso Bonilla Aragón, la terminal aérea que presta servicios a Cali. Durante tres días consecutivos centenares de viajeros tuvieron que dormir en los pasillos por cuenta de los retrasos derivados del mal clima en el aeropuerto El Dorado. 

Viajeros 'varados' se quejaron por vuelos que fueron reprogramados hasta en tres ocasiones, otros simplemente perdieron las conexiones con sus vuelos internacionales. 

Pero, ¿los problemas que se están presentando en los principales aeropuertos del país, como el caso de Cali, se deben solo al mal clima?

Las explicaciones de las aerolíneas coinciden en el mal clima, pero según fuentes consultadas por El País hay otras causas de retrasos de vuelos que colapsan la operación aérea en el aeropuerto Alfonso Bonilla Aragón. 

Una de ellas son las fallas intermitentes en el radar de aproximación que tiene la torre de control y la otra, los horarios y protocolos que maneja la tripulación de los vuelos que llegan a esta terminal por contingencias de mal clima en el aeropuerto El Dorado.

Para el capitán Jorge Medina, vicepresidente de la Asociación Colombiana de Aviadores Civiles, Acdac, "los problemas ocasionales en la cabeza del radar de esta terminal aérea se traduce en que no se mande la señal al aparato (avión) y quede simplemente el controlador (funcionario) sin conocer la posición de las aeronaves para el aterrizaje". 

Explicó que este problema no ha sucedido esta semana pero sí en otros momentos, donde los operadores tienen que acudir a otros radares externos al aeropuerto o deben tomar contacto con cada avión cuando se vayan aproximando para que la tripulación les indique la ubicación y así poder hacer una trazabilidad de los vuelos. 

Los controladores aéreos son los encargados de organizar el aterrizaje de las aeronaves cuando estén en cercanías al aeropuerto, en este caso el que presta servicios a la capital del Valle. 

"Ellos están sentados frente a una pantalla donde les van apareciendo triangulitos verdes que representan los aviones que tienen que ir organizando para el aterrizaje. El riesgo de las fallas intermitentes es que el controlador deje de ver determinado tráfico y las aeronaves estén muy cerca una de otra", dijo el funcionario. 

Por su parte, Ricardo Lenis, gerente de Aerocali, afirmó que el aeropuerto opera con normalidad las 24 horas, muestra de ello es que entre el 1 y 11 de noviembre aterrizaron 38 vuelos que fueron desviados desde otras ciudades. De ellos, el 85 % llegaron procedentes del aeropuerto El Dorado, de Bogotá, por mal tiempo. 

El caso más reciente fue un vuelo de Avianca que aterrizó en la noche de este jueves en la terminal aérea de Palmira tras ser desviado en Bogotá por mal tiempo y que cubría la ruta Cúcuta-Bogotá. Los viajeros, desesperados por la espera, protestaron en las salas de abordaje del aeropuerto. Luego fueron ubicados en el vuelo de las 7:15 a.m. para la capital del país. 

Una fuente del aeropuerto de Palmira, quien pidió omitir su nombre por seguridad, le contó a El País que otra causa de congestión en los terminales aéreos, incluyendo al que presta servicios a Cali, tiene que ver con el cambio de la tripulación luego de cumplir las horas programadas de trabajo. 

Así pasó este miércoles con un vuelo Londres-Bogotá de Avianca que no pudo aterrizar en la terminal aérea de Bogotá por una aeronave de carga varada en la pista sur y tuvo que hacerlo en el aeropuerto de Palmira. 

"Ese avión era un 787 y en Cali la aerolínea no tiene tripulación para volar esa aeronave, por eso los pasajeros tuvieron que esperar que llegara un nuevo personal procedente de Bogotá. El vuelo salió a las 2:40 p.m.", dijo la fuente. 

Explicó que todas las tripulaciones de vuelos comerciales -piloto, capitán y auxiliares de vuelo- deben cumplir con determinadas horas de vuelo para un trayecto determinado y de las cuales no se pueden pasar. Para entenderlo: es una programación de asignaciones de servicio y descanso de los tripulantes. 

Una trabajadora de American Airlines en la terminal aérea de Palmira explicó que el proceso de llegada de una nueva tripulación le puede tomar a una aerolínea, en promedio, entre dos y diez horas porque la base de tripulación está en Bogotá, no en el aeropuerto Bonilla Aragón. 

El Vicepresidente de Acdac explicó que aunque estos cambios de tripulación son obligatorios, las aerolíneas deben tener la capacidad de contar con una reserva de tripulación para atender estas contingencias. 

"A veces esto se sale de las manos y no hay tripulaciones o simplemente no tiene cómo hacerlas llegar al destino donde está ocurriendo las contingencias", dijo Jorge Medina.

Sin embargo, Medina afirmó que estos cambios debe ser necesarios para evitar que las tripulaciones retomen vuelos con cansancio tras las extenuantes jornadas de trabajo que pueden llegar a tener. 

¿Qué dicen las aerolíneas?

Ante las críticas de los usuarios por la cancelación de vuelos, Avianca atribuyó los problemas no solo al mal clima en Bogotá sino a "fallas" en el sistema de iluminación de los principales aeropuertos del país y cierres de las terminales por mantenimiento.

"Como lo ha informado la Aerocivil, además de los problemas climáticos conocidos (niebla densa en aproximación al Aeropuerto El Dorado de Bogotá, tormentas eléctricas, vientos cruzados y migración de aves en diversas regiones del país), la situación se ha tornado crítica al coincidir con las restricciones programadas en las pistas del complejo aeroportuario de Bogotá que están sometidas a cierres nocturnos por obras (pista norte), restricciones horarias por licencia ambiental, obras en plataforma del Terminal Puente Aéreo y cierres en posiciones de contacto", dice un texto compartido en la cuenta de Twitter de Avianca. 

En el comunicado señalaron además que fallas recurrentes en "el sistema de iluminación de los bordes de pista en los aeropuertos de Bogotá, Cali, Santa Marta y Montería, así como a los cierres programados por mantenimiento de aeropuertos como San Andres, Barranquilla, Cali, Cúcuta, Santa Marta, Cartagena, Medellín y Pereira, nos lleva a tener restricciones en los horarios de operación en más del 80 % de los aeropuertos del país".

Sin embargo, Ricardo Lenis, gerente de Aerocali, la concesionaria del terminal aéreo, explicó que buena parte de las operaciones se hace a través de Bogotá, pero cuando se presenta un problema  por fenómenos climáticos o líos en la pista por un avión atravesado se utiliza el aeropuerto que sirve a Cali, pero reiteró que el origen de los obstáculos radica en la capital del país.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad