Duplicar las cifras de turistas al Valle es la apuesta de los empresarios de la región

Abril 28, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Luiyith Melo García | Reportero de El País
Duplicar las cifras de turistas al Valle es la apuesta de los empresarios de la región

Cristo Rey es uno de los destinos turísticos de Cali. Sin embargo, hace falta mejorar las condiciones de su entorno y generar programas musicales y recreativos a su alrededor para hacerlo más atractivo e incluirlo en planes culturales y de diversión que se venden en la ciudad.

La apuesta del Valle es recibir 360.000 turistas y mover US $250 millones en 2014. Se alistan proyectos.

El Valle del Cauca le está apostando sus cartas económicas al turismo. De los cuatro millones de turistas que el Gobierno Nacional se propone traer a Colombia el próximo año, el departamento aspira a tener una buena tajada. La meta a nivel nacional es duplicar el número de visitantes nacionales y extranjeros y convertir al turismo en el segundo renglón económico más importante del país, por encima incluso del carbón.Según cifras de Proexport el año pasado el turismo movió 2.429.075 personas en Colombia y Cali recepta el 7,4% de ese total, lo que quiere decir que en 2o12 al Valle lo visitaron 179.752 turistas. El estándar internacional de lo que gasta cada día un turista con todos los costos incluidos es de cien dólares. Si se promedia ese gasto a siete días (un ponderado razonable según expertos), daría un movimiento económico del orden de US$125 millones para el Valle el año pasado.Pero si se trata de duplicar las cifras como lo ha propuesto Proexport, entonces la meta sería atraer a Cali y el Valle 360.000 turistas en el 2014 y mover alrededor de US$250 millones.Los empresarios del turismo son conscientes de que para lograr esa meta tienen que hacer mucho más de lo que han hecho hasta hoy. Por eso idearon ‘Una apuesta productiva por el turismo del Valle’. Una estrategia impulsada por Cotelvalle, Acodrés, Anato y Asonod, los cuatro gremios que tienen que ver con el turismo y que representan hoteles, restaurantes, agencias de viaje y establecimientos de diversión. En total, la cadena del turismo en Cali lo conforman 850 empresas que generan diez mil empleos directos.Para ganar la apuesta, los empresarios han venido estructurando una hoja de ruta donde temas como el respaldo institucional al turismo por parte de los gobiernos de Cali y el Valle es lo que genera mayor preocupación.La razón, es que no hay una política local o regional de turismo, no hay inversión oficial en el sector ni existe un instituto o una entidad técnica especializada en turismo como la hay en Bogotá, Cartagena y otras ciudades del país.Pese a ello, Cali y el Valle del Cauca han sido visitados como destino turístico en los últimos siete años por cerca de medio millón de extranjeros, un promedio de 62.700 por año, según datos de Cotelvalle con base en cifras de inmigración del desaparecido DAS. En el 2008 se registró el pico más alto con 78.679 extranjeros, pero en los años posteriores esa movilidad se ha reducido en cerca del 25 %.La ocupación hotelera, según Cotelvalle, también ha venido bajando. Mientras en el 2005 fue de 53 % en el 2011 cayó al 43 % (ver gráfico), pese a que la oferta de camas y hoteles en la región ha crecido y llega a 200 hoteles. Hoy se construyen y promueven en Cali siete proyectos hoteleros adicionales de primera gama que ofrecerán 645 habitaciones más.La que ha venido en aumento es la oferta gastronómica que se ha diversificado. Hoy existen 400 restaurantes y zonas especializadas de comida como Granada, San Antonio y El Peñón, al tiempo que han venido consolidándose sitios como el Parque del Perro y Ciudad Jardín.A lo anterior se agregan 150 agencias de viajes que promueven el turismo receptivo en la región con paquetes que empiezan a ofrecer ‘Destino paraíso’, El Lago Calima, la Feria de Cali y otros lugares y eventos que están por potenciarse.Sin embargo, los niveles de informalidad en el sector turístico son alarmantes y en muchos subsectores pueden superar el 60 %, porque en algunos casos falta organización empresarial y en otros la vinculación de personal está ligada a las temporadas altas, la realización de eventos y una oferta turística que aún carece de agenda sólida y promoción.“Queremos ser más productivos y generar una expectativa en el turismo que vaya de la mano de los gremios y del sector público. Los gobiernos local y departamental no han dimensionado la importancia del desarrollo del sector turístico del Valle del Cauca, que permitirá generar empleo, bienestar y recreación para los vallecaucanos”, señaló Harold Lozada, presidente de la junta directiva de Anato (agencias de viajes) seccional Suroccidente.Claudia Ruiz, presidenta de la Junta Directiva de Acodrés Valle (gremio de restaurantes), indicó a su vez que “debe haber mayor conciencia de los empresarios por la asociatividad y a la representación que se generan desde el esquema gremial, que permite mayor visibilidad de un sector como el gastronómico que le apuesta a la formalización, a la capacitación y cuyas zonas gastronómicas hoy se han convertido en zonas turísticas”. Nubia Gaona, gerente de Cotelvalle, indicó que ya se han presentado tres proyectos ante el Fondo Nacional de Turismo, Fontur, el cual cuenta este año con $120.000 millones para cofinanciar iniciativas del sector.Los proyectosUno de los proyectos es ‘Cali fin de semana, más allá del cielo’, que es una campaña de promoción de todos los eventos que se realicen los fines de semana con el fin de atraer turismo a la región.Este proyecto, cuya inversión se estima en $2.500 millones, va dirigido a medios de comunicación y agencias mayoristas con el propósito de que mercadeen y vendan a Cali como ciudad región con toda su oferta turística asociada a Buenaventura, Buga y Calima.Lo que se quiere hacer es direccionar el turismo corporativo de congresos y reuniones que el viernes no tiene claro qué hacer y los ejecutivos se regresan. La idea es que estos turistas se queden la noche de viernes y aún el sábado explorando oportunidades culturales y de diversión como Delirio, tomando clases de salsa, disfrutando la gastronomía y una oferta de recorridos ecológicos y culturales que ofrece Pance, Los Farallones y otros lugares del Valle.Alejandro Vásquez indicó que también hay otros dos proyectos importantes. El segundo es el fortalecimiento de las zonas gastronómicas con sabores del Pacífico y de nuestra herencia cultural, para lo cual se deben mejorar las condiciones de espacios ya focalizados como Granada, El Peñón, Ciudad Jardín e, incluso, la galería Alameda donde hay una oferta gastronómica popular muy apreciada y solicitada por visitantes.Y el tercer proyecto es ‘Baila Cali, a la salsa’. Aprovechando eventos como el Festival Mundial de Salsa que está en la agenda de la ciudad, se invitará a nacionales y extranjeros a que vengan a conocer nuestros ritmos musicales con la experiencia incluida del baile, al lado de espacios académicos y talleres.Con todo lo anterior, los empresarios quieren que el turismo regional levante vuelo y que Cali vuelva a subir a los primeros tres lugares entre los destinos preferidos en el país. Porque hoy está en el sexto lugar.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad