El arte de contar

Jonathan Lenis, el arte de contar

Septiembre 29, 2017 - 07:04 p.m. Por:
Natalia Marín, del Semillero de Periodismo UAO- El País
cuentero

‘El Negro’ Lenis ejerce como comunicador, cuentero, comediante y docente del Taller de Narración Oral en la Universidad Icesi desde hace diez años.

Foto: Especial para El País.

Jonathan Lenis se enamoró de la cuentería y la oralidad cuando recibió el gran aplauso de sus compañeros de bachillerato después de haber contado la historia de ‘El Negro más lindo del mundo’. Era 1995 y cursaba undécimo en el Instituto Politécnico Municipal de Cali. Durante ese año, los grados mayores no contaban con un maestro de español, hasta que en tercer periodo arribó la profesora Vilma. “La maestra llegó con la propuesta de hacer un examen diagnóstico para ver cómo íbamos en la materia, aunque era inútil, porque nosotros no habíamos visto dos periodos de clase. Recuerdo que se lo dije y me respondió: “¿Usted qué propone, señor Lenis?”. Luego de pensarlo le propuse:“Hagamos una Peña cultural, pues la cultura es comunicación… y la comunicación es español. Aquí en el salón hay muchos dedicados a las artes culturales”.

Antes de aquella peña cultural, el ‘Negro’ nunca había contado un cuento, solía trabajar recreación dirigida y títeres. Sin embargo, gracias a la vida, en su niñez tuvo dos nanas (de Cartagena y del Pacífico) y un abuelo que le contaron a voz todas las historias sobre ‘Tío Conejo’, la literatura y la guerra colombiana. También viajó con su padre, un mecánico Diesel, a varias fincas en el campo vallecaucano, donde los capataces le contaban relatos que ocurrían dentro de las haciendas o fuera de ellas. Toda esta mezcolanza de experiencias y palabras le regaló a Jonathan el privilegio de conocer la Oralidad.

- ¿Y tú qué haces? – le preguntó la profesora al organizar la peña cultural.
-Yo soy cuentero – le respondió Jonathan. “Soy una persona que cuenta cuentos, llevo la tradición cultural de un lugar a otros lugares”.
- Oh, perfecto, dijo la profe. Arrancamos en 8 días y tú eres el primero.
La Peña Cultural fue tan grande que se hizo con los 4 onces. Y el aplauso final le hizo pensar: “Yo nací para esta vaina”. De ahí, para cada actividad cultural que se organizaba lo llamaban: “Negro, contate un cuento”. Incluso, cuando comenzó su servicio militar Jonathan Lenis tenía su espacio para narrar cuentos y hacer reír.

Al terminar su servicio militar pasó seis meses trabajando y viajando con los cuenteros Jorge Olaya y David Murillo, conociendo el Festival de Teatro Universitario de Manizales, el Festival Iberoamericano de Teatro de Bogotá, entre otros; hasta que la Universidad del Valle le dio la bienvenida para estudiar Comunicación Social, y con ello, hacer parte del grupo de cuenteros ‘El Perol’.

El grupo estudiantil de cuenteros de la Universidad del Valle ‘El perol’ tiene 25 años. Es uno de los espacios de oralidad más grandes del Suroccidente.

Para el 2012 ya tenía gran experiencia. Diego Mateus, comediante amigo del ‘Negro Lenis’ notó ese gran talento y lo invitó a realizar un taller de comedia y grabar dos episodios del programa Comediantes de la Noche, del Canal RCN. Esto dio pie a que comenzara su carrera de comediante.
Al año siguiente se presentó con su espectáculo ‘100 % chontaduro’ en la Feria Pa’ Dios, un festival en conjunto de varias iglesias cristianas locales a la que asistieron 1500 personas. Y en 2014, el Festival Iberoamericano de Teatro de Bogotá lo convocó para hacer parte de la programación. Habló sobre Cali a un público de 5000 personas.

El monólogo ‘100 % chontaduro’ comenzó como un cuento y se convirtió en un acto cómico. En este, el ‘Negro’ Lenis habla desde su propia experiencia sobre La Sucursal del Cielo y sus travesías. Menciona el antiguo sistema de transporte caleño, “porque nosotros pudimos transportarnos en fragmentos de arcoiris sobre ruedas” como dice el cuentero; sobre la forma de hacer champús y manjar blanco en paila de cobre, recuerdos escolares, San Antonio, la tradición de elevar cometas, los diablos en diciembre, las tertulias de café y demás.

El grupo de cuenteros
’El perol’ se estableció tanto en la sede Meléndez como en la sede San Fernando de la Universidad del Valle.

En otros países latinoamericanos como México y Argentina reciben el espectáculo con curiosidad y expectativa de saber una cultura diferente.
“De Panamá para arriba y de Ecuador para abajo no saben qué es un lulo. Así que contar sobre el champús es un poco complicado… ¿Cómo explicarle a un mexicano que no sabe sobre el lulo, ¿qué es un lulo? Hice un trabajo de campo días antes del show y cuando me presenté les dije: vean, un lulo es un limón, pero peludo. Y la gente entendió entre risas al imaginar la fruta, pues el lulo y el limón son ácidos, son verdes, etc. Lo mismo con el aguapanela en Argentina. Para ellos el aguapanela es agua con azúcar, pero para nosotros no, la panela para nosotros es diferente al azúcar y hacerles entender eso a los extranjeros es una odisea muy bonita”.


el cuentero

Sus presentaciones son muy esperadas y reconocidas.

Foto: Especial para El País.

Sus palabras tienen una intención de cambio social. Su objetivo es generar una reflexión respecto a la historia que narre. Que de su show la gente se vaya pensando y reflexionando.

Jonathan ‘El Negro’ Lenis ha sido galardonado con el premio a la afrovallecaucanidad y a la caleñidad en grado Comendador. Ejerce como comunicador, cuentero, comediante y docente del Taller de Narración Oral en la Icesi desde hace diez años. Además, trabaja en conjunto con las emisoras Radio Play y Univalle Stereo.

Como planes a futuro tiene en mente una maratón de 52 horas de palabra hablada en algún lugar público de Cali, la realización del segundo Festival de la Oralidad en la Universidad Icesi y seguir creciendo como artista.

“Yo cuento sobre una Cali bonita, alegre… que te dice: ven, conóceme, porque tenemos en toda la entrada en la montaña un ‘man’ que te dice con los brazos abiertos: bienvenido”, comenta, entre risas.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad