El 5 de mayo será el regreso a Risaralda de las más de 50 familias Embera Katío

Abril 26, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co|Colprensa
El 5 de mayo será el regreso a Risaralda de las más de 50 familias Embera Katío

A pesar de que ya se acordaron las condiciones para que los 206 indígenas Embera Katío que habitan en El Calvario regresaran a su territorio, la Asesoría de Paz indicó que no se observa que la Unidad de Victimas y la Gobernación de Risaralda lleve a cabo los acuerdos con celeridad.

Según el Ministerio del Interior, dentro de los compromisos del Gobierno está garantizarles el acceso a la salud, saneamiento básico, vivienda y educación. Regreso en buses arrancará el 5 de mayo en horas de la noche.

Para el 5 de mayo se mantiene la fecha para que las más de 50 familias Embera Katio regresen a Pueblo Rico, Risaralda, tras permanecer cerca de dos años en viviendas del centro de Cali. 

Según el Ministerio del Interior, dentro de los compromisos del Gobierno está garantizarles el acceso a la salud, saneamiento básico, vivienda y educación. 

Lea también: "Avivatos se aprovechan de los Embera Katío": Asesor de Paz de Cali.

Asímismo, las alcaldías de Cali y Pueblo Rico están en empalme para mantener el apoyo institucional a esta población, ya que el pueblo Embera es uno de los más grandes del país, y también ha sido uno de los más afectados por el conflicto. 

“Agradecemos al Ministro del Interior por apoyar este regreso. Están dadas las condiciones del retorno y por fin los indígenas regresarán a su tierra”, dijo Nicolás Gutiérrez, alcalde de Pueblo Rico. 

Por su parte, el asesor de Paz de Cali, Felipe Montoya, dijo "que estamos planendo el 4 de mayo un evento de despedida en la ciudad para ellos, así nos lo han manifestado".

Explicó que el 5 de mayo en la mañana inicia la logística para el embalaje de los enseres y pertenencias de los cerca de 200 indígenas que permanecen en el centro de Cali. 

Hacia las 8:00 p.m., según dijo, se espera que arranque el traslado en buses hacia Pueblo Rico, Risaralda.

En una sola casa del centro de la ciudad, donde viven estas 50 familias, pueden acomodarse hasta 60 personas en trece habitaciones, cada una de tres metros por tres metros.

La mayoría de estas personas vive de la mendicidad y de trabajos informales. Así consiguen los $10.000 que deben pagar por pasar la noche en una de las habitaciones.

Aquí las comidas son comunitarias. Por eso no es de extrañar que en una casa se enciendan unos pedazos de madera en los pasillos para empezar a hacer un sancocho de gallina, que ellos mismos crían en el patio.

[[nid:402033;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2015/03/ep00933524.jpg;full;{Los indígenas Embera Katío continúan viviendo en la zona de El Calvario en Cali. El pasado martes se conoció el caso de una niña indígena de cuatro años había sido abusada sexualmente en este sitio. Autoridades están preocupadas por el riesgo que corren los 130 menores de edad que habitan en estos inquilinatos.Oswaldo Páez/ El País}]]

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad