El calor volvió a 'despertar' la babilla de Ciudad Jardín

Agosto 12, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

Experto del Dagma dice que el animal ahora está saliendo con más frecuencia, ¿es realmente un peligro para la comunidad? Expertos explican.

[[nid:453320;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2015/08/ep001005396.jpg;full;{La babilla tomó el sol por un largo tiempo y se dejó ver por los residentes de la zona. Foto: Hroy Chávez.}]]La babilla de Ciudad Jardín volvió a asomarse al lago del barrio del sur de Cali que lleva su nombre. Un fotógrafo de El País logró captarla otra vez en su lente y de nuevo surgen preguntas como: ¿qué tan peligrosa es?, ¿pueden haber más? ¿de qué se alimentan?     Javier Cañas Ángel, profesional del grupo de control de Flora y Fauna del Dagma, indicó que el animal siempre ha estado allí, "lo que pasa es que ahora está saliendo con más frecuencia por la temperatura y para recibir el sol". Explicó que el animal que mide un metro y medio no causa ningún peligro para la comunidad ya que en el lago se alimenta de tilapias. "De hecho, el peligro es para el animal ya que pueden haber personas que intentan atacarlo. Además está en el hábitat que le corresponde, si no lo molestan no tiene porqué agredir ni atacar", agregó Cañas.  Recuerda el funcionario del Dagma que "al parecer una persona que le gustaba traficar con animales lo llevó al humedal cuando se dio cuenta que estaba creciendo y no lo pudo tener más con él". Otra de las preocupaciones de los residentes es que la babilla se reproduzca, pero Cañas explicó que "las posibilidades de que lo haga en este lugar son mínimas, ya que se necesita que haya dos babillas de sexos contrarios, y hasta ahora solo se ha reportado la existencia de una". Sin embargo, Amparo Valencia Arana, coordinadora de la comisión Ambiental de la Comuna 22, dijo que en el lago hay dos babillas, una mediana y otra más pequeña y se desconoce cuál es el sexo. Amparo contó que a principios del 2012 ella vio a alguien que llegó en un camión y arrojó al animal al humedal. "Nosotros acudimos a la CVC, al Dagma, y al Zoológico y nos dijeron que no podían hacer nada y que no podían tenerla", dijo la Coordinadora de la Comisión Ambiental de la Comuna 22, quien agregó que estos animales se esconden también en una zona boscosa de la zona. Por su parte, el Dagma dijo que en el 2013 se evaluó sacar al animal de allí. Sin embargo, esto implicaba vaciar el humedal o que expertos ingresaran a capturarlo, "situaciones muy riesgosas", dijo Cañas, quien agregó que entre expertos ambientalistas y la comunidad se acordó dejarlo donde está. Cañas finalmente recomendó a los residentes evitar darle comida a la babilla y no molestarla, ya que su comportamiento es natural y normal."Mientras no intervengan, ni lo agredan, ni le echen comida, es importante saber que en la ciudad habitamos con animales y que lo mejor es aprender a convivir con ellos", apuntó. 

Autoridades ambientales dicen que es una especie perseguida porque su piel es muy apreciada para la fabricación de bolsos, zapatos y otros objetos de cuero.
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad