Educación para niños con discapacidad sigue en el limbo

Septiembre 13, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País y Elpais.com.co

El concejal Milton Fabián Castrillón llamó la atención del alcalde de Cali Jorge Iván Ospina para que revoque la decisión adoptada y devuelva a la secretaría competente los recursos a fin que los niños puedan continuar con sus procesos de formación.

Los representantes de las catorce instituciones de educación especial de Cali, a las que se les dejaron de girar recursos por ampliación de cobertura para atender a niños en situación de discapacidad mental, elevarán este martes ante la Contraloría Municipal un derecho de petición para exigir que se les reanuden los contratos.Así lo informó Liliana García, directora de la Fundación Progresar y representante de las instituciones afectadas, al tiempo que manifestó que ya se cansaron de las promesas incumplidas de la Administración Municipal.Dijo que el año pasado solamente se firmó un contrato con la Secretaría de Educación Municipal por cuatro meses, cuando lo establecido son diez.Según las denuncias del concejal Milton Castrillón, se estarían dejando de recibir unos $1.200 millones para la atención de 800 menores de edad."De los 800 menores afectados, el 90% pertenecen a hogares donde la responsabilidad está a cargo de mujeres solteras, o corresponden a familias de recicladores", explicó el cabildante, quien instó a la Administración Municipal a buscar los recursos tal como lo ha hecho el alcalde Jorge Iván Ospina para darle prioridad a otros programas. “Dichos recursos no podrían tomarse de la Ley 715 y correspondería al Gobierno Local apropiarlos de su presupuesto”, precisó Castrillón.Al respecto, José Darwin Lennis, subsecretario de Educación Pedagógica de Cali, indicó que se está haciendo una revisión de los programas, a través de un proceso de inspección y vigilancia, y se descubrió que algunas instituciones no están cumpliendo con las condiciones exigidas, por lo que “no podremos renovar convenios con algunos de esos colegios”.Aseguró que la Secretaría de Educación no ha cancelado los contratos, pero explicó que habrá que hacer un examen de desarrollo de habilidades de cada uno de los beneficiarios para saber qué tipo de atención necesitan. “Muchos de ellos requieren terapias, más que profesores, porque no tienen avances en niveles educativos”, agregó Lenis.Liliana García respondió que “el Secretario está equivocado, porque esa población requiere un proceso interdisciplinario”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad