El acoso escolar se trastea de las aulas a las redes sociales, ¿qué hacer?

Septiembre 11, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Paola Vergez Madiedo - Especial para Elpaís.com.co
El acoso escolar se trastea de las aulas a las redes sociales, ¿qué hacer?

Especialistas afirman que el 'Ciberbullying' es un fenómeno silencioso, aseguran que las instituciones educativas y los padres deben establecer estrategias preventivas para el buen uso de las redes sociales por parte de los menores.

Especialistas consultados por Elpais.com.co analizan una práctica que cada vez se vuelve más constante en el entorno escolar de la ciudad. Una problemática que traspasó las aulas de clase hacia las fronteras de lo real a lo virtual.

De pronto Sofía* notó que algo en su hija estaba cambiando. Su estado de ánimo no era el mismo. Las fotos de su perfil y su mensaje de 'status' en el celular fueron elevándose a un tono de inconformidad y depresión. Mensajes como “nadie me quiere”, “nadie me comprende”, la alertaron.Hace tres años, cuando ingresó a un colegio privado de la ciudad, Ángelica*, quien hoy tiene 11 años, se mostraba alegre, espontánea y hasta había logrado convertirse en líder de su grupo de amigos. Sin embargo, la situación comenzó a cambiar. Angélica pasó a “estar triste, lloraba y no deseaba comer”, asegura la madre. Entonces, Sofía decidió intervenir. Entró al perfil de Facebook de la pequeña, donde alarmada encontró comentarios discriminatorios como "eres una bipolar", "ya no eres mi mejor amiga". Y se dio cuenta que hasta por el mismo celular las compañeras le escribían a Angélica cosas como "eres una hipócrita”.Al confrontar a su hija, Sofía descubrió que al parecer todo había iniciado por una "inocente" discusión en clase con una compañera, donde se habían ofendido mutuamente. La pelea no paró ahí, extendiéndose a las redes sociales e involucrando a más estudiantes, con ofensas hacia la menor. Para que su familia no se diera cuenta, la niña borraba los mensajes que le enviaban y había bloqueado en la red social a algunos de sus supuestos "amigos".La situación empeoró. La madre, preocupada, habló con los profesores del colegio quienes atribuyeron la situación de la pequeña a "cosas propias de la edad". Pero los comentarios ofensivos y las burlas continuaron, hasta el punto que la niña llegó a decir que "no quería vivir". Fue en ese momento cuando Sofía buscó ayuda profesional y encontró un diagnóstico preciso: Angélica padecía un cuadro depresivo causado por los problemas con sus compañeros de clase. Hoy, la menor inició el nuevo año escolar en otra institución educativa y continua satisfactoriamente su proceso de recuperación.***Quizá usted, en el trato cotidiano con sus hijos, no haya detectado evidencias que le indiquen que ellos son víctimas de bullyng. Posiblemente nunca ha visto en ellos huellas de maltrato físico. Pero, ¿sabe si son víctimas de acoso a través de Internet? El 'Ciberbullying', como se le conoce a la intimidación escolar a través de las redes sociales, es más común de lo que parece, y está creciendo en forma alarmante en el mundo.Alertada por el incremento de esta problemática, la Personería Municipal de Cali decidió realizar un estudio exploratorio para evaluar la actual situación de convivencia escolar en la ciudad.El estudio fue realizado entre septiembre y octubre de 2012 y en él fueron encuestados 176 niños entre 10 y 14 años, y 99 jóvenes entre 14 y 18 años, de 42 instituciones educativas de la ciudad (56% públicas y 44 % privadas). El resultado fue preocupante: por lo menos el 62% de los estudiantes había sido víctima de agresiones verbales, el 26% había sufrido agresiones físicas y el 17% había sido objeto de amenazas. "Empezamos a presenciar que muchas de las situaciones que se estaban dando al interior de las instituciones educativas, especialmente de violencia escolar, estaban siendo síntomas claros del mal manejo de las relaciones y la convivencia. Situaciones que venían siendo constantes y a las cuales los colegios no le estaban prestando la atención debida", indicó Edwar Hernández, personero de la Oficina de Menor y Familia de Cali.Hernández señaló que de enero de 2013 a la fecha, la Personería Municipal ha reportado 15 casos de intimidación escolar en los que predomina el 'Ciberbullying'. Un fenómeno silencioso que a diferencia de cualquier otro tipo de acoso o violencia escolar no deja lesiones físicas, pero sí psicológicas. En el reporte entregado por la Personería se destaca, además, que las redes sociales fueron señaladas por el 17% de los estudiantes como un medio para hacer, decir cosas o atacar a sus pares.Por otra parte, el 33% de los estudiantes manifestaron conocer de compañeros que han sido víctimas de burlas, se les ha dañado su imagen y han sido víctimas de acoso a través de medios digitales.Un problema silenciosoPara Maria Clara Cueva, psicóloga y docente de la Universidad Javeriana de Cali, quien ha realizado diversas investigaciones con estudiantes de la ciudad, el 'Ciberbullying', al igual que cualquier forma de intimidación escolar, “puede definirse como una agresión intencional, repetida, que una persona o un grupo de personas hacen contra otra que no está en condición de defenderse”.El propósito, agrega la especialista, “es molestar, intimidar, causar daño, sobre todo deformar la imagen social que se tiene de una persona, todo esto a través de medios tecnológicos, tabletas, celulares o computadores”.Lo grave del asunto, sostiene la psicóloga Cueva, es que este tipo de acoso puede tener un mayor alcance. “Con otras clases de 'Bullying', por ejemplo el que se da presencialmente en el colegio, tu tienes tranquilidad durante el tiempo que permaneces fuera de las actividades escolares. Pero el 'Ciberbullying' tiene las características de la red, es algo que está 24 horas del día donde tú estés, en cualquier lugar y que alcanza a una gran cantidad de público”.Por esa razón, los efectos del 'Ciberbullying' pueden llegar a ser devastadores, y en algunos casos alcanzar extremos como el suicidio. "Un caso muy famoso fue el de una chica canadiense de nombre Amanda Todd, quien a través de las mismas redes sociales publicó un video en el que ella misma empieza a mostrar unas notas escritas a mano con todo su proceso de 'Bullying', el cual se prolongó a través de mucho tiempo y se usaron de manera importante las redes sociales para victimizarla", citó la especialista Cueva.En algunos casos, aunque los niños denuncian ante sus mayores lo que les pasa, muchos de estos no prestan atención. En otros casos, debido a la falta de atención, los menores agredidos prefieren guardar silencio hasta que la situación se vuelve incontrolable.Ese fue el caso de Katherin*, una estudiante de un colegio público de Cali, quien declaró haber sido víctima de acoso físico y virtual por parte de una compañera de su misma edad, 13 años, pero físicamente más grande que ella."En la redes sociales y en clase me echaba sátiras. Me amenazaba y me decía que si yo le contaba a mi mamá me iba a matar, cosas así. Tenía miedo, le dije al coordinador, él no me paró bolas, no hice nada hasta que ella me agredió", aseguró la menor.La situación se prolongó por al menos un mes, hasta que ocurrió un hecho que evidenció aún más la agresión. Al salir del colegio la compañera golpeó a Katherin tan fuerte que, según manifiesta ella misma, estuvo alejada una semana de las aulas de clase, fue incapacitada.Ante esta problemática, la madre de la pequeña imprimió todas las amenazas hechas por la otra menor a través de las redes sociales, las llevó a la Fiscalía e impuso una demanda. La madre de la otra estudiante, quien vivía en Italia, quiso llevársela del país, pero le fue imposible por el proceso jurídico llevado a cabo. La niña agresora fue expulsada de la institución y Katherin, quien cambió de colegio y asegura estar más tranquila, manifiesta no saber nada de su excompañera.¿Qué hacer?Debido a la alta incidencia de los medios digitales en los frecuentes casos de intimidación escolar, muchas instituciones educativas de Cali han optado por implementar mecanismos preventivos y pedagógicos para promover el uso adecuado de Internet.Es el caso del Colegio Alférez Real de Cali. Según indicó Mauricio Gómez González, comunicador de la institución privada, dentro del ámbito escolar se han abierto espacios para enseñarles a los niños y adolescentes el manejo de la web. “No se trata de decirles a ellos que todo es malo, sino ponerles en conocimiento de los peligros en los que pueden caer. La mayoría de las clases se dan dentro de un aula virtual, a través de proyectores y conectados al wifi del colegio, eso permite que la experiencia que ellos están viviendo del uso de la internet sea positiva”, señaló Gómez.Edwar Hernández, personero de la Oficina de Menor y Familia Municipal, también indicó que entre las instituciones que se han sumado a la iniciativa de prevención están el Colegio Bennett, con herramientas lúdicas y actividades artísticas para mejorar esta relación entre sus estudiantes y la Institución Educativa Técnico Industrial Comuna 17, la cual viene desarrollando actividades de sensibilización, especialmente de prevención e intervención. Pero los padres también deben jugar un papel proactivo para detectar si hay alguna manifestación de acoso virtual hacia sus hijos. La psicóloga María Clara Cueva sostiene que para que los menores reporten que están siendo víctimas se necesita de una comunicación clara con los adultos y que se genere confianza. “En términos generales los niños que son víctimas de cualquier forma de intimidación lo primero que hacen es encubrirlo o llevarlo en silencio, por eso es esencial la atención que le brinden tanto las instituciones educativas como los padres de familia a estos llamados", asegura la profesional. Cueva resaltó la importancia de la familia en la formación de los jóvenes en torno a estas nuevas tecnologías. “Los padres deben acompañar a los menores en el uso de estas tecnologías y estar muy pendientes de qué es lo que están haciendo con ellas, para qué fines las están usando y qué paginas visitan”, destacó. Lo que dice la LeyPor su parte, el Gobierno Nacional se vinculó a este proceso de prevención a través de la Ley 1620 de Convivencia Escolar, del 15 de Marzo de 2013, la cual busca “fomentar mecanismos de prevención, protección, detección temprana y denuncia de todas aquellas conductas que atentan contra la convivencia escolar, la ciudadanía y el ejercicio de los derechos humanos”. Por su parte, un funcionario del Departamento de Delitos Informáticos del CTI de la Fiscalía indicó que si bien el 'Ciberbullying' no es considerado un delito como tal, hay aspectos de este que pueden vincularse con el concepto, como el hecho de violar la información personal de otro sujeto. En este caso, la responsabilidad de este hecho recae en la institución educativa o en la familia del involucrado dependiendo del lugar donde se encuentre el menor al realizar la agresión.Los jóvenes hablanAunque cada vez hay más campañas contra el acoso, algunos jóvenes ven esta situación como un simple juego o un factor de diversión, y no dimensionan la gravedad de lo que puede suceder a partir de burlas o señalamientos en las redes sociales."Molesto porque nos divertimos, hasta cierto punto, hasta que no salga lastimado nadie", señaló un joven de bachillerato de un colegio privado de la ciudad. "Ponemos sobrenombres, nos 'jodemos' entre todos. Por apariencia física, por actitud", dijo el menor."Si es gordo, bajito, si tiene algún defecto en la cara, si la nariz es muy ancha o algo así, a veces la gente le dice apodos, lo discriminan. No es que sean malos los apodos, pero a veces si se pasan, hieren a las personas. Las personas piensan que no las dañan con los apodos y también se ríen en ese momento", declaró Paula*, otra compañera.***En vista de los alcances que tiene este fenómeno en las aulas de clase, la Personería Municipal, aunque aún no posee una ruta de atención como lo estipula la Ley 1620 en estos casos, dispone actualmente del Centro de Transparencia donde padres de familia pueden acercarse a exponer hechos de intimidación escolar. "Dependiendo de la situación que se esté presentando, si es una situación de amenaza es acompañado por la Personería a través de una denuncia en la Fiscalía, por si hay agresiones físicas", indica Edwar Hernández.El Centro de Transparencia funciona de lunes a viernes, de 8 a.m. a 5. p.m. También se pueden reportar los casos a través de la página web de la Personería Municipal.Recuerde que es importante reportar estos casos a tiempo. Aunque no lo aparente, el 'Ciberbullying' va más allá que un juego de niños y afecta a estudiantes tanto de colegios públicos como privados, sin discriminación de género.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad