Dos casos diarios de maltrato animal recibe la Policía Ambiental en Cali

Septiembre 14, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Lorena Arana | Especial para El País
Dos casos diarios de maltrato animal recibe la Policía Ambiental en Cali

En la mayoría de los casos de maltrato los afectados son perros y gatos. Muchos de ellos (el 30%), según la Fundación Paz Animal, son violados.

En los primeros ocho meses del año fueron 479 las denuncias de maltrato animal en Cali. Fundaciones reciben animales violados.

Solo en los ocho primeros meses del año la Policía Ambiental recibió 479 denuncias por maltrato animal. Esto significa que en promedio han sido reportados a esta autoridad dos casos diarios de agresiones o malos tratos. La mayoría de los episodios, que corresponden a Cali, Jamundí, Candelaria, Yumbo y corregimientos aledaños, han tenido como afectados a perros y gatos. En 40 de las denuncias los afectados han sido caballos, casi siempre los que aún halan las carretillas, según señaló el intendente Eliécer Zorrilla, del Grupo de Protección Ambiental y Ecológico de la Policía Metropolitana de Cali.Los meses en que más casos se presentaron fueron abril, mayo y junio, con 79, 73 y 77 denuncias, respectivamente. La preocupación por los reiterados casos de maltrato animal volvió a tomar fuerza en Cali recientemente, luego de conocerse el episodio de la muerte de un caballo el pasado domingo 8 de septiembre en la Carrera 50, entre Autopista Sur Oriental y Calle 9, frente al centro comercial Palmetto Plaza, al sur de la ciudad. El caballo carretillero fue víctima de un accidente de tránsito y su cadáver pasó cerca de ocho horas sobre la vía pública, sin ser recogido.A las denuncias ante la Policía Ambiental se suman las que reciben las fundaciones de protección animal de la ciudad y otros tantos casos que nunca son reportados. Liliana Ossa, presidenta de la fundación Paz Animal, asegura que incluso animales víctimas de abuso sexual son abandonados en las puertas de esta institución, tanto de su sede en el barrio San Antonio, como del albergue con el que cuenta en el kilómetro 27 de la antigua Vía al Mar.Según esta líder, el 30 % de casos que llegan a su fundación corresponde a este tipo de agresión (sexual), siendo los más afectados perros, gatos, marranos y gallinas, a algunos de los cuales se les han tenido que intervenir sus órganos sexuales en cirugías para recuperar la salud. “Recibimos cerca de 20 animales semanalmente, en su mayoría gatos. En ocasiones dejan cachorros sin madre, lo cual trae gravísimas consecuencias en su desarrollo”, agrega tras indicar que en estos casos se debe encontrar madres lactantes sustitutas.Liliana Ossa considera que existen otras formas de maltrato aparte del físico, como el abandono. “La Policía no reacciona, no se cumple una política de seguridad para animales. Los funcionarios públicos desconocen la ley. Estamos en una ciudad de pobres corazones”, dice. La vocera añade que en repetidas ocasiones ha llamado a la Policía Ambiental y que esta no ha acudido en auxilio de un chivo maltratado en el patio trasero de una casa ubicada el barrio Seguros Patria, cerca de El Limonar. En Colombia rige la Ley 84 de 1989, la cual adopta el Estatuto Nacional de Protección de los Animales y define las faltas o delitos contra estos, así como los castigos para sus agresores. Esta ley aborda deberes con los animales y temáticas como la crueldad contra estos, su sacrificio, transporte, uso en experimentos científicos, caza y pesca e incluye penalidades a base de multas y de hasta un año en prisión. Terry Hurtado, vocero de la Federación Comités de Liberación Animal, asegura que “el gobierno tiene la obligación de responder ante esto” y critica que aún no se hayan sustituido los vehículos de tracción animal. Wilmer Caicedo, director del Centro de Zoonosis, dice que mensualmente reciben 20 quejas de ciudadanos sobre maltrato a caninos, felinos y equinos, en su mayoría refiriéndose a las carretillas que se ven en las calles, ya sea porque los conductores de estas las cargan con mucho peso o maltratan a los caballos. “El maltrato implica tenencia irresponsable. Los animales necesitan salud alimentación, recreación y aseo. Estas denuncias deben ser atendidas por la Secretaría de Gobierno y la Policía Ambiental”, afirma.Caicedo agrega que el Centro se encarga de la parte educativa y sanitaria, brindando charlas sobre tenencia responsable de animales a la comunidad, vacunando gratis a gatos y perros contra la rabia y a caballos contra la Encefalitis Equina Venezolana y brindándoles servicio médico veterinario. Asegura que el Centro exige que los vehículos de tracción animal hayan sido registrados con anterioridad en su base de datos y que periódicamente sus dueños lleven al caballo que los transporta a una revisión física y de salud, la cual asegura que siempre sale bien. “Es como la revisión técnico mecánica de un carro”, dice.Sustitución de carretillasDesde el 1 de enero de 2012 en Colombia rige la norma de Sustitución de Vehículos de Tracción Animal, que ordena la desaparición de las carretillas a cambio de nuevas opciones que permitan a sus dueños seguir movilizándose y trabajar.Zoonosis encabeza el programa de adopción de caballos de la Secretaría de Salud Pública, mediante el cual se entregará a ciudadanos los animales que cambien los conductores de vehículos de tracción por un furgón pequeño con capacidad para una tonelada de carga. “Hasta ahora hemos recibido 123 formularios de aspirantes para la adopción”, dice Wilmer Caicedo, director de esta entidad. También asegura que quienes reciban a estos caballos deberán contar con predios rurales espacialmente adecuados para la supervivencia de los animales. La Secretaría de Salud y organizaciones de protección animal se cerciorarán de esto y después volverán a verificar que las condiciones se sigan cumpliendo.El vocero de los agentes de tránsito, Wilmer Tabares, asegura que el proceso de sustitución de estos vehículos está en curso. El primer grupo incluirá el reemplazo de las carretas por 229 vehículos motorizados para transporte de materiales.Maltrato a animales silvestresEl Dagma considera maltrato animal la tenencia ilegal de especies silvestres como primates, loros, tortugas, perezosos, iguanas y otros, así como su agresión.Esta tenencia ilegal les trae a los animales silvestres consecuencias como trastornos por cambios ambientales en la luminosidad y el ruido. En los primeros ocho meses del año, el Dagma y la Policía Ambiental llevaron al Centro de Atención de Fauna Silvestre, CAF, de la Fundación Zoológica de Cali, 223 animales silvestres maltratados.En agosto ingresaron seis aves rapaces, tres zarigüeyas o ‘chuchas’, ocho búhos y pájaros ‘bienparados’, tres serpientes no venenosas y dos ardillas.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad